¿Por qué anochece antes?

Anochecer
Una imagen de archivo de un atardecer.
EUROPA PRESS - Archivo

¿Has notado que con la llegada del otoño y conforme avanzan las semanas los días son más cortos y anochece más temprano? A medida que avanzamos hacia el invierno, las horas de luz se van reduciendo y consecuentemente los días son más cortos, a diferencia de los meses de verano.

La época estival arranca con el solsticio de verano, que es el "resultado de la inclinación del eje norte-sur de la Tierra 23,4 grados hacia el Sol", explican en National Geographic. De tal manera que esta inclinación hace que la luz solar llegue de forma diferente a las regiones del planeta. 

Por eso en el hemisferio norte se vive el día más largo y la noche más reducida del año. Mientras, en el hemisferio sur ocurre justo lo contrario y aparece el solsticio de invierno con el día más corto.

Solsticios y equinoccios para determinar la duración de los días

Por eso ahora al despertarnos a las 07.00 horas de la mañana continúa siendo de noche y se produce el amanecer algo más tarde, mientras que a las 20.00 horas ya ha anochecido. La duración del día y de la noche no es igual a lo largo del año y depende de la estación y de la ubicación respecto al sol.

Además de los dos solsticios que tienen lugar en los 365 días que tiene el año (el de verano y el de invierno) y que repercuten en la duración de los días, hay que tener en cuenta los dos equinoccios del año. Son los momentos en los que el Sol está situado en el plano del ecuador marcando el comienzo de las estaciones de primavera y otoño. 

La característica común es que el día y la noche duran lo mismo. De tal manera que, a partir del solsticio de verano, las horas de luz del día van disminuyendo hasta que son iguales con el equinoccio de otoño y llegan al solsticio de invierno. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento