Juan Carlos I volverá a España este sábado y se verá con Felipe VI en Zarzuela

El rey Felipe VI junto a Don Juan Carlos, en una imagen de archivo.
El rey Felipe VI junto a Don Juan Carlos, en una imagen de archivo.
GTRES
La vuelta del rey emérito a España ya tiene fecha: será este próximo sábado 21 de mayo cuando Don Juan Carlos I volverá a España, concretamente a Sanxenxo, en Galicia, según la información avanzada en el programa 'Más de uno' de Onda Cero.
Europa Press

El retorno a España del rey emérito ya tiene fecha. Juan Carlos I regresará de Abu Dabi el próximo fin de semana, 21 de 22 de mayo, con destino a la localidad gallega de Sanxenxo, localidad muy del gusto del ex jefe del Estado y a la que solía acudir con frecuencia antes de marcharse del país hace casi dos años. La noticia fue dada a conocer este lunes por los periodistas Fernando Ónega y Carlos Herrera, que coinciden en que durante su estancia, el emérito acudirá a Zarzuela para verse con Felipe VI, pero las versiones discrepan acerca de si después se quedará más tiempo o regresará enseguida a Abu Dabi.

La fecha se conoció horas después de que la Casa Real hiciera pública una conversación telefónica del rey Felipe VI con su padre, con motivo de la visita a Abu Dabi del primero para los funerales del jeque de Emiratos Árabes Unidos, Jalifa Bin Zayed al Nahyan. En esa conversación, ambos acordaron verse próximamente en el Palacio de la Zarzuela, aunque no se desveló la fecha exacta.

Mucho se ha especulado en estos casi dos años sobre la vuelta del rey emérito a España, pero dado que el motivo de su traslado a Abu Dabi tenía que ver con no perjudicar el reinado de Felipe VI debido a las irregularidades fiscales por las que estaba siendo investigado, no ha sido hasta que se le ha despejado su horizonte judicial en nuestro país cuando se empieza a concretar su regreso.

No obstante, preparar el retorno del rey emérito requiere tiempo y todo lo que rodea a este hecho se lleva a cabo con extremo cuidado y discreción por parte tanto de Casa Real como del Gobierno. No tener ninguna cuenta pendiente con la justicia o investigaciones que le puedan salpicar era condición imprescindible para que Juan Carlos I regresara con total normalidad. Según ha ido revelando su entorno en estos casi dos años, el ex jefe del Estado siempre dejaba claro que su intención era volver a su país. 

De hecho, unos días después de que las investigaciones en su contra quedaran archivadas, la Casa Real publicó una carta de Juan Carlos I a su hijo en la que anunciaba su intención de "continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi" por la "tranquilidad" que le aportaba en este período de su vida, pero añadía que volvería "con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos". De hecho, Carlos Herrera explica que la visita de este fin de semana es con motivo de las regatas en Sanxenxo.

Horizonte judicial despejado

Después de varios años de investigaciones que dieron lugar a tres líneas de pesquisas diferentes sobre las finanzas del rey emérito en las que se constataron irregularidades ante la Hacienda Pública, la Fiscalía del Tribunal Supremo -el órgano judicial ante el que está aforado Juan Carlos de Borbón- decretó el archivo el pasado mes de marzo.

Las líneas de investigación que afectaban directamente al rey emérito eran las referidas al supuesto cobro de comisiones ilegales por la adjudicación a empresas españolas de las obras del AVE a La Meca; el uso de tarjetas opacas -que estaban a nombre de otra persona, un antiguo ayudante de Juan Carlos I- con fondos aportados por un empresario mexicano; y la relativa a una presunta fortuna que habría ocultado en un paraíso fiscal.

El archivo de estas diligencias se produjo por varios motivos. Por un lado, por la inviolabilidad de la que gozaba Juan Carlos I por su condición de rey, tal y como está contemplado en la Constitución, hasta su abdicación en junio de 2014. Por otra parte, por las dos regularizaciones fiscales que hizo el rey emérito en diciembre de 2020 y en febrero de 2021 por valor de casi cinco millones de euros para saldar sus cuentas con Hacienda por cuotas defraudadas tras dejar la Jefatura del Estado.

Para archivar estas causas fue determinante el cierre de la investigación que también había abierto la Fiscalía de Suiza. De hecho, fueron las autoridades de ese país las que dieron la voz de alarma a la Fiscalía Anticorrupción española sobre una cuenta bancaria en la que habrían podido ingresarse las comisiones ilegales por la adjudicación del AVE a La Meca. En total, 65 millones de euros que el exmonarca después donó a Corinna Larsen.

La imposibilidad de demostrar el origen del dinero dio lugar al archivo en Suiza y hace solo unos días, Anticorrupción también archivó la parte que aún quedaba pendiente de esta causa, la que ponía el foco sobre los empresarios españoles que habrían podido pagar las mordidas. Aunque el rey emérito no se veía afectado directamente por esta investigación, sí lo podía estar de forma indirecta por lo que pudiera revelarse de las supuestas comisiones. Tras más de tres años de pesquisas, la Fiscalía ha concluido que los elementos que tiene no han podido acreditar indicios delictivos.

A partir de ese momento, Juan Carlos I veía despejada la posibilidad de regresar a España, un regreso que a pesar de los rumores no ha llegado a materializarse hasta la fecha, pero sobre el que todo apunta que ahora sí podría estar más cerca tras la conversación de este pasado fin de semana entre padre e hijo.

Reacciones al inminente regreso del emérito

Ante las noticias de un inminente regreso del rey emérito, algunos políticos han expresado su opinión al respecto. PSOE y PP se han limitado a expresar su respeto por la decisión y no han hecho ninguna valoración adicional. El portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha señalado que su partido "respeta cualquier decisión que tome la Casa Real". Por su parte, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, opina que el hecho de que Felipe VI se reúna con su padre al regreso de éste a España es "una decisión personal" y, por tanto, no tiene "nada que opinar", pues el PP "siempre" es "respetuoso con las decisiones que tome la Corona". De hecho, ha subrayado que ve "algo normal que un padre hable con su hijo con independencia de todo lo demás".

Las diferencias del PSOE con el socio minoritario del Ejecutivo, Unidas Podemos, se han hecho patentes una vez más cuando, en declaraciones a la Cadena Ser, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dicho que más allá de los "titulares", lo "más importante es que cada vez hay más gente en la sociedad española que no entiende la utilidad de la institución de la Monarquía y a la que le gustaría que la Jefatura del Estado fuera también elegida democráticamente". 

Por su parte, los socios parlamentarios del Gobierno de Pedro Sánchez han ido más allá. Así, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha instado al rey emérito a ponerse a disposición de la justicia de inmediato si regresa a España y a asumir "todas las responsabilidades" que sean necesarias. 

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha incidido en que aunque los tribunales españoles no vayan a juzgar al rey emérito, la "vergüenza le va a acompañar siempre por lo que ha hecho". "¿De dónde ha sacado una fortuna para regalar a una amiga íntima 65 millones de euros?", ha preguntado, en referencia a la donación que hizo en 2012 a Corinna Larsen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento