Díaz reprocha a ERC y Bildu su 'no' a la reforma laboral: "Trabajo decente para ocho millones de personas no es humo"

  • La vicepresidenta agradece al PNV que haya querido negociar "de contenidos", pero carga contra el resto de sus socios.
  • "Si una norma contiene avances hay que votar a favor", espeta Díaz a ERC y EH Bildu.
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, este jueves.
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, este jueves.
EFE
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante su intervención en el Congreso.
Externos

Tras semanas de negociación infructuosa, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, se resignó este jueves a que la reforma laboral sea convalidada este jueves en el Congreso sin los votos de los habituales socios nacionalistas del Ejecutivo. Y, habida cuenta de este fracaso, Díaz cargó duramente desde la tribuna contra ERC y EH Bildu porque, aseguró, no han discutido "con rigor y seriedad" la negociación y no han querido hablar "de contenidos". "Ocho millones de contratos no son humo, señorías, son personas que ahora tendrán un trabajo decente", espetó.

La vicepresidenta fue inusualmente dura en su intervención inicial desde la tribuna del Congreso en la sesión de este jueves, en la que previsiblemente la reforma laboral será convalidada con los votos de Cs, PDeCAT, Más País, Compromís y otras pequeñas formaciones que incluyen a la conservadora Unión del Pueblo Navarro (UPN), normalmente muy crítica con el Gobierno. Díaz dio las gracias individualmente a todas ellas, así como al PNV, a quien agradeció que haya querido negociar "sobre contenidos" pese a que los nacionalistas finalmente votarán en contra. 

¿Qué prácticas debería prohibir la UE en materia laboral?

Por el contrario, la vicepresidenta no mencionó en ningún momento entre los agradecimientos a ERC y EH Bildu. Tampoco lo hizo, expresamente, entre las críticas. Pero no hizo falta: sobre sus hombros cargó la responsabilidad de avalar "el modelo fracasado del PP", así como de hacer del "no por el no" y "el ruido" el eje de su acción política. "Si una norma contiene avances hay que votar a favor", porque "en este Congreso nos jugamos hoy si se confirma por segunda vez la legislación del PP de 2012, si dejamos en pie el prejuicio antisindical, la subcontratación pirata, que tanto quiere la derecha", espetó Díaz.

La vicepresidenta desgranó en su intervención los puntos más importantes de la reforma laboral: la recuperación de la ultractividad de los convenios, la recuperación de la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa en lo relativo a salarios y jornada o la eliminación del contrato de obra y servicio y la limitación de la contratación temporal. Y, con cada uno de esos argumentos, Díaz fue poniendo ejemplos de diferentes colectivos de trabajadores que se verán beneficiados de la nueva legislación para echar en cara a ERC y EH Bildu que no la apoyen. 

"Tan sólo la recuperación de la ultractividad de los convenios justificaría, para quien sepa qué es verdaderamente y qué significa, el voto afirmativo a esta norma. Un artículo que les dice a los trabajadores de Endesa, al sector del metal de Cádiz y a tantos otros miles de trabajadores 'hasta aquí hemos llegado'. Que les dice a centenares de negociadores obligados a rebajar sus aspiraciones de negociación, bajo la amenaza de que el convenio cayese y dejase al sector cobrando el salario mínimo o sin garantías laborales, que ahora sí pueden negociar en condiciones de igualdad. ¿Van a decir que no a esto?", espetó Díaz a sus habituales socios nacionalistas e independentistas.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha destacado durante su intervención en el Congreso que esta reforma laboral es "histórica". (EP)

En la misma línea, la dirigente afeó a ERC y Bildu que voten en contra de la reforma laboral cuando "en 2019 se hicieron 8,2 millones de contratos de obra y servicio determinado que ya no podrán seguir haciéndose". "Ocho millones de contratos que pasarán a ser estables, estos son los contenidos que hoy debatimos. Ocho millones de contratos no son humo, señorías, son personas que ahora tendrán un trabajo decente", denunció Díaz, que aseguró que la norma "dice adiós a la indiferencia legislativa, a las zonas grises y a las ambigüedades" que impulsaban la contratación temporal.

"Las vigas maestras de la reforma de 2012 han sido derribadas"

La vicepresidenta también se pronunció contra las críticas -algunas de ellas personales- que, en los últimos días, ha recibido de portavoces como el de ERC, Gabriel Rufián, que llegó a afirmar que la reforma laboral era uno de los "proyectos personales" de Díaz. "Llevo semanas hablando con los interlocutores políticos para recabar su apoyo a la reforma", pero "frente a ultraactividad, prioridad de convenios o lucha contra la precariedad, yo he oído 'proyectos personales', 'humo', 'maquillaje' o 'esto no cambia nada'", denunció.

La dirigente, por ello, aseguró estar entristecida por el hecho de que "la norma más importante de la legislatura se sustancie en debates superficiales que no ayudan a superar el descrédito de la política". E insistió, frente a los grupos que aseguran que el Gobierno ha faltado a su promesa de derogar la reforma laboral, en que "las grandes vigas maestras de la reforma de 2012, la ultraactividad y los convenios de empresa, han sido, sencillamente, tumbadas, tiradas abajo". "Diez años de lucha han merecido la pena", zanjó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento