La Covid ahonda la desigualdad: los 10 más ricos duplicaron su fortuna, pero el 99% de la población redujo sus ingresos

Una persona sin techo come en zonas exteriores de las instalaciones del hospital de campaña perteneciente a la parroquia de Santa Anna, en Barcelona.
Una persona sin techo come en zonas exteriores de las instalaciones del hospital de campaña perteneciente a la parroquia de Santa Anna, en Barcelona.
David Zorrakino / Europa Press

La pandemia ha sumido en la pobreza a muchas personas que ya estaban en situación de vulnerabilidad, pero, paradójicamente, ha fortalecido también la posición de los más privilegiados. Los diez hombres más ricos del mundo han duplicado su fortuna, mientras la crisis provocada por la Covid-19 empeoró los ingresos del 99% de la población. Son los datos aportados por Oxfam Intermón en su nuevo informe, Las desigualdades matan, donde la ONG pone en relieve el ensanchamiento de la brecha entre ricos y pobres. 

El documento -publicado este lunes con motivo de la 'Agenda de Davos' del Foro Económico Mundial- indica que, mientras la crisis provocada por la pandemia empujó a la pobreza a más de 160 millones de personas; para los hombres más ricos del mundo supuso doblar su riqueza, de los 700.000 millones de dólares a los 1,5 billones de dólares, en apenas dos años. "Si estos diez hombres perdieran mañana el 99,99% de su riqueza, seguirían siendo más ricos que el 99% de las personas del planeta", afirma Franc Cortada, director de Oxfám Intermón. "Actualmente acumulan seis veces más riqueza que los 3.100 millones de personas más pobres del mundo juntos", añade. 

La organización estima que la precariedad provoca la muerte de una persona cada cuatro segundos en todo el mundo, según los cálculos realizados a partir del número de muertes globales causadas por la falta de acceso a servicios de salud, por violencia de género, hambre y crisis climática. Dicho de otro modo, aseguran que luchar de forma efectiva contra las desigualdades evitaría la muerte de 21.300 personas. "Es el momento de impulsar medidas fiscales para redistribuir estos beneficios extremos y que se reintegren a la economía real para así salvar vidas", exige Cortada.

El mayor incremento de riqueza desde que hay registros

Según los datos de la ONG -recopilados a partir de otros informes de Forbes o el Banco Mundial, entre otros-, los 2755 milmillonarios del mundo experimentaron durante la pandemia el mayor incremento de riqueza desde que se tienen registros: aumentaron su fortuna en cinco billones de dólares, más que en los últimos 14 años acumulados. 

"Si, por ejemplo, se aplicara un impuesto excepcional del 99% sobre la variación de la riqueza generada desde el comienzo de la pandemia por los diez hombres más ricos, serviría para producir suficientes vacunas para todo el mundo, así como para financiar servicios de salud y protección social universales, dotar de recursos las necesarias medidas de adaptación climática y reducir la violencia de género en más de 80 países. Y aun así, estos hombres seguirían teniendo 8.000 millones de dólares más que antes de la pandemia", sostiene la organización en el informe al que ha tenido acceso 20minutos.

"Una pandemia de lujo"

Según denuncia el director de la ONG, una "gran parte" de los fondos destinados a salvar la economía han acabado "en los bolsillos de los más ricos que se han aprovechado del auge de los mercados bursátiles y otros activos". Estos, asegura Cortada, "quien ha tenido una pandemia de lujo". Como consecuencia, asevera, se ha acrecentado la riqueza de "unos pocos" y ha supuesto "más deuda pública para todos", lo que les lleva a estimar que la desigualdad entre países crecerá por primera vez en una generación. "Las vacunas son un imperativo y una condición de mínimos necesaria para que cualquier país pueda encarar la recuperación, ya que aún hay millones de personas en el mundo que no tienen acceso ni a una dosis", recuerda Cortada. 

En definitiva, lo que denuncia Oxfam Intermón es cómo la pandemia ha reforzado unas tendencias que ya existían antes de que la Covid paralizara el mundo. Esta crisis se ha ensañado con más agresividad con las personas más vulnerables ante lo que denominan "violencia económica": mujeres, niñas, personas en situación de exclusión y pertenecientes a grupos racializados. "Cada nueva ola de Covid hace que aumente el peso del trabajo de cuidados no remunerado que recae sobre las mujeres y las niñas", señala el informe. 

Un ejemplo de ello es la brecha de género, que si antes de la irrupción de la pandemia se estimaba que tardaría unos 99 años en cerrarse, ahora se prevé que se alargue unos 135 años. Todo ello provocado por la pérdida de poder adquisitivo de las mujeres que, en 2020 supuso la pérdida de 800.000 millones de dólares en ingresos; así como por los 13 millones de mujeres más que se quedaron sin empleo respecto a 2019. 

"Llueve sobre mojado"

En España, sostiene el informe, la pandemia "llueve sobre mojado". La ausencia de una base sólida más capaz de amortiguar el golpe tiene su origen, según denuncia, en el mantenimiento de las "políticas de austeridad" implantadas en la anterior crisis, que supusieron un "descenso continuado del gasto público total". "No nos podemos permitir ver cómo se desmorona nuestro sistema público de salud, mientras unos pocos ven aumentar su riqueza. No es justo", lamenta Cortada. Todo ello teniendo en cuenta también la amenaza que supone la crisis climática para el bienestar de la ciudadanía y, una vez más, especialmente para las personas más vulnerables. 

Por ello, y ante una situación que parece estar agravándose mes a mes, desde la organización instan a los gobiernos de todo el mundo a tomar cartas en el asunto cuanto antes. Celebran que las dos mayorías económicas del mundo -Estados Unidos y China- hayan comenzado a "plantearse" políticas para reducir las desigualdades, pero insisten en que la lucha contra la desigualdad "debe ser un elemento fundamental del rescate económico y los esfuerzos de recuperación". 

Así, en el caso concreto de España, ofrecen una serie de recomendaciones para reducir esa extensa brecha entre pobres y ricos. En primer lugar, aconsejan "aprovechar la oportunidad" del próximo Libro Blanco sobre la Reforma Tributaria, actualmente en elaboración por el comité de personas expertas. Sugieren también garantizar que los fondos de la Unión Europea se destinen de forma "efectiva" a reducir las desigualdades, combatir el cambio climático y beneficiar a los que están en mayor riesgo de vulnerabilidad. Reforzar las políticas de protección social y retos sistemas de garantías de rentas son otros de los puntos que la organización considera prioritarios. Y, por último, instan al Gobierno a continuar mejorando la inversión en sanidad y educación para que "nadie se quede atrás con independencia de su entorno socioeconómico".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento