El subidón histórico de las gasolinas amenaza con empeorar los precios de alimentación y otros productos básicos

fotografo: Jose Gonzalez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Subida precios combustible. Gasolina. Gasoil. Diesel
Un vehículo reposta en una estación de servicio madrileña.
JOSÉ GONZÁLEZ
fotografo: Jose Gonzalez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Subida precios combustible. Gasolina. Gasoil. Diesel
Un vehículo reposta en una estación de servicio madrileña,
José González / ATLAS

La invasión rusa de Ucrania ha asestado un duro golpe a las perspectivas de la economía mundial. Todos los pronósticos apuntan a que los precios seguirán subiendo y que la recuperación iniciada tras la pandemia se resentirá. Por el lado económico, una de las principales derivadas del conflicto viene del lado de los precios del petróleo, una materia prima que a día de hoy es fundamental para que la economía mundial siga en movimiento. Y el efecto se traslada a otros productos básicos como alimentos, ropa, muebles o productos tecnológicos.

La inseguridad que ha desatado la invasión y las duras sanciones impuestas por el bloque occidental ha llegado a disparar los precios del petróleo por encima de los 120 dólares el barril (109 euros), un impacto que se ha trasladado automáticamente al surtidor. 

Desde que las tropas de Putin irrumpieron en Ucrania el pasado 24 de febrero, el precio medio de la gasolina 95 en España ha pasado de 1,61 euros el litro a 1,86, un incremento del 16% en dos semanas. En el caso del gasóleo A, los precios han saltado de los 1,494 euros el litro cuando comenzó la invasión a 1,833 el jueves (+31%), según datos del Geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica, que recopila en tiempo real los precios de los carburantes en más de 11.000 gasolineras de España. Los precios desbocados han provocado, en última instancia, que el jueves llenar un depósito de tamaño medio (50 litros) se vaya por encima de los 90 euros.

Sin embargo, el impacto de las subidas sobre los sectores productivos va más allá del transporte personal. Entre los perjudicados destaca por encima del resto el transporte, que según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), un organismo tutelado por Transición Ecológica, consume el 73% de todos los recursos petrolíferos de España anualmente.

Aunque el alza de los combustibles también dañará a la industria, que aporta casi un 16% del consumo nacional anual de recursos petrolíferos -sufrirán especialmente la industria química y petroquímica, la construcción y los minerales no metálicos-, el gran protagonista es el transporte por carretera.

En España se estima que más del 90% de las mercancías llegan a su destino en camiones o furgonetas por vía terrestre. Alimentos, ropa, muebles, productos tecnológicos... recorren cientos de kilómetros de autovías hasta llegar a su destino. El alza de los combustibles amenaza con filtrarse también al precio de estos productos, que ya se están disparando por efecto de los otros dos grandes protagonistas de la crisis energética: la electricidad y el gas. En este sentido, la OCU recuerda que la subida en el precio del transporte "tiene especial incidencia en los alimentos, un bien de primera necesidad que ya arrastra importantes subidas".

A la espera de que este viernes se actualicen las cifras, los últimos datos del Índice de precios del consumo (IPC) reflejan que productos como la pasta (20% más cara que el año pasado), la harina (10,6%), la fruta (9%), el arroz (8%), la carne de ave (6,9%) o la leche (6,6%) han subido notablemente de precio.

Además, conviene recordar que estas cifras corresponden todavía a enero, mes todavía lejano al recrudecimiento de la crisis en Ucrania. El encarecimiento que ha provocado la escalada bélica en bienes energéticos y materias primas clave como el trigo amenaza con llevar estos incrementos a niveles todavía mayores en los próximos meses.

Malestar en el sector del transporte

El jueves, la Organización Internacional del Transporte (IRU) pidió a los gobiernos "una acción urgente para limitar los precios del combustible para el transporte comercial por carretera y rebajar los impuestos especiales sobre el combustible", para tratar de paliar la crisis. Su capítulo español -la CETM- ha pedido una reunión urgente con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para buscar medidas que atajen la crisis. 

Otras asociaciones han ido todavía más lejos. La Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional ha lanzado una convocatoria de paro nacional de manera indefinida a partir del lunes a medianoche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento