EE UU insiste en que la invasión rusa de Ucrania empezará esta semana: "Puede producirse en cualquier momento"

Imagen de ejercicios de la Policía de Ucrania y la Guardia Nacional, este viernes.
Imagen de ejercicios de la Policía de Ucrania y la Guardia Nacional, este viernes.
EFE

La tensión es máxima en Ucrania después de que EEUU haya alertado del riesgo inminente de una invasión rusa, un ataque que podría producirse esta misma semana. "No podemos predecir el día de manera exacta, pero una invasión de Rusia a Ucrania podría empezar en cualquier momento, incluyendo la semana que ahora empieza", insistió ayer en la CNN el asesor de seguridad de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

EEUU lleva desde el viernes advirtiendo del riesgo cada vez más real de una intervención militar rusa en suelo ucraniano, hipótesis que sus servicios de inteligencia basan en los últimos movimientos de tropas de Moscú. "El posicionamiento y las maniobras emprendidas en los últimos días por las Fuerzas Armadas rusas determinan que la posibilidad de un ataque muy pronto es alta", dijo Sullivan, coincidiendo con el aterrizaje ayer en Kiev de dos nuevos aviones de EEUU cargados de material bélico para al ejército ucraniano. "Incluyen munición y lanzagranadas de hombro para reforzar las defensas de Ucrania. Estamos con Ucrania", dijo la embajada norteamericana en Kiev en un comunicado.

¿Qué medida tiene que priorizar la Unión Europea en torno a la transformación digital?

"Las maniobras emprendidas en los últimos días por las Fuerzas Armadas rusas determinan que la posibilidad de un ataque muy pronto es alta"

En la misma línea que EEUU, el ministro británico de Defensa, Ben Wallace, consideró ayer "altamente probable" que Rusia vaya a invadir Ucrania a pesar de los continuos esfuerzos diplomáticos. "Hay un tufillo a Múnich en el ambiente", dijo Wallace, aludiendo a los acuerdos firmados en la capital bávara en 1938 que no sirvieron para evitar la II Guerra Mundial. El Gobierno ucraniano, por su parte, ha solicitado una reunión con Rusia y todos los países firmantes del Documento de Viena de la OSCE para que Moscú explique de forma detallada sus actividades militares cerca de sus fronteras.

Zonas desde donde Rusia podría atacar Ucrania.
Zonas desde donde Rusia podría atacar Ucrania.
Carlos Gámez

Y ante ese escenario prebélico, son muchos los países que han recomendado a sus ciudadanos abandonar Ucrania cuanto antes, entre ellos España, que el sábado instó a los casi 500 españoles residentes en el país a "abandonarlo temporalmente por los medios comerciales disponibles, mientras persistan las circunstancias actuales". Incluso algunas aerolíneas, como la holandesa KLM, han cancelado todos los vuelos programados a Ucrania y han dejado de sobrevolar su espacio aéreo. De hecho, Ucrania recomendó ayer a las aerolíneas no sobrevolar esta semana el espacio aéreo sobre el mar Negro por ser una "zona potencialmente peligrosa".

De poco parece haber servido la conversación telefónica que el sábado mantuvo el presidente de EEUU, Joe Biden, con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para rebajar la tensión. Según el comunicado de la Casa Blanca posterior a la charla, de más de un hora de duración, Biden trató de apaciguar a Putin advirtiéndole de las duras consecuencias para su país en caso de un ataque: "Si Rusia perpetra una invasión, EEUU, junto a nuestros aliados, responderá con decisión e impondrá costes rápidos y graves a Rusia».

El Kremlin, sin embargo, considera que todas esas advertencias de Washington son "especulaciones provocativas" y ha denunciado la "histeria" de Occidente en esta crisis, pues siempre ha rechazado que planee atacar a Ucrania. "La histeria simplemente ha llegado a su clímax, al punto de lo absurdo, en los últimos días", afirmó el asesor del presidente ruso, Yuri Ushakov. Moscú critica, además, la militarización del conflicto por parte de la OTAN y este fin de semana denunció la expulsión de un submarino norteamericano de aguas territoriales rusas en el Pacífico, una acusación que EEUU rechaza.

En Europa, el canciller alemán, Olaf Scholz, viajará hoy a Kiev y mañana a Moscú, donde se reunirá con Putin, para "aprovechar la oportunidad de hablar para garantizar la paz", aunque advirtió de que una invasión rusa tendrá "duras sanciones". Polonia, por su parte, se prepara ante la posible llegada de refugiados de Ucrania si estalla el conflicto. Su ministro del Interior, Mariusz Kaminski, aseguró que ya están tomando medidas "con las administraciones regionales para gestionar la llegada de refugiados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento