La OTAN aprueba en Madrid su nuevo concepto estratégico: "Rusia ha destrozado la paz en Europa"

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.
EFE/Kiko Huesca

Jens Stoltenberg ya considera un éxito la cumbre de Madrid. El secretario general de la OTAN anunció la aprobación por parte de los líderes del nuevo concepto estratégico en el peor momento de Europa "desde la Segunda Guerra Mundial". Rusia lo ha cambiado todo: "Ha destrozado la paz Europa", sostuvo Stoltenberg, que defendió seguir apoyando a Ucrania con material militar y apoyo económico "tanto tiempo como sea posible". Así, también se aprobó un paquete de diferentes respaldos para Kiev. "Esto muestra nuestro apoyo a una Ucrania fuerte e independiente".

"Vamos a reforzar nuestra presencia en el Este y vamos a transformar nuestras tropas, con unidades preasignadas y con nuevas capacidades". Esta es la primera vez que la OTAN aprueba un plan desde este tipo desde los tiempos de la Guerra Fría, tal como ha anunciado el propio Stoltenberg. Asimismo, los aliados se han comprometido a cumplir con el objetivo de destinar el 2% del PIB en Defensa.

Ese aumento de la inversión viene dado porque "ahora estamos en un mundo más peligroso y competitivo", por lo que la Alianza Atlántica celebra los compromisos de los líderes en términos de gasto en materia defensiva. Así, el concepto estratégico va acompañado de un despliegue histórico de tropas, con unidades preasignadas, es decir, preparadas para actuar en caso de emergencia en determinados territorios. De esto quienes más se van a beneficiar son Lituania, con tropas listas en Alemania, y Letonia, que contará con efectivos en Canadá.

El mensaje es claro: "Afrontamos un cambio radical en nuestra seguridad". En este sentido, Stoltenberg resaltó que casi todo el peso del documento lo soporta la amenaza rusa, pero también una mención muy clara a China como rival estratégico: la OTAN de hecho alerta del acercamiento que se ha venido dando en los últimos tiempos entre Moscú y Pekín.

Otra parte del documento está centrada en la protección del flanco sur de la Alianza y de un mayor despliegue en el Este, con especial relevancia de los países Bálticos. Se reitera en varias ocasiones la necesidad de preservar la "soberanía y la unidad territorial" de cada parte de la OTAN, aunque sin menciones directas a Ceuta y Melilla, que se quedan fuera del paraguas atlántico.

290622-strategic-concept.pdf

También celebró el mandatario noruego la luz verde para que Finlandia y Suecia sean, a corto plazo, miembros de la OTAN, una vez que se ha levantado el veto de Turquía. "Las puertas de la OTAN siguen abiertas", recordó Stoltenberg. Sí ha negado que de momento sigan en una especie de tierra de nadie. "Estamos dispuestos a defender a todos nuestros aliados", expresó el secretario general, "incluidos Finlandia y Suecia". Sobre el asunto de la entrada, Stoltenberg recordó que necesita la aprobación de los 30 parlamentos nacionales.

"Tenemos que estar preparados para una guerra larga", sostuvo sobre el conflicto en Ucrania, porque Kiev "está luchando por valores que son muy importantes para la OTAN". Eso sí, no cierra la puerta a que se vaya a una mesa de negociación en la que, después de todo, "Ucrania tiene que estar preparada para defender sus intereses".

"Vamos a fortalecer las medidas de disuasión y de defensa de todos los aliados y a aumentar la resiliencia ante la coacción rusa", continúa el texto, en el que los miembros de la OTAN han recalcado que "a la luz de las políticas hostiles de Rusia y sus acciones, no podemos considerarlo nuestro socio". La conclusión, en todo caso, es que el futuro no está escrito: "Cualquier cambio en nuestra relación depende de Rusia y de su comportamiento agresivo contra el Derecho Internacional", sentenció.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento