Los mayores de 55 años se hacen autónomos ante la falta de oportunidades

  • Son ya el 27% de los trabajadores por cuenta propia en España.
  • Los mayores de 55 logran materializar sus 'startups' con más frecuencia que los jóvenes.
Trabajador mayor
La crisis de 2008 obligó a emprender a muchos trabajadores mayores de 55 años.
CANVA 

Los mayores de 55 años apuestan por el trabajo por cuenta propia ante la falta de oportunidades para ellos en el mercado laboral y representan el 27% de los trabajadores autónomos afiliados a la Seguridad Social, casi uno de cada tres, según las conclusiones del Mapa de Talento Sénior, elaborado por el Centro de Investigación Ageingnomics de la Fundación Mapfre.

Esta tendencia comenzó a observarse tras las crisis de 2008, que triplicó el desempleo entre los trabajadores mayores de 55 años y les obligó a emprender como una forma de ganarse la vida, según contestaron el 60,1% de las personas de entre 55 y 64 años, y el 57,6% de la franja de 45 a 54 años.

"España necesita un cambio de paradigma y un cambio cultural sobre la consideración de la edad madura"

Según el director del Centro de Investigación Ageingnomics, Juan Fernández Palacios, España necesita un "cambio de paradigma" y un "cambio cultural sobre la consideración de la edad madura", que debe proceder tanto del sector público como del privado para valorar el talento de los trabajadores sénior.

Los autores del informe han advertido de que la población mayor de 55 años irá en aumento en España ante las bajas tasas de natalidad y el envejecimiento generacional, por lo que han instado a trabajar en la "consolidación de la economía plateada".

Trabajar en España de los 66 años es excepcional

Los datos presentados ya muestran el camino hacia el aumento de personas en edad sénior, ya que la población de entre 70 y 55 años supone un numero similar que el de las personas de entre 15 y 30 años, con algo más de 8 millones en ambos casos.

La población mayor de 55 años irá en aumento ante las bajas tasas de natalidad

El análisis de la presencia de los sénior en el mercado laboral muestra tasas de empleo "razonables" entre los 55 y 59 años, con un 65%, pero cae al 43% en la franja de 60 a 64 años. Además, refleja que en España es "muy excepcional trabajar después de los 66 años.

Sin embargo, mientras el número de empleados por cuenta ajena cae a medida que el trabajador cumple años, el de autónomos crece, con un trabajador por cuenta propia por cada asalariado entre 65 y 69 años, según los datos del estudio. A eso se suman también los emprendedores, con unas estimaciones de 120.000 sénior con sus propios emprendimientos.

Además, las personas mayores de 55 años logran materializar sus proyectos de emprendimiento con más frecuencia que los jóvenes. Así, mientras que del 10,9% de los jóvenes de entre 18 y 24 años con intención emprendedora, solo un 4% pone en marca su startup, en el grupo de 55 a 64 años la intención es del 2,9% y, de esos, el 3,2% lo consigue.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento