Sánchez insiste en presionar a la CEOE para firmar el pacto de rentas pero dejando fuera a pensionistas y funcionarios

Pedro Sánchez, nuevo secretario general de la Internacional Socialista.
Pedro Sánchez, nuevo secretario general de la Internacional Socialista.
PSOE

El Gobierno retoma la presión a la patronal para que alcance con los sindicatos un pacto de rentas que durante meses ha sido una quimera, pese a las varias reuniones que el Ejecutivo ha mantenido con los agentes sociales. El presidente Pedro Sánchez ha instado a la CEOE a sentarse "ya" a negociar un acuerdo salarial con las organizaciones de trabajadores para "dar seguridad" a los asalariados españoles. Dicho pacto de rentas implicaría una contención en el crecimiento de los salarios y de los beneficios empresariales, aunque no afectaría a la situación de los funcionarios y los pensionistas, que verán aumentado su poder adquisitivo conforme a la inflación.

"Pido a la CEOE, a la patronal, que se siente con los agentes sindicales para lograr ya un acuerdo salarial que dé seguridad a los trabajadores", ha lanzado en el discurso con el que ha cerrado el 25 congreso de la Internacional Socialista, que le ha coronado como el primer español en alcanzar la secretaría general de la formación, que agrupa a 132 partidos socialdemócratas, laboristas y socialistas de los cinco continentes.

El presidente ha lanzado este mensaje en un contexto en el que ha fijado como uno de los grandes retos de su mandato al frente de la Internacional la consecución de "una voz protagonista en la apuesta por el trabajo digno", que fue "el embrión" de la entente de izquierdas. Además de presumir de los datos que está dejando tras de sí la reforma laboral aprobada por la coalición el pasado mes de febrero, Sánchez ha insistido en su mensaje hacia la patronal, a quien desde el Gobierno llevan meses presionando, con más o menos vehemencia y sin ningún resultado: las conversaciones llevan estancadas en ese punto desde mayo, cuando los agentes sociales propusieron un acuerdo a tres años para subir los sueldos el 3,5% en 2022, el 2,5% para 2023 y el 2% para 2024.

Una subida similar es la que sí verán en su nómina los funcionarios, cuya situación queda fuera del pacto de rentas, al igual que la de los pensionistas. El Ministerio de Hacienda acordó con los sindicatos -salvo con CSIF- que los sueldos de los empleados públicos suban hasta un 9,5% entre 2022 y 2024, un pacto que incluye un alza adicional retroactiva desde enero del 1,5%; un 2,5% para 2023; y un 2% 2024; con la posibilidad de otro 1,5% adicional si la inflación sigue en niveles altos. Tampoco perderán poder adquisitivo los pensionistas, a los que el Ejecutivo actualizará la cuantía aproximadamente un 8,5%, lo que se prevé que marque la inflación a final de año, tal y como está estipulado en la ley.

Las palabras de Sánchez llegan días después de que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, señalara que esperaba poder "reactivar" las negociaciones para alcanzar dicho pacto de rentas una vez que la CEOE ha celebrado sus elecciones internas, en las que se ha vuelto a imponer el presidente Antonio Garamendi. "Yo creo que la voluntad de todos los agentes sociales está ahí y a ver si se alinean todos los incentivos y podemos terminar de acordar ese tema, que sería muy importante para nuestro país", señaló en una entrevista con Antena 3.

Los pilares de Sánchez al frente de la Internacional

La interpelación de Sánchez a la patronal ha llegado en el discurso que este domingo ha lanzado en su coronación como líder de la Internacional Socialista, un mandato en el que el "trabajo digno" será uno de los pilares del presidente, pero no el único. En su alocución, también se ha comprometido a trabajar "por una transición ecológica justa", que termine con la "tremenda injusticia" que supone que "los países más afectados por la emergencia climática sufran por la acción de las economías más desarrolladas", y por "una economía justa". Aquí Sánchez ha abierto la puerta a revisar la deuda pública de los países cuya economía está sufriendo por la "emergencia climática y la guerra en Ucrania". 

Otro de los pilares que ha marcado el jefe del Ejecutivo español ha sido la lucha contra el machismo. Como ya hiciera el pasado 25 de noviembre, Día Internacional contra las violencias machistas, este domingo Sánchez ha querido interpelar directamente a los hombres, a los que ha recordado que “la causa también es suya” y ha pedido “empezar a derribar” sus privilegios.

"El socialismo que viene"

Hoy era un día grande para los socialistas. Lo demuestra la gran presencia del PSOE en el acto, pues han acudido hasta 14 ministros y casi todos los barones salvo Ximo Puig, Emiliano García Page, Javier Lambán, Francina Armengol y Ángel Víctor Torres, presidentes de la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Baleares y Canarias. Todos los intervinientes han coincidido en que era una jornada "trascendente". Así la ha definido José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno, que se ha congratulado porque "no hay una nueva Internacional Socialista, sino que es la Internacional Socialista de nuevo".

El ex jefe del Ejecutivo ha pedido a Sánchez que la organización "sea en el siglo XXI la organización política internacional más importante, como lo fue en el siglo XX". Para ello, ha continuado Zapatero, deberá comandar las reivindicaciones sociales, empezando por el feminismo y terminando con la apertura del debate sobre los límites a la riqueza, pasando por hacer "vinculantes" los Objetivos de Desarrollo Sostenible. "Más internacional y más socialista que nunca frente a las fuerzas reaccionarias", ha dicho, para las que el presidente también ha tenido varios mensajes. "Internacionalismo contra trincheras y fronteras", ha concluido Sánchez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento