La EMA pide a los laboratorios que busquen una vacuna "multivariantes" y no un suero que solo combata a ómicron

La farmacéutica Pfizer analiza la eficacia de su vacuna contra la variante Ómicron mientras aseguran que podrían reformularla en cien días. Con la presión de la pandemia creciendo, se acelera la tercera dosis de refuerzo que podría durar al menos 12 meses.
Un vial de una vacuna contra la Covid.
Un vial de una vacuna contra la Covid.
Atlas

Cuando hace dos meses se detectó en Sudáfrica la nueva variante ómicron del coronavirus y se empezó a ver que podría resistir en parte a las vacunas, la UE recordó sus contratos con las farmacéuticas a las que ha comprado sueros para apuntar que estaban obligadas a actualizarlos en caso de que una nueva variante los hiciera menos efectivos. Entonces se calculó que empresas como Pfizer, Moderna o AstraZéneca tardarían en hallar una nueva fórmula en torno a 100 días, pero a punto de cumplirse este plazo, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha cambiado el paso y ha abierto el "debate" con farmacéuticas y otros actores sobre la necesidad de buscar una vacuna que pueda hacer frente distintas variantes de Covid en lugar de centrar el nuevo tiro en un nuevo suero adaptado a ómicron.

"El mensaje importante es no excluir ninguna opción, sería igual de importante considerar no solo una vacuna contra una variante, sino una multivariantes, para incrementar el catálogo de opciones que podrían tenerse en cuenta para las vacunas que se ponen en el mercado", ha afirmado este martes el responsable del programa de vacunación de la EMA, Marco Cavalieri.

"Queremos una vacuna que cubra cuantas más variantes de preocupación mejor", ha insistido ha recalcado que "una [vacuna] multivariantes es la mejor opción".

¿Debe la UE ofrecer respuestas conjuntas a crisis sanitarias globales?

Fórmula adaptada a ómicron

De esta manera, el regulador europeo, el órgano que ha ido recomendado la autorización en la UE de las cuatro vacunas que se administran en sus países ha cambiado el paso de los laboratorios, a los que en noviembre urgió a evaluar hasta qué punto la variante ómicron escapaba a la inmunidad de las vacunas ya existentes y, en ese caso, a que hallaran una nueva fórmula adaptada. Tal y como recordó la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) poco antes de que se detectara la ómicron en Sudáfrica, en los contratos de compra anticipada de la UE con las compañías farmacéuticas contemplaban que esta investigación para adaptar las vacunas a nuevas variantes se incluía en el precio.

Sin embargo y aunque no excluye una vacuna centrada en ómicron, la EMA no oculta su preferencia en que las farmacéuticas vayan un poco más allá y busquen un suero "multivariantes". Todo, en un contexto en el que se espera que esta variante detectada en Sudáfrica no sea la última de la pandemia. Así lo piensa la Organización Mundial de la Salud y lo apuntan numerosos expertos.

En rueda de prensa desde la sede de la EMA en Ámsterdam, Cavalieri ha lanzado el "mensaje" pero también que por el  momento se trata del inicio del debate y de una "reflexión" sobre una "estrategia a largo plazo" de vacunación contra la Covid, en la que la EMA excluye administrar con carácter general una cuarta dosis en pocos meses pero sí poner dosis de recuerdo de manera anual como ocurre con la gripe estacional. Según ha dicho su responsable, la EMA quiere mantener esta conversación también con los laboratorios, que trabajan en una vacuna plenamente efectiva contra la variante ómicron.

Por otra parte, la compañía Moderna empezó hace meses a investigar una vacuna combinada, en este caso contra la Covid y contra la gripe estacional que podría estar lista en 2023.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento