Una de cada diez personas que se dio de alta en la Seguridad Social en 2020 tenía discapacidad pero menos del 8% fue por contrato laboral

  • La mayor parte de las 3 millones de altas con discapacidad fueron por percibir una pensión contributiva, según el INE
  • Las personas con discapacidad empiezan a trabajar a los 20,8 años de media, uno antes que el resto
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.
UNSPLASH

Nuevos datos de la encuesta de 'La Vida Laboral de las Personas con Discapacidad', pero misma conclusión que siempre: el mercado de trabajo no abre plenamente sus puertas a este colectivo. De las más de 3.1 millones de personas con discapacidad que se afiliaron a la Seguridad Social en 2020, sólo 249.100 (7,8%) estuvieron de alta laboral al menos un día, ya que la mayoría (77,7%) se inscribieron para percibir una pensión contributiva.

La baja participación de este colectivo en el mundo laboral se infiere de los cálculos de afiliación del INE durante el periodo marcado por la pandemia del Covid-19, donde del total de personas de 16 o más años (31.330.300) que en 2020 tuvieron alguna relación con la Seguridad Social, hasta 3.196.500 tenía algún tipo de discapacidad. O lo que es lo mismo, el 10,2% de los afiliados.

No obstante, las personas con discapacidad que estuvieron en alta en algún momento del año, ya fuera como situación exclusiva o alternándola con otra, fueron únicamente 624.900, lo que representó un 19,5% del total de los ciudadanos en esa situación. Un porcentaje muy bajo si se compara con el porcentaje del 74,7% de la población sin discapacidad. 55 puntos más.

Estadísticas altas laborales personas con y sin discapacidad.
INE
06/7/2022
Estadísticas altas laborales personas con y sin discapacidad.INE06/7/2022
Celia Pereira

Las estadísticas refrendan las conclusiones de un reciente informe del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que constató que solo el 1,59% de los contratos en 2021 se suscribieron con personas con discapacidad, pese a que este colectivo supone el 6,3% de la población en edad de trabajar. En cualquier caso, este tipo de contratos experimentó un incremento del 23,9% con respecto al ejercicio anterior.

El mismo documento notifica que las actividades que registran un mayor número de contratos a personas con discapacidad son servicios a edificios y actividades de jardinería; actividades administrativas de oficina; otras actividades auxiliares a las empresas, y actividades de servicios sociales sin alojamiento, absorbiendo casi el 17% del total.

Por tipo de contratación, en 2021, el 11,53% del total de los contratos a personas con discapacidad se rubricó por tiempo indefinido y el 88,47%, de forma temporal. Una de las características de las personas con discapacidad era tener una tasa de estabilidad más alta que el resto de la población, si bien la nueva reforma laboral está llamada a igualara estrechar las diferencias con el resto de población. 

Las personas con discapacidad empiezan antes a trabajar

Por otro lado, la encuesta del INE revela que la edad de la primera alta laboral de las personas con discapacidad fue de 20,8 años, 1,1 menos que las personas sin discapacidad.

Entre las personas en esta situación dadas de alta laboral, casi seis de cada diez fueron hombres y el 67% tenía más de 45 años, y solo un 3,1% eran extranjeros.

Los datos certifican que la participación laboral está muy determinada por el tipo e intensidad de la discapacidad, de tal forma que un 57,7% tenían un grado menor y un 2,6% un grado superior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento