Unidas Podemos eleva la presión a Ribera y Montero para desbloquear el abono de transporte público a 10 euros

Las vicepresidentas Díaz y Ribera, este miércoles en el Congreso.
Las vicepresidentas Díaz y Ribera, en el Congreso.
EFE
Las vicepresidentas Díaz y Ribera, este miércoles en el Congreso.

El plan de choque de medidas económicas para hacer frente a la crisis provocada por la guerra, aprobado por el Gobierno hace unos meses, decae el próximo 30 de junio, en apenas dos semanas. En el Ejecutivo hay pleno acuerdo en la necesidad de prorrogarlo, y PSOE y Unidas Podemos incluso coinciden en la necesidad de estudiar nuevas medidas, como la puesta en marcha de una tarifa plana de abono transportes para toda España a un precio de 10 euros. Pero esa ayuda, propuesta por los morados hace semanas, no termina de concretarse y Unidas Podemos está tratando de elevar la presión sobre los Ministerios de Hacienda y Transición Ecológica para cerrar ya el alcance y el diseño de la medida.

La primera en defender este lunes la necesidad de poner en marcha ese abono transporte a 10 euros fue la vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, Yolanda Díaz, que la semana pasada ya había avalado la propuesta planteada por el partido morado. "Es incomprensible que en una ciudad como Madrid, los trenes de Cercanías o el metro no estén bonificados y, sin embargo, se nos esté bonificando la gasolina o el diésel", argumentó Díaz, que aseguró estar ya "negociando" con el PSOE la puesta en marcha de esta tarifa plana para el transporte colectivo.

En concreto, los morados proponen la creación de un fondo de 560 millones de euros con cargo a los Presupuestos y adscrito al Ministerio de Transportes que sería repartido a las comunidades y ciudades autónomas "para financiar una reducción en todas las "modalidades de abono de transporte público urbano e interurbano hasta los 10 euros mensuales hasta el 31 de diciembre de 2022". La idea es que esa medida sirva para fomentar el uso del transporte colectivo y desincentivar la utilización del vehículo privado, con el consiguiente ahorro energético y para los bolsillos de las familias.

Pese al anuncio de Díaz de que la negociación con el PSOE ya ha comenzado, fuentes de Unidas Podemos rebajan las palabras de su líder y se limitan a señalar que, aunque Hacienda y Transición Ecológica tienen desde hace días la propuesta encima de la mesa, aún se encuentran estudiándola. Y, a poco más de dos semanas de que el actual decreto caduque y deba ponerse en marcha su prórroga, incluyendo las nuevas medidas, los morados comienzan a tener prisa y se quejan de que los ministerios del PSOE no hayan respondido de manera concreta a la documentación que les ha hecho llegar el de Derechos Sociales. 

"Se han mostrado partidarios de estudiar la propuesta", pero nada más, aseguran estas fuentes, que sostienen que la puesta en marcha de esta medida tiene una cierta complejidad técnica, por lo cual habría que acelerar la negociación. La propuesta está inspirada en el abono mensual puesto en marcha en Alemania de manera extraordinaria, que permite usar de modo ilimitado autobuses, metros y trenes regionales por 9 euros al mes, pero el funcionamiento del sistema de transporte público en España varía mucho en cada comunidad autónoma y también son diferentes las tarifas y abonos que existen en cada red, con lo que la implantación de un billete mensual fijo tendría que tener en cuenta todas esas realidades.

Un solo abono, muchas realidades

Cercanías, por ejemplo, es un servicio que presta Renfe y que circula por vías titularidad de Adif, ambas empresas estatales vinculadas al Ministerio de Transportes, aunque en Cataluña cuestiones como las tarifas o los horarios de Rodalíes (como se conoce allí al servicio de Cercanías) son gestionadas por la Generalitat. Pero comunidades y consistorios también tienen sus propios servicios de transporte: en Madrid, por ejemplo, el metro es gestionado por el Gobierno regional, mientras la red de autobuses urbanos depende de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), cuyo titular es el Ayuntamiento.

En esa comunidad, los actuales abonos mensuales de transporte sirven para utilizar los tres servicios: metro, tren interurbano y autobuses. Pero eso no ocurre así en todos los territorios. En el País Vasco, por ejemplo, no hay un abono de transporte unificado, aunque se está culminando el proceso de interoperatividad para utilizar las tarjetas de cada provincia indistintamente en la mayoría de los transportes de todo Euskadi. 

Aragón, por su parte, solo cuenta con abono mensual para viajes ilimitados en Zaragoza y solo para los autobuses urbanos. Y en Extremadura, de la misma forma, no existe un abono regional para varios medios de transporte y cada ciudad cuenta con bonos mensuales para sus respectivos servicios de autobuses urbanos.

Redactor '20minutos'

Redactor de Nacional. Me hice mayor en Infolibre y llegué a 20minutos a finales de 2019. Sigo a Sumar y a Podemos y me paso la vida en el Congreso, donde también me encargo de la crónica parlamentaria. Cosecha de 1993.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento