Animales salvajes convertidos en mascotas: España es un país clave en la red internacional del tráfico de animales

La Guardia Civil detiene e investiga a 59 personas por tráfico de especies
Imagen de archivo de una intervención del SEPRONA. 
GUARDIA CIVIL

El tráfico de especies, que incluye animales y plantas, es uno de los negocios ilícitos más dañinos y rentables del mundo, moviendo entre 10.000 y 20.000 millones de euros cada año, una cifra equiparable a la que mueve el tráfico de armas y drogas, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Este delito incluye tanto el comercio ilícito de animales exóticos vivos como la caza ilegal de especies como rinocerontes, tigres y gorilas, entre otras, para obtener partes de sus cuerpos y utilizarlas en moda, objetos de arte, decoración o medicinas. Se trata de un crimen de dimensiones internacionales que también afecta a España.

De hecho, nuestro país tiene un papel muy relevante como importador y exportador de flora y fauna silvestre a Europa y el resto del mundo, ya que es "la puerta de entrada" por su proximidad con otros continentes donde se encuentran los países de origen de las especies robadas, tal y como lo evidencia el informe de WWF 'El negocio de la extinción' sobre el tráfico de especies en España. "A través de los grandes puertos como Algeciras, Valencia y Canarias, llegan a nuestro país miles de animales y plantas víctimas del tráfico de especies", añaden.

¿Alguna vez habéis visto una nutria disfrazada, un suricato mirando por una ventana o un zorro durmiendo en una cama? Este tipo de vídeos y fotografías que pululan y se viralizan en redes sociales lo que en realidad muestras son animales salvajes víctimas del mascotismo y del tráfico ilegal de animales.

A pesar de las advertencias de los expertos sobre las graves consecuencias que este negocio trae tanto para el animal como para el medio ambiente, el mercado de especies ha crecido considerablemente en los últimos años

"Se ha convertido en una de las actividades más lucrativas. En términos de delincuencia organizada constituye junto al tráfico de seres humanos, el narcotráfico y el tráfico de armas, una de las amenazas más importantes a nivel global", afirman desde el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de España (SEPRONA).

La misma fuente asegura que la fuerte demanda en algunos mercados ha hecho que "muchas especies se encuentren a día de hoy en una situación crítica" que ha llevado a las autoridades de todo el mundo a adoptar medidas "para luchar contra esta pérdida de biodiversidad".

Internet y las redes sociales, un mercado imparable

A pesar de las medidas globales para combatir el tráfico ilegal de especies, en 2020, a raíz de la pandemia, se produjo un aumento del número de anuncios en internet y de este mercado. Esto va unido a la tendencia cada vez más difundida por de las redes sociales de tener animales exóticos no domesticados como animales de compañía.

Hay más de 200 millones de mascotas en Europa, muchas de ellas especies exóticas que no son aptas para vivir en cautividad

A día de hoy "hay más de 200 millones de animales de compañía en Europa, incluyendo mamíferos, aves, reptiles, peces y anfibios. Sin embargo, muchas especies, especialmente de animales exóticos, no son aptas para vivir en cautividad", denuncian desde la Colación para el Listado Positivo. 

"La falta de normativas que controlen y limiten el comercio y tenencia de estos animales, unida al desconocimiento sobre su cuidado, ha desembocado, en muchos casos, en graves problemas para el bienestar de los animales, la biodiversidad y la conservación de las especies", añaden.

El ambientólogo especializado en biodiversidad terrestres y conservación en islas, Adrián Flores, explica en este sentido que "la principal repercusión de este mercado es el impacto en las poblaciones de estas especies".

Flores compartía hace unos meses un tuit en el que denunciaba la aparición de lagartos tizones (Gallotia galloti), una especie protegida, en una web de compra-venta del extranjero. "Para los animales capturados su venta puede suponer su muerte, ya que muchos pueden no aguantar el viaje hasta su destino, mientras que los que ya se crían en cautividad depende de las condiciones en las que se encuentren", añade.

En cuanto a los riesgos que supone la presencia de de ciertas especies en otros países "hablamos principalmente del riesgo de que se puedan convertir en una especie invasora". "Por otro lado, si alguno de estos animales ya criados fuera, se venden a personas de las islas y se produce algún tipo de escape, podría traer consigo enfermedades o patógenos a los que los individuos insulares no están acostumbrados", defiende.

"En el caso de Canarias, hay muy poco control en las fronteras, por lo que es necesario establecer controles más exhaustivos para que estas cosas no pasen. Tanto por este motivo, como por la llegada de posibles especies invasoras, ya que hay que recordar que las islas son un territorio con una biodiversidad única y muy frágil", detalla.

Especies de animales salvajes más traficadas en España

El último informe de WWF recoge datos de 2004 a 2014, en el que informa de los especímenes en relación con los cuales se ha incoado un expediente por supuesta infracción administrativa de contrabando, poniendo en evidencia la relación entre el tráfico y el comercio legal.

"Por especies, el mayor número de incautaciones (casi la mitad) realizadas en los diez años analizados corresponde a reptiles, de los que un 60 por ciento son pieles y un 40 por ciento son especímenes vivos", data el informe. "De acuerdo a estadísticas internacionales sobre incautaciones, España es el principal país de destino de pieles del mundo (31 por ciento), por delante de Singapur (16 por ciento).

Respecto a las incautaciones de animales vivos, la mayor parte corresponde a tortugas terrestres, fundamentalmente tortuga mora (18 por ciento del total), cuyo destino es "la tenencia o venta como mascotas". "A esto se une una larga lista de especies de reptiles como camaleones e iguanas y otras especies raras y escasas provenientes de México en su camino a las ferias centroeuropeas de mascotas y terrarios.

El segundo grupo más importante en cuanto a número de incautaciones corresponde a los peces. "Los datos analizados son especialmente altos, dada la gran incautación de caballitos de mar en 2005", expresan en el informe. "Estos datos ya incluyen también a la anguila, una de las especies que genera mayor preocupación en la actualidad, pues cuando son crías son muy demandadas en china para engordarlas en los arrozales".

El tercer grupo de especies animales incautado corresponde a los mamíferos. "La mayor parte de estas incautaciones (52 por ciento) son partes, como colmillos y derivados de elefantes", afirman desde WWF. "Los primates son el segundo grupo de especies más traficadas dentro de los mamíferos".

España es un gran productor y exportador de aves de presa para cetrería, que tiene como principal destino los países de Oriente

"Una buena parte corresponde a una especie: el mono de Gibraltar. Se trata de un goteo continuo que se detecta de forma permanente, ligado al tránsito de ciudadanos a países del norte de África y que puede tener que ver con el uso y venta de esta especie como mascota", consideran los investigadores en el informe.

Por último, hay que citar el tráfico ilegal de aves, entre las que destacan "las psitaciformes (loros y afines), tanto ejemplares vivos como huevos de psitácidas valiosas". "Las rapaces componen el segundo grupo de aves con mayor tráfico. España es un gran productor y exportador de aves de presa para cetrería, que tiene como principal destino los países de Oriente Medio", concluye en el informe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento