Inundaciones, carreteras cortadas, colegios cerrados... las consecuencias de la borrasca Arwen en España

El Nervión, muy crecido por las lluvias, a su paso por Ugao
El Nervión, muy crecido por las lluvias, a su paso por Ugao
Europa Press
Imagen del río Nervión, crecido por las lluvias, a su paso por el municipio vizcaíno de Ugao.
Europa Press

El paso de la borrasca Arwen por nuestro país ha dejado precipitaciones en forma de nieve en varias comunidades autónomas, así como temperaturas bajo cero en algunos puntos. También ha provocado el desbordamiento de ríos e inundaciones en el norte de la Península.

Así, el río Asón se ha desbordado a su paso por la localidad cántabra de Ampuero, tras las fuertes lluvias de las últimas horas en Cantabria, y ha inundado el polígono industrial de Marrón, cuyos trabajadores han sido rescatados en lanchas por los bomberos autonómicos.

Un total de 3.950 alumnos de quince centros educativos de Cantabria se han visto afectados por el temporal, que ha provocado la suspensión de la jornada lectiva antes de su comienzo en varios de ellos, mientras que en seis centros de Piélagos se ha adelantado la hora de salida. Además, la nieve mantiene cerrados cuatro puertos de montaña en la comunidad y hace obligatorio el uso de cadenas en otros cuatro.

La Consejería de Presidencia ha elevado a nivel 1 la emergencia del Plan de Inundaciones de Cantabria, el Inucant, ante el aumento del cauce de los ríos y se ha constituido el Centro de Coordinación Operativa en el 112.

Los servicios de Protección Civil están actuando además en Reinosa, porque también preocupa el alto nivel del cauce del río Hijar.

Desbordamientos también en País Vasco

El desbordamiento del río Cadagua como consecuencia de las lluvias de las últimas horas ha provocado pequeñas inundaciones en los municipios vizcaínos de Balmaseda, Sodupe, Zalla, Aranguren y Güeñes, situación que también se ha producido en Basauri tras desbordarse el Nervión.

Las inundaciones han obligado a cortar la circulación esta madrugada en algunas calles y llevado a vecinos a sacar sus vehículos de algunos garajes en los que ha entrado el agua. 

Asimismo, las balsas de agua han obligado a interrumpir la circulación de la línea de Renfe entre Muskiz y Barakaldo, por lo que el servicio se está realizando en autobús, según informa la compañía.

La lluvia está generando también numerosas incidencias en las carreteras vascas, con balsas de agua y desprendimientos, tal y como señala el Departamento vasco de Seguridad.

De este modo, a las 8.45 horas está afectada la circulación en la N-240, a la altura de Zeanuri, así como la N-634, en Muskiz, y la Bi-636, a la altura de Arrankudiaga, entre otras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento