Sindicatos y patronal llegan enfrentados a la reunión convocada hoy por Trabajo para abordar la subida del salario mínimo

Yolanda Díaz apuesta por "intervenir en los precios de la energía y regularlos": "La luz es un derecho fundamental"
Yolanda Díaz apuesta por "intervenir en los precios de la energía y regularlos": "La luz es un derecho fundamental"
LORRYS

Sindicatos y empresarios llegan con posiciones enfrentadas a la reunión que el Ministerio de Trabajo ha convocado este miércoles para abordar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). Mientras CCOO y UGT reclaman elevar el SMI, que lleva congelado en los 950 euros brutos al mes en 14 pagas desde principios de año, la patronal asegura que no es el momento oportuno. Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, lleva meses defendiendo esta subida, que ahora también ve con buenos ojos el ala más ortodoxa del Gobierno, liderada por la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

El encuentro comenzará a las diez de la mañana con dos visiones diametralmente opuestas sobre la mesa. Unai Sordo, secretario general de CCOO, pidió este lunes que el Gobierno apruebe "inmediatamente" un aumento del SMI, incluso si los empresario se oponen. "Si no hay acuerdo, el Gobierno tiene que decretar inmediatamente [la subida], porque estamos ya en septiembre", dijo en La Sexta. En la misma línea, UGT advirtió de que "no tiene sentido" que el salario mínimo siga congelado "cuando se ha constatado el despegue de la actividad y del empleo".

En este sentido, los sindicatos recuerdan que la inflación se situó en julio en el 3,3% interanual –el dato más alto de los últimos años, impulsado especialmente por los sucesivos record en los precios de la luz–. De hecho, España es el sexto país de la UE donde más ha subido el coste de la vida en lo que va de año. Y, mientras que los salarios fijados por convenio han subido un 1,54% de media hasta julio, los trabajadores que perciben el SMI han visto cómo su salario se mantiene invariable, con lo que han perdido poder adquisitivo.

La patronal, sin embargo, sigue considerando que no es el momento de subir el salario mínimo. La CEOE insiste en que aplicar un incremento podría poner en peligro la creación de empleo y considera que la prioridad ahora debe ser conservar todos los puestos de trabajo. Los empresarios agregan que el SMI creció un 30% entre 2018 y 2020 –periodo en el que pasó de 735 a 950 euros– y que hay empresas y negocios que no se han recuperado de la crisis económica provocada por el coronavirus.

Fin de las discrepancias en la coalición

La evolución del salario mínimo ha sido una de las cuestiones que ha generado importantes tensiones en el seno de la coalición. Después de dos años de subidas, el presidente Sánchez decidió congelarlo a finales de 2020 –con el argumento de que era necesario centrarse en "salvar empresas, salvar vidas y reincorporar las personas que están en ERTE o en el paro"– pese a la presión de Díaz, que afirmó que "no se entendería" subir "las pensiones y los sueldos de los funcionarios, y no el de los trabajadores que más lo necesitan".

El Gobierno, además, encargó a una comisión de expertos un informe que determinara cuál es la mejor senda para elevar el salario mínimo. En junio, estos académicos recomendaron un alza de entre 12 y 19 euros al mes para este año, y propusieron dejar el grueso de la subida para 2022 y 2023. El compromiso del Ejecutivo es que, al final de la legislatura, el SMI se sitúe en el 60% del salario medio neto, para lo que debería alcanzar una cuantía de entre 1.011 y 1.049 euros netos al mes en catorce pagas, es decir, entre 61 y 99 más que ahora.

Fue poco después, a finales de julio cuando, por primera vez, Calviño se abrió a elevar el salario mínimo a la vuelta del verano "si se mantiene la tendencia" positiva en el mercado laboral. "En septiembre veremos si es posible recuperar la senda de aumento del salario mínimo", sostuvo la vicepresidenta, que destacó el compromiso del Gobierno con el "aumento" del SMI. El pasado julio –últimos datos disponibles hasta la fecha– se registró una caída récord del paro, con 197.841 desempleados menos y 91.451 nuevos afiliados a la Seguridad Social, lo que dejó la cifra total al borde de los 19,6 millones de ocupados.

Este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, dijo que el deseo del Ejecutivo es que haya un "acuerdo" entre los agentes sociales que permita "adoptar una decisión acorde a la recuperación [económica]" del país, dejando ver que el Gobierno considera que ya ha llegado el momento de incrementar el SMI. Fuentes gubernamentales precisan, en todo caso, que esa subida no será retroactiva, y creen que podría comenzar a aplicarse en septiembre u octubre. La duda ahora es saber qué hará Sánchez si sindicatos y empresarios –que mantienen posiciones muy distantes– no consiguen acordar una cifra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento