Moreno se desmarca del debate sobre la inmigración de Vox: "No son inquietudes reales"

Juanma Moreno, en un acto de partido el domingo en Jerez.
Juanma Moreno, en un acto de partido el domingo en Jerez.
EP

La inmigración está llamada a ser uno de los asuntos estrella en la campaña de Vox. Su postura ante esta cuestión ha definido buena parte del argumentario de la formación de Santiago Abascal desde sus orígenes y ha salido a relucir en numerosas ocasiones en su actividad tanto en el Congreso como en los parlamentos autonómicos en los que tiene representación.

Con presencia del propio Abascal, Vox celebró en Almería la primera jornada de su encuentro "Mitos y realidades sobre la inmigración en España", en el que pretende "analizar el desafío que supone el problema de la inmigración en España, así como plantear posibles soluciones". Allí, el líder de Vox lamentó que en dos años "han entrado en Almería 12.000 ilegales, el 35% de los delitos son cometidos por inmigrantes y el 18% de los almerienses viven en riesgo de exclusión, más del doble que en Andalucía".

Sin embargo, pese a que esta formación considera que existe una "alarma social" debido a la inmigración, el PP no está dispuesto a que Vox lleve el debate a su terreno y ponga la inmigración en el centro. El presidente de la Junta de Andalucía y candidato del PP no cree que la inmigración sea una preocupación ni un debate prioritario para los andaluces. Para Juanma Moreno, la campaña electoral que arranca el día 3 y que ya viene fraguándose con actos de partidos, debería discurrir "con naturalidad, sencillez y sin entrar en asuntos que no sean inquietudes reales de los ciudadanos".

La inmigración no estaría entre ellos según el último Barómetro Andaluz, publicado el pasado mes de marzo: solo un 0,5% de los andaluces lo considera "el principal problema que existe actualmente en Andalucía". Ocupa el puesto número 22, muy lejos del paro (53%), los precios elevados (7,5%) o, más abajo, la Guerra de Ucrania (0,8%) y la sequía (0,6%).

En opinión del presidente andaluz, "la inmigración tiene que ser regular y ordenada", pero "gran parte de la producción agrícola y ganadera" de Huelva y Almería, especialmente, se lleva a cabo "gracias a que hay inmigrantes capaces de recoger esos frutos y, por tanto, contribuir a la riqueza, el progreso y el bienestar". Para Moreno, "cada partido tiene su propio argumentario" pero el del PP no pasaría por incidir en un debate que no "inquieta" a los andaluces.

En cambio, para Vox es precisamente esta actitud del Gobierno andaluz la que lo convierte en "cómplice" de las mafias que viven de los flujos migratorios. La candidata de Vox, Macarena Olona, manifestó en Almería que, "por un puñado de votos, las mujeres y las personas homosexuales asumimos el mayor riesgo de estas políticas irresponsables". Olona se sitúa como "dique de contención" frente a la inmigración si accede al palacio de San Telmo. "A nadie se le oculta que el multiculturalismo no sale bien ya que destruye naciones por dentro y aniquila la identidad nacional", concluyó. 

Cs pide claridad: o ellos o Vox

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y candidato de Cs, Juan Marín, reclamó "claridad" a Moreno sobre un posible pacto tras las elecciones entre PP y Vox para alcanzar la mayoría parlamentaria: "Si el PP quiere formar gobierno con Vox que lo digan, que le hablen claro a los andaluces".

Marín insiste en que "el único gobierno que interesa a Andalucía es PP y Cs" y admite que el propio Moreno es consciente de que necesitará formar un gobierno de coalición: "Tendrá que decir con quién quiere hacerlo". En caso de optar por Vox, añade Marín, "el PP se tendrá que pronunciar sobre eliminar competencias y ceder competencias al gobierno, sobre si se va eliminar la RTVA, que está en el Estatuto de Autonomía; si se va eliminar la Consejería de Igualdad y de Políticas Sociales, tendrá que decir si la Ley de Economía Circular también la va a tumbar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento