¿Por dónde se daría la invasión rusa en Ucrania? Los ejes de avance ruso están marcados por el gas y la cuna prorrusa del Donbás

Zonas desde donde Rusia podría atacar Ucrania.
Zonas desde donde Rusia podría atacar Ucrania.
Carlos Gámez

La vía diplomática parece estar estancada entorno al conflicto ucraniano. El Gobierno de Vladimir Putin no está dispuesto a que los países que formaron parte de la antigua Unión Soviética puedan forjar alianzas internacionales con la Unión Europea (UE) y con la OTAN. 

Los Estados Unidos están cada vez más convencidos de la inminente entrada de Rusia en Ucrania, y a pesar de la ventana de esperanza abierta por el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que deja vislumbrar la posibilidad de un acuerdo, occidente cree que la invasión podría comenzar "en cualquier momento"

Rusia lleva semanas desplegando a sus tropas en diferentes puntos de la frontera con Ucrania, lo que hace temer una nueva agresión a Kiev, que seguiría a la anexión ilegal de Crimea en 2014 y a la implicación rusa en el conflicto del este de Ucrania, donde el Kremlin es el principal valedor de los rebeldes separatistas que se hicieron hace casi ocho años con el control de gran parte de la región del Donbás.

¿Qué medida tiene que priorizar la Unión Europea en torno a la transformación digital?

La inteligencia estadounidense calcula que Moscú habría desplegado en distintos puntos de la frontera con Ucrania, en lugares como Klimovo, Soloti o Novoozernoye, en la anexionada Crimea, o Klintsy -el punto donde se unen las fronteras de Ucrania, Rusia y Bielorrusia-, entre 140.000 y 200.000 soldados. Rusia, de esta forma, está tomando posiciones en caso de que finalmente estalle el conflicto. Pero, ¿por dónde pueden producirse los ataques rusos? ¿Qué zonas estratégicas de Ucrania le interesaría invadir? ¿Cuál es verdadero objetivo?

Zonas desde donde Rusia podría atacar Ucrania.
Zonas desde donde Rusia podría atacar Ucrania.
Carlos Gámez

Ofensiva por el este: controlar el Donbás y Jarkov

Expertos en política internacional coinciden que uno de los objetivo principales del Ejército ruso sería el este de Ucrania, donde se concentra la mayor parte de la población prorrusa. Por un lado, Putin querría completar la invasión de la región del Donbás que se inició en 2014 con el objetivo final de que se reconociese su independencia de Ucrania.

De hecho, la amenaza es tal que el Gobierno ucraniano ya ha concentrado una gran cantidad de fuerzas y medios militares en la línea de contacto, que separa el territorio controlado por los prorrusos del resto de Ucrania, para estar prevenido en caso de ofensiva.

Otro objetivo en el este sería Jarkov, también de mayoría rusohablante y a tan solo 42 kilómetros de la frontera, y que se asienta sobre un importante yacimiento de gas, además de ser la ciudad industrial por excelencia de Ucrania y la segunda más grande del país. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, ha revelado a The Washington Post que Rusia ha acumulado allí decenas de miles de tropas. "Dirán que están protegiendo a la población de habla rusa", ha asegurado Zelenskiy.

Controlar los puertos para asfixiar la economía local

Las fuerzas militares rusas también podría iniciar su ofensiva por el sur, desde la anexionada Crimea. "Si se hiciesen con el control del puerto de Mariupol, uno de los más importantes del país, sería un duro golpe para Ucrania y afectaría a su economía", afirma Alberto Priego, profesor de Relaciones Internacional de la Universidad Pontificia de Comillas.

Además en el Mar Negro, al oeste de Crimea, los buques de guerra rusos podrían aislar las ciudades portuarias ucranianas de Odessa, Mykolaiv y Kherso, que son vitales para los mercados globales.

Rusia, por último, tendría opción igualmente de lanzar su ataque por el norte desde su propio territorio y desde Bielorrusia, firme aliado de Moscú. En este caso, el objetivo sería Kiev, la capital ucraniana, lo que supondría un "plan disparatado que supondría destrozar el país" en opinión de Priego.

"Putin no quiere acabar como Milosevic, Gadafi o Hussein y su obsesión en evitar un cambio de régimen en Rusia"

Este experto de la Universidad Pontificia de Comillas precisa, sin embargo, que Rusia no pretende iniciar una guerra por ampliar su territorio, controlar un yacimiento o defender a la población prorrusa.

"Su objetivo es más global. Lo que quiere Putin es que la influencia de la OTAN en la zona no siga creciendo y no tener más vecinos incómodos, como le sucede con los países bálticos. Lo hizo primero en Georgia, luego en Moldavia y ahora lo está intentando con Ucrania", asegura Priego.

"Putin no quiere acabar como Milosevic, Gadafi o Hussein y su obsesión en evitar un cambio de régimen en Rusia. No quiere la democratización del país", asegura Priego. "Si Ucrania entra en la OTAN se acabó Ucrania para Rusia", sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento