El permiso parental de ocho semanas de la nueva ley de familias será retribuido y tendrá que estar en vigor antes de agosto de 2024

Una madre acompaña a sus hijos a la entrada del colegio.
Una madre acompaña a sus hijos a la entrada del colegio.
Europa Press
Una madre acompaña a sus hijos a la entrada del colegio.

El permiso paternal de ocho semanas que recoge la nueva ley de familias del Gobierno será retribuido. Según ha anunciado este martes el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, esta nueva medida, junto a las demás contempladas en la norma que salió del Consejo de Ministros el pasado martes, tendrán que estar en vigor antes de agosto de 2024 para cumplir con la legislación europea. 

La ley impulsada por el Ministerio de Derechos Sociales reconoce tres nuevos permisos, uno de los cuales va destinado a los padres y madres trabajadores para que puedan disfrutar —de forma continua o discontinua— de una baja de ocho semanas para cuidar de su hijo hasta que este cumpla los ocho años. Y tal y como ha afirmado el secretario de Estado de Empleo, este nuevo derecho debe ser remunerado para cumplir con la directiva europea de 2019, según venían advirtiendo el Consejo de Estado y varios sindicatos.

"El permiso parental de ocho semanas, como saben, es una obligación que deriva de la norma europea, de la directiva de la Unión Europea y es una obligación que naturalmente tiene que ser retribuida. Ese permiso parental tiene que ser retribuido, tal y como dispone esta norma", ha subrayado Pérez Rey en una rueda de prensa.

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ya avanzó durante una entrevista para 20minutos que este es un debate que se abrirá durante el trámite parlamentario que afronta ahora la ley, en el que "seguramente haya que ampliar y profundizar" sobre este permiso. "Transponer a nuestra legislación la directiva europea en su integridad requiere que una parte de este permiso sea remunerado", señaló entonces, al ser preguntado por la reticencia de ministerios socialistas a hacer este permiso remunerado. 

Mientras tanto, añadió, el Gobierno está "trabajando" para "garantizar que la transposición de la directiva europea se hace de forma completa". Fuentes del departamento que dirige Ione Belarra confirman que la modificación se hará mediante una enmienda ahora que la ley ha llegado al Congreso de los Diputados para ser debatida con el resto de grupos parlamentarios. 

Más allá del de ocho semanas, la ley reconoce otros dos permisos. Uno, de cinco días al año retribuidos, se podrá utilizar en caso de que un familiar de hasta segundo grado o un conviviente haya sufrido un accidente, padezca una enfermedad grave, haya sido hospitalizado o sometido a una intervención quirúrgica. 

Y un tercer permiso "por causa de fuerza mayor", que se repartirá por horas y podrá ser de hasta cuatro días al año por motivos urgentes e imprevisibles. Este último servirá para cuando, por ejemplo, una madre tenga que abandonar su puesto de trabajo para ir a buscar a su hijo enfermo al colegio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento