Errejón, a su llegada a los juzgados: "No contemplo asumir responsabilidades políticas, esto ha sido un disparate"

El diputado de Más País Íñigo Errejón (c) atiende a la prensa a su llegada este martes a los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid
El diputado de Más País Íñigo Errejón (c) atiende a la prensa a su llegada este martes a los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid
EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Iñigo Errejón, diputado de Más País, se sentaba este martes en el banquillo de los acusados en un juzgado de Plaza de Castilla. Comparecía a partir de las 9.30 horas acusado de propinar una patada a un ciudadano que le pidió hacerse una foto con él la noche del 2 de mayo en el barrio de Lavapiés.

En su llegada al juzgado esta mañana, Errejón ha dicho acudir "con ganas" de aclarar de una vez por todas lo sucedido, y que no contempla asumir responsabilidades políticas.

"Todo esto ha sido un disparate, pero un disparate desagradable", ha precisado el líder de Más País, quien ha insistido ante los periodistas que dará "las explicaciones dentro, que es donde corresponde" y donde podrá "entrar en los detalles más concretos". 

La magistrada Margarita Valcárce ha propuesto un juicio por un delito leve de maltrato. Al tratarse de un delito leve, no interfiere la condición de aforado de Errejón. Esta conducta está tipificada en el artículo 147.3 del Código Penal y prevé pena de multa de entre uno y dos meses, con una cuantía de indemnización que depende de la solvencia económica del acusado.

Los hechos fueron captados por una cámara de seguridad ubicada entre las calles de la Fe y del Salitre. Las imágenes muestran a las once de la noche a un grupo de personas en la acera de Buenavista, pero son borrosas y casi no se ven las piernas de los ahí congregados.

¿Quién ha denunciado a Errejón?

Un ciudadano jubilado de 67 años acudió a la Policía a decir que la noche del 2 de mayo se acercó al político en la calle Buenavista de Madrid, en el barrio de Lavapiés, con intención de pedirle un "selfie" y que este se lo negó.

Según la denuncia, el vecino le dijo a Errejón: "Anda, déjame hacerme una fotografía contigo, aunque soy uno de los que te ponen a parir en Internet", alegando que ya tenía fotos con otros políticos. También según su versión, Errejón contestó que a esas horas no trabajaba.

Al insistir, el vecino dice que el político le pegó una patada "fuerte" en el estómago. El 24 de junio la presunta víctima ratificó su denuncia en sede judicial y explicó que fue agredido sin que mediara insulto o provocación.

Después de eso, el denunciante acudió a un centro de salud para ser atendido ya que padece cáncer de colon y pensó que la patada podría haber agravado su estado.

Varios medios han publicado que el denunciante rechazó asistencia sanitaria en un primer momento y el atestado policial señala que el hombre parecía "ebrio" a juicio de la centralita de la Policía y mostraba un discurso "no coherente".

La versión del líder de Más País

El diputado de Más País, sin embargo, negó desde el primer momento las acusaciones. En una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Errejón señaló como "falsa" la versión del denunciante y negó "absolutamente" haber agredido al hombre. Según explicó, el denunciante y el testigo le pidieron una foto, lo que fue una situación "un poco incómoda" porque, ante su negativa, comenzaron a "gritarle e insultarle". Errejón, entonces, decidió irse. "La acusación que se me dirige es falsa y yo, faltaría más, estoy a disposición de cualquier información oficial que se me requiera", aseguró Errejón.

Las pruebas de la acusación

El letrado del denunciante, Carlos del Arco, ha confiado en que Errejón sea condenado porque su cliente "dice la verdad y sufrió una agresión, como quedó grabado en las cámaras, con poca calidad pero con imágenes coincidentes en el tiempo y el espacio con lo denunciado", y como ratificó un testigo, el único que declaró porque la parte acusada no llevó a más.

El único testigo es amigo del denunciante. Había supuestamente dos testigos más, pero una no ratificó la denuncia y otro admitió que llegó después de los hechos que se juzgan.

Argumentos de la defensa

El informe forense no consideró acreditada la existencia de lesiones traumáticas agudas de 72 horas de evolución". "No se establece presencia de lesiones traumáticas agudas, por lo que no procede realizar determinaciones forenses valorativas de lesiones", asegura el parte médico. El análisis del forense considera que la dolencia que manifiesta el denunciante es debida a una hernia producida por una operación anterior y no de la supuesta patada. "Se incumplen los criterios temporal, proporcionalidad, continuidad sintomática, causa probable", concluye el informe.

Juicio suspendido

A los pocos minutos de empezar la vista, la fiscalía ha considerado que podría haber defectos de forma y dudas de la "imparcialidad" de la magistrada, Margarita Valcarce, por el hecho de que la magistrada también haya liderado la instrucción. Ante estas declaraciones, la jueza ha elevado la pregunta a la Audiencia Nacional de si debe abstenerse y en ese caso que se disponga un nuevo magistrado sustituto. Por lo que el juicio ha quedad suspendido hasta saber que decisión toma la Audiencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento