Podemos reclama al PSOE que sea "más valiente" en el Gobierno tras el batacazo de la izquierda en Castilla y León

El portavoz y candidato de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández.
El portavoz y candidato de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández.
EFE

Para Podemos, la solución al mal resultado de la izquierda en las elecciones de Castilla y León de este domingo debe partir del Gobierno central, que a su juicio "tiene que hacer políticas más valientes y progresistas". Así lo planteó este lunes el portavoz nacional del partido morado y candidato de Unidas Podemos en los comicios regionales, Pablo Fernández, que admitió que su formación debe hacer "autocrítica" por haber perdido uno de sus dos procuradores en las Cortes de Castilla y León pero no detalló los errores cometidos. 

Podemos, además, considera que el PSOE no debería plantearse la abstención para facilitar que el PP de Alfonso Fernández Mañueco gobierne en solitario y evitar así que Vox acceda al Ejecutivo regional. "No creemos que la gran coalición entre PSOE y PP sea la solución a este auge de la ultraderecha, sino que, precisamente en ese contexto de blanqueamiento de la ultraderecha, lo que es necesario y preciso son políticas valientes", apuntó Fernández, que insistió en que "a la ultraderecha no se la frena con una gran coalición, sino con derechos, haciendo políticas sustentadas en la justicia fiscal y social".

El portavoz y candidato de Podemos reconoció que la formación morada "no ha sido capaz de convencer al electorado" para "dar la vuelta a 35 años" de gobiernos del PP en Castilla y León, pero también insistió en que es "la izquierda en su conjunto", es decir, el PSOE, la que debe "hacer una reflexión" sobre los malos resultados. "La ciudadanía requiere certezas, cerntidumbres", señaló Fernández, "y eso se logra a través de más derechos" que deben ponerse en marcha a partir de una ofensiva del Gobierno de coalición a nivel nacional, afirmó. 

La "autocrítica" más concreta que ofreció el candidato fue una "reflexión" en torno a la falta de implantación territorial de Podemos en Castilla y León, donde la formación morada apenas tiene militancia ni aparato. "Tenemos que reflexionar sobre la necesidad de robustecernos, de fortalecernos en los territorios, tener más implantación en el medio rural, y tenemos que conseguir consolidarnos más", sostuvo Fernández, que sin embargo señaló que, con todas esas limitaciones, Unidas Podemos ha "hecho una buena campaña" en las dos últimas semanas.

El portavoz, por el contrario, no quiso hacer ninguna crítica al hecho de que la líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, no se haya pronunciado públicamente en relación al resultado de las elecciones de este domingo. "Imagino que se pronunciará en las próximas horas o días", pero "los tiempos del proyecto de Yolanda los decide Yolanda", se limitó a contestar Fernández, que recordó que la vicepresidenta segunda del Gobierno "ha estado centrada y concentrada" en sacar adelante la reforma laboral y la subida del salario mínimo.

Por el contrario, el dirigente sí fue muy crítico con el presidente Mañueco y con el líder del PP, Pablo Casado, a quienes responsabilizó de haber "provocado estas elecciones" y de quienes dijo que "han hecho un pan con unas tortas" porque los populares no han conseguido su objetivo de gobernar con mayoría absoluta. "Han abierto la puerta y apuntalado a la ultraderecha en Castilla y León, con la consiguiente involución en derechos y libertades que eso va a provocar", espetó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento