La inflación se modera en agosto hasta el 10,4%, pero la mayoría de los precios siguen subiendo

Tasa de inflación interanual cada mes desde 2018.
Tasa de inflación interanual cada mes desde 2018.
Henar de Pedro
Tasa de inflación interanual cada mes desde 2018.

La crisis de precios que los españoles sufren desde ya casi un año ha dado una pequeña tregua este agosto. Tras tres meses consecutivos en los que la inflación no ha dejado de escalar, este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha anunciado que el Índice de precios de consumo (IPC) ha caído al 10,4% interanual. Una tasa cuatro décimas inferior a la registrada en julio, que hasta ahora marca el máximo registrado en los últimos 38 años.

Sin embargo, pese a la caída en el índice general del IPC, la mayoría de los precios han seguido subiendo este mes de agosto. El núcleo subyacente de la inflación, que se calcula descontando la energía y los alimentos no elaborados, se ha disparado tres décimas hasta alcanzar el 6,4% una cifra nunca vista en los últimos 29 años. Los bienes y servicios que componen la inflación subyacente supone el 79% de la cesta de consumo de un español promedio. 

La razón fundamental para este pequeño alivio en el índice general, detalla el INE, es la bajada en el precio de los combustibles, que refleja el retroceso en los precios del petróleo en agosto en comparación con el mes previo. El barril de Brent cotiza ya un 29% por debajo del máximo registrado tras la guerra, aunque su precio se mantiene todavía un 23% por encima de la media anterior a la invasión. Este movimiento se ha reflejado en las estaciones de servicio, donde el precio medio de la gasolina y el diésel retrocedía un 8% a finales de agosto en comparación con los últimos días de julio.

Sin embargo, dar la crisis energética por terminada parece prematuro. La desinflación que ha producido los combustibles la han compensado parcialmente los aumentos en los precios de la electricidad, los alimentos, los restaurantes y los paquetes turísticos. Y las noticias que llegan desde los mercados del gas y la electricidad no son nada buenas.

Los precios del gas en los mercados europeos han seguido subiendo sin parar hasta alcanzar máximos históricos en los últimos días. Esto se ha traducido en un nuevo repunte en los precios de la electricidad, que ha llevado a un incremento de más del 8% en el precio de la luz mayorista en comparación con julio. El tope a los precios del gas que España y Portugal aplican desde junio ha contribuido a frenar el ascenso de la luz un 16%, según los precios registrados en el mercado.

Además, el anuncio de que Alemania ha logrado alcanzar su objetivo de almacenamiento para el invierno antes de lo previsto produjo una importante bajada en los precios del gas el lunes. De igual manera, la intención de la Comisión Europea de limitar el precio del gas para la generación de electricidad en todos los países podría proporcionar un alivio adicional a la factura de la luz de los europeos los próximos meses.

¿Hacia la desinflación?

A la vista de los últimos acontecimientos, algunos expertos vaticinan que la inflación general podría haber tocado techo ya, al menos, en España. La bajada en los precios de las materias primas internacionales -a excepción del gas, que en España está topado- deberían irse trasladando progresivamente al IPC general. Además, los conocidos como efectos de base contribuirán a frenar aún más el índice en los próximos meses. Conviene recordar que el IPC interanual se mide comparando los precios de un mes con su equivalente del año anterior. Y si los precios del año previo fueron altos -como lo fueron los de la segunda mitad de 2021- lo normal es que se vayan moderando las subidas en el año de referencia.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, cree que lo peor ya ha pasado. En una entrevista concedida a La Hora de la Uno, de la que se ha hecho eco Europa Press, ha asegurado que el recorte de la inflación hasta el 10,4% en agosto refleja que este indicador "ha empezado a moderarse" y ha vaticinado que seguirá "en esa senda de descensos" en los próximos meses. "Los hechos son los hechos. Nuestro país crece por encima del resto de los países de nuestro entorno, la inflación se está moderando y ojalá esa tendencia se mantenga", ha expresado, por su parte, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez. 

Sin embargo, aunque hay indicios de que la desinflación podría estar cerca, todo apunta a que será un proceso lento y gradual en el que los precios seguirán en niveles elevados todavía durante un tiempo. Además, la incertidumbre sobre lo que pueda pasar con el suministro del gas este otoño-invierno podría dar un vuelco a la situación. Si Rusia decide cortar por completo el suministro -una hipótesis que cada vez parece menos descabellada- añadirá todavía más presión a los precios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento