Díaz apoya a Compromís para mantener la Alcaldía de Valencia 24 horas después de pedir votar a Podemos en las autonómicas

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la vicepresidenta Yolanda Díaz.
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la vicepresidenta Yolanda Díaz.
EUROPA PRESS

La vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, hace equilibrismos hasta el mismo final de su campaña electoral. Este jueves, la dirigente compartió un paseo con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, por la zona de El Saler y la Albufera de la capital valenciana para interesarse por el conflicto por la ampliación del puerto. Y allí, Díaz pidió "alto y claro" que Ribó siga siendo primer regidor de Valencia tras el próximo domingo, menos de un día después de que pidiera concentrar el voto progresista en el candidato de Unidas Podemos, Héctor Illueca, en las elecciones autonómicas que también tendrán lugar el domingo.

Esta diferente preferencia de la vicepresidenta para los comicios locales y autonómicos es un ejemplo más del funambulismo que ha hecho Díaz durante las dos últimas semanas para no enfadar a ninguno de sus potenciales socios para las elecciones generales. De hecho, el plato fuerte de este jueves fue el encuentro de la líder de Sumar con Ribó, de Compromís, pero en el paseo por Valencia también estuvo presente la candidata de Unidas Podemos a la Alcaldía de la ciudad, Pilar Lima, que tuvo que presenciar en directo cómo Díaz apoyaba a su rival del próximo domingo.

En concreto, Díaz pidió "alto y claro" el apoyo para que Ribó siga siendo alcalde argumentando que "la alternativa la conocemos". "Tenemos que continuar con las transformaciones del gobierno de la Alcaldía de Ribó con el apoyo de todas las formaciones progresistas", insistió Díaz. Y, conocedora de la contradicción que supone apoyar a Compromís apenas un día después de hacer lo propio con Unidas Podemos, la vicepresidenta aseguró que estaba, como ya hiciera el miércoles en Alicante, "para defender exactamente esto: derrotemos al PP nada y más y nada menos que en Valencia".

En realidad, la decisión de Díaz de apoyar a Ribó no es tan contradictoria como pueda parecer, al menos a tenor de las encuestas, que consideran extremadamente improbable que Unidas Podemos llegue al 5% necesario para entrar al Ayuntamiento de Valencia. De ahí que la vicepresidenta pida concentrar el voto en Compromís en las elecciones locales mientras, por el contrario, haya pedido el apoyo para los morados en las autonómicas, puesto que los sondeos sí reflejan que en esos comicios existen opciones de que los morados superen esa barrera del 5% y también que, si no lo hicieran, sería muy complicado mantener el Gobierno progresista en la Comunitat Valenciana.

No obstante, las declaraciones de Díaz no han sentado nada bien en Unidas Podemos, que pocos minutos después de que la vicepresidenta hablase reivindicó que el morado es el único "voto útil" el domingo. "Si no entramos en el Ayuntamiento, seguramente la derecha vuelva", señaló en este sentido Lara Máñez, número dos de la candidatura que encabeza Lima. La formación aseguró además que "Yolanda Díaz ha manifestado que quiere que Ribó siga siendo alcalde con el apoyo del resto de fuerzas progresistas" y "ello implica el voto y la entrada de Unides Podem en el Ayuntamiento de Valencia como condición de posibilidad para que eso sea así".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento