Trabajo, patronal y sindicatos siguen sin acuerdo para subir el salario mínimo y no volverán a reunirse

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
EFE
Díaz hace un llamamiento a los agentes sociales para subir el SMI.
Europa Press

Hoy por hoy, es seguro que se producirá una subida del salario mínimo, pero no está claro que vaya a aprobarse con el beneplácito de la patronal y los sindicatos ni se ha decidido la cuantía de ese incremento. La reunión que mantuvieron este lunes los agentes sociales y el Ministerio de Trabajo terminó de nuevo sin acuerdo, como ya ocurrió la semana pasada, y las posiciones siguen siendo las mismas: los sindicatos, para compensar el incremento del IPC, apuestan por una subida mayor a los 19 euros que se plantea como máximo el Gobierno, mientras que los empresarios rechazan abordar cualquier aumento.

Después de que la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara que el salario mínimo subirá de forma "inmediata", lo que Trabajo y los agentes sociales deben determinar ahora es la cuantía de ese aumento, aunque el Ejecutivo puede aprobarlo unilateralmente si no hay acuerdo. La reunión de este lunes es la segunda que mantiene Trabajo con patronal y sindicatos para abordar este incremento, pero las posturas se mantienen alejadas y ese desencuentro, unido a que aún quedan algunos trámites burocráticos por cerrar, provocará que la subida del salario mínimo no se apruebe en el Consejo de Ministros de este martes.

Después de haber realizado la semana pasada una primera oferta para incrementar el salario mínimo en 15 euros -hasta los 965 euros brutos mensuales en 14 pagas-, este lunes Trabajo ha flexibilizado su posición y ha presentado "varios escenarios" de subida, tal y como confirman fuentes sindicales. No obstante, hasta ahora el Gobierno apuesta por un incremento máximo de 19 euros mensuales para este año, mientras las centrales sindicales piden una subida de entre 25 y 30 euros

De elevarse 19 euros al mes, el salario mínimo experimentaría un crecimiento del 2%, lo que implica que perdería poder adquisitivo, ya que los precios han crecido un 3,3% en el último año, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, el departamento que lidera Yolanda Díaz también quiere acordar con la patronal y los sindicatos la senda de aumentos en el salario mínimo para los dos próximos años, y su objetivo es alcanzar para 2023 un salario mínimo equivalente al 60% del salario medio. Eso supone que, al final de la legislatura, el salario mínimo estaría situado en una horquilla de entre 1.011 y 1.049 euros mensuales. Y, si creciera solo 19 euros este año, entre 2022 y 2023 tendría que aprobarse un crecimiento mayor, de entre 42 y 80 euros.

Lo que sí parece ya decidido es que la subida del salario mínimo para este año se aplicará con efecto retroactivo desde el 1 de septiembre. Así se lo trasladó este lunes Trabajo a los agentes sociales, según confirmó posteriormente CCOO. Y lo hizo horas después de que la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, abriese la puerta a que la subida comenzara a aplicarse desde octubre, lo cual suscitó dudas en los sindicatos y reabrió la pugna del sector del Ejecutivo de Unidas Podemos con Calviño, la ministra más reacia a incrementar el salario mínimo.

A pesar de que Calviño ha sido la gran derrotada en su pugna con Díaz por la subida del salario mínimo y se ha visto obligada a asumir que este incremento se producirá contra su criterio, este mismo lunes la vicepresidenta insistió en que debe ser moderado. "Nos estamos planteando un aumento relativamente limitado y vamos a ver si los agentes sociales llegan a un acuerdo sobre esta cuestión para que podamos cuanto antes abordar esa subida para 2021", señaló la responsable de Economía.

A partir de ahora, conversaciones informales

En cualquier caso, tras el fracaso de la reunión de este lunes, Gobierno y agentes sociales no han programado un nuevo encuentro para los próximos días. No obstante, las fuentes consultadas aseguran que las conversaciones no han terminado y confirman se seguirá negociando de forma discreta en las próximas horas y los próximos días, aunque Trabajo hablará por separado con patronal y sindicatos. El Ejecutivo, por su parte, ve con optimismo estas negociaciones y se muestra convencido de que existe la posibilidad de llegar a un acuerdo.

En este sentido, la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, no quiso incidir este lunes en las diferencias que mantiene el sindicato con Trabajo  y se limitó a resaltar la "voluntad por parte de todas las partes de intentar buscar un acuerdo para la subida del salario mínimo, no solo de 2021, sino de buscar la senda para llegar a 2023". "Pese a que hoy no ha habido posibilidades de cerrar esto, vamos a seguir hablando", planteó Vicente, que calificó de "importante" que las organizaciones empresariales también suscriban el acuerdo, si bien insistió en que "el objetivo" debe ser "mantener el poder adquisitivo del salario mínimo".

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, defendió este lunes una subida "importante" ya que "solo vamos a aplicar este salario mínimo interprofesional durante, en el mejor de los casos, tres meses". Y el vicesecretario general de Política Sindical de esa central, Mariano Hoya, insistió en que una subida de 25 euros mensuales en el salario mínimo es "moderada" y que, teniendo en cuenta que se aplicaría sólo en los últimos meses del año, sería "sensata" para las empresas. "El resto de la subida [para alcanzar el objetivo del 60% del salario medio al final de la legislatura] se repartiría entre 2022 y 2023, y 25 euros ahora es mejor para las empresas que tener que subir más en 2022 y 2023", sostuvo Hoya.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento