El permiso por baja de regla dolorosa existe ya en los ayuntamientos de Girona y Castellón... y estos han sido los resultados

Dos trabajadoras del Ayuntamiento de Girona, en una imagen de archivo.
Dos trabajadoras del Ayuntamiento de Girona.
AYTO. GIRONA

La baja laboral por reglas dolorosas, cuyos detalles se conocerán previsiblemente el próximo martes -cuando el Ministerio de Igualdad quiere llevar el texto de la reforma de la ley del aborto, en el que se incluye esta medida-, ya existe. Al menos, el concepto y la intención de mejorar el bienestar laboral de las mujeres que sufren dolores incapacitantes cuando tienen la menstruación. El Ayuntamiento de Girona aprobó el pasado mes de junio de 2021 un permiso recuperable de ocho horas al mes que ha tenido "buena acogida".

Según explica a 20minutos la concejala de Hacienda y Régimen Interior, responsable de Recursos Humanos en el Consistorio gerundense, Mari Àngels Planas, el permiso es de un máximo de ocho horas al mes fraccionables en un mínimo de dos horas, tiempo que calculan que puede tardar en hacer efecto un analgésico y la trabajadora "puede volver a estar disponible para trabajar". 

Esta bolsa de horas disponibles para "las mujeres, los hombres trans y las personas no binarias que en un momento determinado sientan una indisposición temporal" por la menstruación tienen tres meses de plazo para devolver el tiempo que se han tomado para volver a estar en condiciones de desempeñar sus funciones.

Desde que entró en vigor esta nueva fórmula, planteada como una "flexibilización horaria", ocho personas se han acogido a ella. Los primeros meses de aplicación coincidió con un periodo de la todavía fase aguda de la pandemia de covid y la mayoría del personal público del Ayuntamiento de Girona teletrabajaba, por lo que Planas contabiliza las personas beneficiadas desde enero de 2022, cuando los 1.050 trabajadores y trabajadoras que forman la plantilla de la corporación local volvieron a trabajar mayoritariamente de forma presencial. 

¿Estás de acuerdo con la baja por fuertes dolores menstruales que podría incluir la ley del aborto?

Desde entonces, apenas ocho se han acogido a esta medida y "algunas de ellas han repetido". Del millar de trabajadores, aproximadamente la mitad son mujeres y, de estas, "un número elevado" ya no tienen la regla, pues tienen más de 50 años. Aproximadamente el 30% de las trabajadoras están en edad fértil.

Desde enero de 2022, ocho trabajadoras se han acogido a la nueva norma

"No es tanto la cantidad [de personas que la han pedido], porque no todas sufrimos fuertes dolores de regla, sino que puedan disponer de esta flexibilidad", subraya la responsable de esta medida, que se ha de solicitar al departamento de Recursos Humanos del Consistorio.

Planas explica que esta norma "no está pensada para una enfermedad, sino que estamos hablando de una indisposición temporal" y que con ella pretenden "priorizar el bienestar de las trabajadoras para que adapten su jornada laboral a una situación fisiológica concreta porque si no estás en condiciones, no puedes hacer bien tu trabajo".

También en Castellón

Desde que comenzó a implementarse, la disposición ha tenido "una buena acogida, hasta por los hombres", subraya Planas, al tiempo que cuenta con orgullo que "hasta la CNN y una televisión noruega" le han entrevistado para conocer los detalles de esta medida que califica de "pionera" en Europa.

En España, en el Ayuntamiento de Castellón también disfrutan de este permiso desde septiembre de 2021. Hasta el momento, ninguna trabajadora lo ha solicitado, según afirmó la concejala de personal, Mónica Barabás, en Onda Cero Castellón. Siguiendo la estela de Girona y Castellón, la vecina localidad de Burriana también estudia incluir este permiso en el convenio laboral tras observar que las funcionarias hacen uso de los días de asuntos propios cuando tienen la menstruación.

Hasta el momento, en Girona no han recibido "ninguna crítica", aunque en el momento de su negociación y aprobación, sindicatos y abogados laboralistas comentaron a 20minutos que el hecho de que las horas fueran recuperables y no retribuidas convertían la medida en un "parche". Preguntada por esta cuestión, Planas defiende que "hemos querido hacerlo recuperable porque en ningún momento hemos querido que se hable de ventajas para las mujeres". 

"Si queremos la igualdad, hemos de ser iguales. Esto implica que si en un momento dado sufro una indisposición, como le puede pasar a cualquier persona, esta no afectará a la empresa", sentencia.

"Somos las instituciones quienes debemos ser pioneros en la implantación de estas medidas que suponen avances para las mujeres en el ámbito laboral para que luego se vayan extendiendo a otras administraciones o empresas privadas", concluye Planas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento