Un año desde la entrada de los talibanes: "Afganistán es única y exclusivamente la tumba de los afganos"

Un control talibán en Afganistán.
Un control talibán en Afganistán.
EFE/EPA/STR
El 15 de agosto de 2021, Afganistán retrasó sus relojes 20 años. (Fuente: Amnistía/White House/ Télam/ Twitter)
Europa Press

El pasado 15 de agosto, mientras el resto del mundo se encontraba de vacaciones, la vida de los afganos no estaba precisamente para descansar. El país iniciaba un viaje en el tiempo hasta los años 90. La retirada estadounidense y la entrada de los talibán en Afganistán supuso un cambio drástico para el día a día de sus casi 40 millones de habitantes. A pesar de ser conocida como la tumba de imperios, este país lleva cuatro décadas en guerra y no ha conseguido establecer un Gobierno independiente que garantice la seguridad de sus ciudadanos. Algunos de los que hoy son refugiados sienten que el país no tiene futuro y lo llaman directamente "la tumba de los afganos".

La retirada de EE UU hace un año desencadenó el pánico de los afganos. Fue tal el miedo que muchos jóvenes se aventuraron a correr detrás de aviones comerciales y otros huyeron hacia las fronteras con Pakistán o Irán. No obstante, la mayoría quedaron atrapados en el país.

La marcha del Ejército estadounidense estuvo incentivada por una guerra de desgaste que a la larga no podían ganar. El movimiento talibán no desapareció en los 20 años de presencia internacional; seguía liderando zonas rurales, perpetrando atentados o regresando poco a poco a las principales ciudades. Como afirmó en su día un líder talibán: "Vosotros tenéis relojes, nosotros tenemos tiempo. Vosotros un día u otro os marcharéis, nosotros no nos moveremos de aquí". Tal como ha ocurrido.

Grupos talibán celebran su primer año en el Gobierno en Kandahar.
Grupos talibán celebran su primer año en el Gobierno en Kandahar.
EFE

¿Cómo ha cambiado la vida de los afganos?

De un día para otro muchos fueron los afganos que se replantearon su vida e intentaron huir. Aaqila y Abdullah –nombres ficticios para proteger la identidad de los entrevistados– fueron dos de los más de dos millones de refugiados afganos que dejaron su hogar para buscar un futuro mejor. Ambos reconocen que la entrada talibán al país fue el único motivo por el que decidieron partir.

"Ese día es inolvidable para toda nuestra gente", lamenta Aaqila que, junto a su marido, esperó tres meses para obtener la visa y dejar Afganistán. Asimismo, Abdullah reconoce que hubiera preferido quedarse ya que la vida como inmigrante "es tan dura como vivir bajo el gobierno de los talibanes". En cambio, en su decisión pesó ante todo el futuro y la educación de sus hijos.

Saboreamos unos años contados de felicidad en Afganistán y ahora volvemos al mismo maldito camino

Abdullah reconoce a 20minutos que su país vuelve a estar como en los años 90 cuando muchos ciudadanos huían y se convertían en refugiados e inmigrantes. "Saboreamos unos años contados de felicidad en Afganistán y ahora volvemos al mismo maldito camino", señala apenado.

Las mujeres, en el punto de mira

Las mujeres han sido uno de los grupos más perjudicados con la toma del país, junto a los niños y minorías como la hazara. A pesar de las promesas iniciales de los talibán, las leyes impuestas han dado lugar a una "pérdida dramática de derechos de las mujeres y de las niñas", tal y como explica Olatz Cacho, portavoz de Amnistía Internacional, a 20minutos.

Además, Cacho hace hincapié en la vuelta del delito de corrupción moral como una forma de detener a mujeres y niñas. Esta llamativa infracción se basa en la detención de mujeres que aparecen en público sin un marah —acompañante masculino—. De ser así, "se enfrentan a torturas, malos tratos y también unas condiciones en las cárceles muy precarias, inhumanas", explica la portavoz.

La restricción de libertades engloba desde la circulación de las mujeres o la vestimenta hasta la educación de las niñas. Las menores tan solo pueden cursar hasta el sexto año, ya que las clases no se retomaron el pasado 23 de marzo —como estaba previsto— debido a "un problema técnico" relacionado con sus uniformes. Además, desde Amnistía Internacional confirman que, en solo un año, se ha sufrido un aumento de las tasas de matrimonio infantil y precoz. Cacho señala que este incremento está relacionado con acciones políticas como la crisis económica y humanitaria que se sufre en el país y que obliga a los padres a vender a sus hijas a líderes talibán.

Gráfico de 7 decretos del régimen talibán.
Gráfico de 7 decretos del régimen talibán.
Mariángeles Herrera

Eliminación de libertades y repercusión

Los cambios en Afganistán a lo largo de este año se basan en por la coacción de libertades de todos los habitantes. La portavoz de Amnistía advierte de que la respuesta de los talibán ha sido violenta desde el principio. "Cuando llegaron, hubo manifestaciones pacíficas, pero ellos respondieron con armas de fuego, gases lacrimógenos, golpes y azotes con látigos", informa Cacho. Asimismo, desde la organización han detectado que la libertad de expresión y reunión, en la práctica, no existe.

El pasado 8 de septiembre, tres semanas después de la salida de la comunidad internacional, el Gobierno talibán dictó una ley por la cual todas las manifestaciones y concentraciones estarían prohibidas hasta que codificarán una nueva ley, explica Cacho. Esta ley permanece activa hoy.

El viaje al pasado que realizó Afganistán no solo ha limitado la vida diaria de los ciudadanos. José Mas, responsable de la Unidad de Emergencias de Médicos Sin Fronteras, advierte de que, al haberse sucedido algunos meses de escasez de ayuda humanitaria, se ha registrado un aumento de pacientes graves en los hospitales; esto ha dado lugar a que muchas clínicas se desborden, ya que no tienen capacidad suficiente. Así, Mas recuerda que la combinación de varios factores como una "economía rota, mucha incertidumbre con lo que va a pasar o con las regulaciones que se van a implantar" afecta a la salud de la población.

Además, el responsable de la Unidad de Emergencias afirma que han visto casos de malnutrición en niños relacionados con otras patologías como neumonía, sarampión o tuberculosis. "Es una situación muy compleja y evidentemente las acciones humanitarias no van a poder dar respuesta a esta situación. Lo humanitario muchas veces se siente como una gota", lamenta al ver que muchas de estas situaciones podrían evitarse.

Supervivencia de los afganos

Tras el ascenso al poder de los talibán, el bloqueo internacional al país asiático fue inminente. Desde el pasado 15 de agosto de 2021, el país ha sufrido un corte de la financiación humanitaria, desastres naturales y, como el resto del globo, la covid, agravada por enfermedades estacionales. Sumado a toda esta problemática, el bloqueo de fondos por parte de la comunidad internacional que, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hace que el país se enfrente a un "enorme desastre humanitario".

La repercusión de la congelación de fondos en el extranjero —9.000 millones de dólares, de los cuales 7.000 se encuentran en EE UU— es tan alta en la vida de los afganos que Washington ha decidido negociar con los talibán para rebajar el bloqueo. El pasado 27 de julio, una delegación del Gobierno estadounidense se reunió con representantes de los talibán en Uzbekistán para la liberación de 3.500 millones de dólares en fondos afganos conservados en la Reserva Federal estadounidense. En cambio, tras el asesinato de Ayman Al-Zawahiri, líder de Al-Qaeda, las negociaciones han quedado en barbecho.

El veto económico repercute directamente en la vida del afgano de a pie, ya que eran los donantes internacionales los que soportaban hasta el 70% de los gastos estatales. Tal y como asegura Najm Burhani a 20minutos, fixer en Afganistán, la vida empeora día tras día por culpa del aumento de precios, la ausencia de ayuda internacional y el desempleo de los jóvenes. "Como resultado, la pobreza está extendiendo sus alas", alega.

Además, el aumento de precios para los productos básicos dificulta la economía de los afganos y los aboca a la pobreza. "Afganistán es un país dependiente de la importación, con el nuevo régimen se cerraron todos los puertos de entrada y se le niega el reconocimiento internacional; lo que está mermando el sistema bancario, que está totalmente paralizado", señala Najm.

Afganistán es un país dependiente de la importación, con el nuevo régimen se cerraron todos los puertos de entrada y se le niega el reconocimiento internacional

¿Tiene futuro Afganistán?

A medio plazo el país no parece experimentar una evolución debido a la pobreza, el bloque internacional y el régimen de coacción de los talibán. A pesar de ello, los afganos continúan teniendo esperanza en que un día su país sea libre y esté en paz.

Toda nuestra gente quiere libertad y paz, estamos cansados de la guerra y la miseria

Esa esperanza sigue presente en Aaquila, que se muestra a favor de alzar la voz contra la opresión y la injusticia que sufre su pueblo, en sus propias palabras, "la única forma de cambiar la situación". "Toda nuestra gente quiere libertad y paz, estamos cansados de la guerra y la miseria", reitera Aaquila.

Así, Abdullah tiene un pensamiento más contundente, puesto que cree que la intervención de la comunidad internacional en los años 90 fracasó. "Los afganos ya pagamos el precio de las fallas de la comunidad internacional y creo que cualquier intento de cambiar el régimen actual empeorará la situación. La única forma de cambiar es quitándolos por la fuerza, lo que tendrá sus consecuencias", alega el afgano.

Son ya cuarenta años de inestabilidad política, de conflicto avivado por la intervención extranjera y en los que la población afgana no ha podido vivir en paz. Afganistán ha sido uno de los grandes territorios disputados a lo largo de la historia tanto por el ejército británico, soviético o estadounidense por ser una ruta de paso y una zona geoestratégica. A pesar de ello, la conquista de esta zona árida en el centro de Asia nunca se ha logrado, su afán de independencia internacional tampoco se ha conseguido y, así, continúa siendo uno de los países con mayor tasa de pobreza, analfabetismo y emigración.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento