Podemos acude a la justicia para aclarar si Marivent está cedido a Juan Carlos I o a Felipe VI y reclama que se convierta en un museo

La familia real, en el Palacio de Marivent.
La familia real, en el Palacio de Marivent en una imagen de archivo.
EFE

Unidas Podemos insiste en recuperar el Palacio de Marivent, donde veranea la familia real, para uso público. Y, para ello, varios diputados morados en el Congreso y el grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Parlament balear solicitaron este viernes a los tribunales dos sentencias relativas al inmueble, que datan del año 1986, para esclarecer si el usufructo de Marivent -la titularidad del palacio es pública- sigue siendo de Juan Carlos I o ha pasado a manos de Felipe VI. El objetivo es aclarar el régimen de uso del edificio y poder reclamar con más argumentos legales que el palacio se convierta en un museo y centro de creación artística.

El pasado abril, Unidas Podemos ya trató de obtener esta información pidiéndosela directamente al rey Felipe VI, al que se dirigió a través de una carta "como máximo responsable de una institución, la Casa Real, que a día de hoy disfruta en exclusiva del palacio y de casi la totalidad de los jardines de Marivent". "Le solicitamos la devolución del palacio a la ciudadanía de las Islas Baleares para que se transforme en el museo que estaba previsto en el contrato de donación", planteaba en esa misiva la formación morada, firmada por los mismos parlamentarios que ahora han acudido a la justicia.

"La Casa Real, semanas más tarde, se limitó a dar acuse de recibo de la misiva inicial, sin dar respuesta a la carta de los diputados", critica Unidas Podemos, que por boca de su líder en Baleares, Antonia Jover, denuncia que "primero el franquismo y la monarquía heredera de él y después el PP se han dedicado a apropiarse del patrimonio público, el que es de todas y todos los ciudadanos". 

En esa carta enviada a Felipe VI, los diputados repasaron la historia de Marivent y recordaron que la viuda del primer dueño del recinto, Ioannes Saridakis, donó en 1966 el edificio a la Diputación Provincial de Baleares con la condición "de que fuera un museo abierto", dejando para la excepcionalidad que "pudiera ser utilizado para jefes de Estado extranjeros". Además, puso por escrito que, en caso de que la residencia no se utilizase para tal fin durante un período superior a seis meses, la familia de Saridakis podría reclamar su titularidad.

Pese a esta condición, en 1973 el dictador Francisco Franco definió Marivent como la "residencia veraniega" del ahora rey emérito Juan Carlos I, un uso que se mantiene hasta hoy y que podría ser cambiado "solo con la renuncia expresa de la Casa Real". Trece años más tarde, una sentencia judicial obligó a devolver los bienes incluidos dentro del palacio a la familia que era dueña del inmueble, aunque Patrimonio Nacional "dotó de nuevo de obras de arte al palacio" y, en 1993, el Govern de las Islas Baleares cedió una parcela anexa para que la Familia Real ampliara las dependencias.

Precisamente esa sentencia de 1986 es la que reclama ahora Unidas Podemos para determinar a cuál de los dos reyes está cedido el usufructo del Palacio de Marivent, ya que, "pese a que estas sentencias son públicas", el partido "no ha logrado acceder a los dos primeros fallos judiciales, el de Primera Instancia y de la Audiencia Territorial", denuncian los morados. "Tras intentar obtener las sentencias mediante los habituales buscadores de jurisprudencia y no encontrarlas publicadas, fueron solicitadas a través del Congreso de los Diputados, igualmente sin éxito, y por tanto los diputados de Unidas Podemos se ven obligados ahora a pedirlas formalmente ante los tribunales de Palma", explica la formación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento