"Una sociedad plural sin trincheras", el colectivo LGTBI sin etiquetas de Pérez Toledo

Homenaje de Roberto Pérez Toledo en la sede de DAMA
Participantes del homenaje a Roberto Pérez Toledo organizado por DAMA.
DAMA

"Quería representar una sociedad plural. Hablaba de todo tipo de diversidad, hablaba de la vida con normalidad y sin trincheras", comentaba Borja Terán, periodista y amigo del director y guionista Roberto Pérez Toledo, tras la proyección de sus cortos en el homenaje organizado por DAMA, la entidad de Derechos de Autor de Medios Audiovisuales, en su sede.

Sus cortometrajes repletos de empatía contaban historias reales, mostraba personajes vulnerables y sin miedo a expresar sus sentimientos. Discursos cargados de vida que han hecho grandes aportaciones al colectivo LGTBI. "No es un discurso heroico, hacía que sus personajes fueran como fueran hablaran de todos y conseguía que todo el mundo se sintiera identificado", señalaba Terán.

El colectivo se encuentra representado en todas sus producciones, pero con un especial matiz: sus personajes no se enfrentan al resto de la sociedad como si fueran diferentes, aparecen integrados, sin necesidad de ser etiquetados o aislados. "Las etiquetas son importantes pero peligrosas. Huía de ellas", comentaba Terán. Visibilizaba sin necesidad de marcar una diferencia con el resto de la sociedad o dentro del mismo colectivo.

Esa "normalidad" ha conseguido que muchos espectadores desde el sofá de sus casas, desde la butaca del cine o la silla de un festival se sientan identificados y reconocidos. "Nunca dejaba de contar historias. Una de las cosas que más le gustaba era subir sus cortos a YouTube y recibir mensajes de personas que se habían sentido identificadas o que simplemente les había emocionado el mensaje", comentaba Edgar Corcoles, actor y pareja del director.

Un claro ejemplo lo encontramos en uno de sus cortometrajes publicados en la plataforma, Siempre que lo cuento, una historia de un hombre con VIH que cuenta a una persona importante para él su condición. Un gran apoyo para luchar contra el estigma que gira en torno al término. 

Tuvo una gran acogida, más de 700 usuarios se animaron a escribir sus historias personales y agradecieron al autor la sensibilidad al contar una historia que sufren muchas personas en silencio. "En 6 minutos me has hecho emocionarme, llorar y pensar. Simplemente maravilloso", comentaba en el corto Miguel González, un usuario de la plataforma. 

Roberto Pérez Toledo fue pionero en aprovechar todas las pantallas a su disposición para contar historias. Ya fuera en el cine, en YouTube, en Facebook, en las redes sociales, en formato corto o largo. 

También en el teatro, donde ha escrito y dirigido este año en el Centro Dramático Nacional Manual básico de lengua de signos para romper corazones.

Un observador "desprejuiciado", que creaba referentes para la sociedad sin necesidad de clasificarlos o apartarlos en guetos. Su último corto, Antes de la Erupción, tan solo dura diez minutos, pero contiene un mensaje poderoso que consigue calar en el espectador. Habla de la amistad, de la madurez y de dar valor a la identidad de cada uno. La identidad de género conduce toda la historia, escenas sin diálogos que dejan un momento de reflexión, una obra llena de simbolismo como el propio volcán intentando dar señales antes de erupcionar. 

El corto ha recorrido numerosos festivales y le han otorgado premios como el Premio al Mejor Cortometraje Internacional LGTBI en el Festival de Cine de Alicante y preseleccionado por la Academia de Cine española para optar al Goya al Mejor Corto de Ficción de 2021.

Roberto Pérez Toledo habla de amor en todas sus obras, rompiendo barreras de género y yendo más allá de cualquier discapacidad. Ha reflejado diferentes maneras de expresar amor en sus producciones y así lo muestra en Sí a todo, un cortometraje que rompe barreras y muestra que el amor es más fuerte que cualquier prejuicio. Cuenta la historia de amor entre dos jóvenes, uno de ellos con una discapacidad auditiva. Este corto lucha contra los prejuicios que existen frente a la discapacidad y cómo derribar las barreras e inseguridades que crea la sociedad. Producciones como estas manifiestan la necesidad de contar estas historias y de que haya representación en las pantallas.

"Hacía obras para la gente", señalaba Laura de la Isla, actriz. A su lado, Edgar Corcoles añadía: "No tenía miedo al fracaso, se liberaba del qué dirán. Cuando tienes la necesidad de contar no hay que para". Sus obras muestran la necesidad que tenía por contar historias del día a día, visibilizar a las minorías y luchar contra las desigualdades. 

Sus amigos y compañeros coinciden, sus obras perdurarán durante años: "Como decía Gloria Fuertes: "No quiero que mis poemas queden en carpetas", Roberto se sentía igual, pero con sus producciones". 

Roberto Pérez Toledo ha dejado un legado de cuantiosas obras que han conseguido romper las barreras para lograr una sociedad más representativa, creando un espacio donde todos se sientan identificados en igualdad y sin condescendencia. 

Este homenaje pertenece a una iniciativa organizada por DAMA, un ciclo de Diversidad LGTBIQ+ en las pantallas, que pretende dar visibilidad a las obras que representan las diversas identidades de género y orientaciones sexuales. En las diferentes actividades, profesionales de la industria analizarán y comentará cuál es la situación del colectivo en relación al audiovisual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento