Presencialidad total, mayor proximidad, ratios preCovid... Educación mantiene el protocolo para el inicio del nuevo curso

La ministra Pilar Alegría preside su segunda Conferencia Sectorial de Educación.
La ministra Pilar Alegría preside su segunda Conferencia Sectorial de Educación.
Chema Moya / EFE
Ministra de Educación pide "no bajar la guardia" este curso pese a vacunación.
EFE/Chema Moya

El Ministerio de Educación y los consejeros del ramo han mantenido este miércoles la que ha sido la segunda Conferencia Sectorial presidida por la nueva ministra, Pilar Alegría. La reunión, celebrada de forma extraordinaria, ha pretendido ser un monográfico para tratar las medidas antiCovid que se deberán aplicar en los colegios en el inminente comienzo del nuevo curso. Como se preveía, los asistentes han ratificado el protocolo aprobado antes del verano

El documento apuesta por la presencialidad en todas las etapas, que "se ha demostrado como una herramienta absolutamente necesaria para mejorar la equidad en el entorno educativo y para facilitar el derecho a la educación", ha remarcado Alegría en rueda de prensa al término de la reunión. La ministra ha señalado que esa asistencia a las aulas debe realizarse "siempre en un ambiente seguro y saludable" y ha recordado que para lograrlo, "la eficaz estrategia de vacunación" contra el coronavirus resulta una gran aliada. 

Según los últimos datos, el año académico arrancará con prácticamente la totalidad del profesorado con la pauta completa y según las estimaciones de las comunidades, en algunas cerca del 100% de los alumnos de entre 12 y 17 años contará con alguna dosis. Los últimos datos apuntan a que el 61,7% de los chavales de esas edades ha recibido un pinchazo y que más del 17% ya tienen los dos. Preguntada por si existe preocupación de que los brotes se produzcan entre los menores de 12, para quienes de momento no se plantea la vacunación, la titular de Educación ha reconocido que la posible inmunidad de estos pequeños es objeto de "debate continuo" entre las autoridades sanitarias y que su departamento aplicará en el contexto educativo las medidas que las mismas les vayan trasladando. 

Junto a la presencialidad, la distancia de seguridad y las ratios son las otras cuestiones clave que marcan el regreso a los colegios. Como ya se había refrendado, la primera se va a flexibilizar "en la mayor parte de las circunstancias" de 1,5 al 1,2 metros, lo que se prevé que provoque el aumento de las segundas. Sindicatos y asociaciones de padres vienen reclamando que se aproveche la pandemia para dejar instaurado el máximo de 20 alumnos por clase -una histórica reivindicación-, pero las quejas de algunos ejecutivos autonómicos llevaron al Ministerio a incluir en  la versión definitiva del protocolo que "el tamaño máximo de las clases será acorde a las ratios establecidas en la normativa aplicable". A saber: 25 alumnos en Infantil y Primaria, 30 en la ESO y 35 en Bachillerato.

A este respecto, Alegría ha recurrido al mismo argumento que utilizaba su antecesora, Isabel Celaá, quien negaba que el pasado año académico se hubiese producido un descenso de las ratios en sentido estricto ni que en este fuesen a aumentar. "El curso pasado hubo una reducción del número de estudiantes en ciertos grupos, cuando no podía garantizarse la distancia de 1,5 metros o cuando había que hacer clases burbuja en los grupos más numerosos. Esto provocó tener que hacer un planteamiento de desdobles, o adoptar otro tipo de medidas de refuerzo, para garantizar una atención educativa correcta", ha dicho. 

Sobre ese refuerzo, a la ministra se le ha preguntado si se va a mantener el profesorado contratado por el coronavirus a lo que ha respondido que ha requerido a las comunidades que consideren prioritaria la educación a la hora de invertir los 13.500 millones que el Gobierno central les va a repartir para hacer frente a las graves consecuencias de esta crisis. La ministra ha anunciado que el 70% de esa cantidad, aprobada en el Consejo de Ministros del 3 de agosto, les llegará en septiembre, y el 30% restante, en noviembre. 

Mascarilla obligatoria

El protocolo de medidas antiCovid para el nuevo curso mantiene además la obligatoriedad del uso de mascarilla desde los seis años. "Es una medida que resulta exitosa y no se ha debatido la posibilidad de retirarla en ciertos momentos o espacios. Hasta que Sanidad no diga lo contrario será obligatoria en los entornos educativos", ha comentado Alegría.

A todo ello se suman los grupos de convivencia estable, las salidas y entradas escalonadas, el lavado de manos de forma "frecuente y meticulosa, un mínimo de cinco veces al día", y que la ventilación cruzada será permanente, siempre que sea posible, con apertura de puertas o ventanas. Si esa ventilación natural no es suficiente se puede impulsar de forma mecánica, o en último extremo mediante purificadores de aire con filtros HEPA. La limpieza y desinfección se realizará al menos una vez al día, reforzándola en aquellos espacios que lo precisen. Sí volverán los materiales compartidos y las extraescolares.

"Este curso lo vamos a afrontar de forma diferente por los importantes grados de confianza que nos da la experiencia adquirida en el anterior. Fue muy difícil pero la comunidad educativa estuvo a la altura de las circunstancias y se hicieron bien las cosas", ha valorado la titular de Educación, quien ha insistido en varias ocasiones que pese a esa confianza es fundamental continuar siendo prudentes. Solo en función de cómo evolucione la situación epidemiológica, y si mejora, siempre bajo lo que marque Sanidad, se irá viendo la opción de flexibilizar las medidas en el que será el tercer curso escolar en pandemia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento