Los ministros de Sánchez presionan a Ábalos para que dimita: "Yo sé lo que haría"

La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado.
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado.
GUSTAVO VALIENTE / EP
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado.

El tsunami provocado por el caso Koldo ha golpeado con fuerza desde que el pasado martes se detuviera al asesor del exministro José Luis Ábalos por presuntas mordidas en la compra de mascarillas durante la pandemia. Ya desde el comienzo de este viernes, varias ministras del Gobierno han dejado ver que el muro de contención del Partido Socialista no aguantará el oleaje para proteger a Ábalos, invitando al diputado a dejar su escaño en el Congreso. 

Desde un encuentro informativo celebrado este viernes en Cádiz, se le ha preguntado a la vicepresidenta del Gobierno y vicesecretaria del PSOE, María Jesús Montero, sobre la posibilidad de que el exministro de Transportes abandone su escaño en el Congreso de los Diputados. En primer lugar, la vicepresidenta ha insistido en que "parece que no hay ningún tipo de reproche penal al señor Ábalos", pero acto seguido ha señalado: "Le corresponde a él tomar cualquier decisión en este sentido. Yo sé lo que yo haría".

Hasta en tres ocasiones ha repetido esta última frase la vicepresidenta del Gobierno antes de que el moderador del encuentro se decidiera a insistir: "¿Usted dejaría el escaño?". "Usted sabe lo que yo haría", ha zanjado Montero, abriendo ya la puerta a la salida de Ábalos del Parlamento. 

Durante una entrevista en RNE, también este viernes por la mañana, la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha pronunciado en términos parecidos. Ha expresado que no le corresponde a ella decidir si Ábalos debería abandonar su escaño en la Cámara Baja. "Cada uno tiene que saber lo que tiene que hacer", ha lanzado la ministra, que más adelante ha defendido que "no puede haber ningún tipo de tolerancia y quien tenga responsabilidades tendrá que pagar lo que corresponda desde el punto de vista del Código Penal". 

Robles ha reiterado que le parece "una vergüenza" la información que ha salido a la luz sobre la presunta trama de corrupción a través de la cual Koldo García, el "hombre para todo" de Ábalos, logró adjudicar a una empresa la compra de mascarillas por parte del Ministerio de Transportes, el de Interior y los gobiernos de Baleares y Canarias a cambio de comisiones. "Es algo que produce bochorno, que produce vergüenza, esperamos todos en el Gobierno que se llegue hasta el final en el esclarecimiento", ha asegurado la ministra de Defensa. 

"Borchorno" o "rechazo total" son expresiones que ya se escuchan en Ferraz y Moncloa desde que salió a la luz la detención de Koldo García. "Que caiga quien tenga que caer", apuntó el jueves el ministro de Justicia, Félix Bolaños, desde la Comisión Constitucional del Congreso.

El propio Ábalos se declaró "estupefacto" según salieron a la luz las primeras informaciones sobre la detención de su exasesor y otros 14 presuntos implicados en la trama. El que fuera ministro de Transportes aseguró que no conocía la trama de compra de mascarillas y dijo sentirse "muy decepcionado" por el supuesto cobro de comisiones de Koldo García, pese a que no acababa de creerse que fuera posible. 

Sin embargo, las declaraciones de Montero y Robles apuntan ya directamente que el PSOE dejará caer al exministro de Transportes para tratar de conseguir que el fuego no alcance al partido ni al Gobierno. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento