La incidencia vuelve a caer, pero la sexta ola sigue en cifras altas: casi 158.000 nuevos casos y 160 muertes más

Gente paseando con mascarilla en la calle.
Gente paseando con mascarilla en la calle.
EFE

La sexta ola sigue causando estragos en España pese a que la incidencia acumulada va a la baja. Tras el descenso de este martes, ha vuelto a caer otros veinte puntos, pasando a los 3.286,44 casos por cada 100.000 habitantes (frente a los 3306,52 casos del día anterior). En cualquier caso, Sanidad ha notificado 157.941 casos nuevos y 160 muertes más durante las últimas 24 horas. La pandemia da síntomas de agotamiento, pero las cifras siguen siendo elevadas. Por comunidades autónomas, Aragón, Navarra y País Vasco son las que mantienen los niveles de incidencia más altos.

Pese a las cifras todavía muy sorprendentes, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha hecho un llamamiento a la calma. "La probabilidad de hospitalización es hasta ocho veces menor que el año pasado. De ingreso en UCI es entre 10 y 15 veces menor y la de fallecer es hasta 20 veces menor", explicó en rueda de prensa. "Es el segundo día consecutivo de bajada, pero pido prudencia y esperar a la consolidación de los datos", sentenció.

Otro de los elementos importantes para analizar la situación de la pandemia en España es la ocupación de las unidades de cuidados intensivos, que se sitúa en un 23,69%. Sigue en riesgo elevado, pero ha descendido con respecto al martes, lo que puede evidenciar una mejora de la sexta ola de Covid-19. No obstante, actualmente hay 19.000 pacientes ingresados por coronavirus en toda España. "Ya hemos alcanzado el pico o estamos cerca", aseguró la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras conocer las cifras diarias.

Ante una posible estabilización ahora y mejora más pronunciada en los próximos días y semanas el Gobierno insiste en la necesidad de abordar las decisiones desde la "cogobernanza", desde el seno del Consejo Interterritorial y desde "el mayor consenso posible". En cualquier caso, el debate sobre las restricciones ya ha desaparecido de la mesa mientras se mantiene, entre otras, la medida de las mascarillas obligatorias en exteriores. Eso sí, a corto plazo el Gobierno tendrá que convalidar el decreto en el Congreso si quiere que siga en pie. De momento no tiene los apoyos para ello y el presidente Sánchez ha repetido en varias ocasiones que "se trata de una medida temporal".

El contexto general es de mejora en toda Europa, pese a que, como España, muchos países siguen registrando máximos de casos diarios. Pero pese a ello, por ejemplo el Reino Unido ha anunciado que se acaban las restricciones por la variante ómicron que impuso hace ya varias semanas. Así, las autoridades inglesas ya no pedirán el documento que prueba que la persona que lo porta está inmunizada y tampoco que los ciudadanos trabajen desde casa cuando sea posible. Además, la mascarilla ya no será obligatoria en ningún sitio.

Además, desde este jueves, las mascarillas tampoco serán obligatorias en las aulas escolares, aunque el Gobierno aún "sugerirán" el uso de algún tipo de cobertura facial en espacios con presencia de ciudadanos masivos, según sostuvo el primer ministro Boris Johnson. No obstante, el aislamiento continuará siendo un requisito para aquellos que den positivo por Covid, aunque el lunes ya se redujo a cinco días completos con dos test negativos la cuarentena. La idea, ha precisado Johnson, es que el autoaislamiento se anule por completo "en el futuro".

En el otro extremo está Portugal, que este miércoles volvió a registrar récord de positivos en 24 horas. En la última semana, Portugal ha experimentado una subida vertiginosa de los casos de coronavirus, con tres día consecutivos superando los 40.000 contagios y alcanzando cifras de fallecidos que no se registraban desde febrero de 2021. En el país se mantiene el estado de calamidad para controlar la pandemia, además en plena campaña electoral para las elecciones del próximo 30 de enero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento