Barcelona homenajea en silencio a las víctimas de los atentados de Las Ramblas y Cambrils cuatro años después

Homenaje a las víctimas del atentado de Las Ramblas y de Cambrils.
Homenaje a las víctimas del atentado de Las Ramblas y de Cambrils.
EFE
Homenaje a las víctimas del atentado de Las Ramblas y de Cambrils.
EFE

Barcelona ha rendido este martes un sobrio y emotivo homenaje a las víctimas del 17A en el cuarto aniversario de los atentados, en un acto presidido por el silencio, únicamente roto por el Cant dels Ocells y en que familiares y autoridades han depositado claveles blancos en las Ramblas.

El acto, sin discursos y en un respetuoso silencio, se ha iniciado a las diez de la mañana en el memorial de las Ramblas frente al Liceu, con un minuto de silencio mientras sonaban de fondo las notas del Cant dels Ocells, el oficioso himno de la paz de Pau Casals, interpretado por un artista local, al que ha seguido una ofrenda floral, primero por parte de víctimas y familiares y, posteriormente, por los representantes institucionales.

La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) ha aprovechado el aniversario para reclamar "memoria y dignidad" para los damnificados y sus familias y ha pedido a las autoridades "más empatía" con las víctimas, "abocadas al olvido y marginalidad".

Entre los asistentes al acto, además de más de medio centenar de víctimas y familiares de afectados por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17 de agosto de 2017 -en los que fallecieron 16 personas y más de 140 resultaron heridas-, han participado, entre otros, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; así como representantes de los cuerpos de seguridad y de los equipos de emergencias.

Entre las autoridades también se encontraba la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y la del Parlament, Laura Borràs, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y los consellers de Interior, Joan Ignasi Elena; de Salud, Josep Maria Argimon, y de Igualdad y Feminismos, Tania Verge.

También han participado en el acto el ex ministro de Sanidad y líder de la oposición en Cataluña, Salvador Illa, el líder de Vox en Cataluña, Juan Ignacio Garriga, y representantes de Ciudadanos, como Nacho Martin Blanco y Anna Grau, del PP, como la exministra Dolors Montserrat y Josep Bou, y de Units per Avançar, como el exconseller Ramon Espadaler.

Como en años anteriores, las víctimas y los familiares han asumido todo el protagonismo, ya que estaban en primera fila y han sido los primeros en colocar sus coronas de flores y claveles blancos a los pies del mosaico frente al Liceu donde la furgoneta del terrorista Younes Abouyaaqoub detuvo su macabro recorrido por Las Ramblas.

Entre las víctimas -algunas de ellas con camisetas con el lema "Queremos saber la verdad"- también figuraban los representantes de la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por el Terrorismo (UAVAT), mientras que las autoridades y representantes políticos se han mantenido en un segundo plano.

Por detrás de las autoridades, han rendido homenaje a las víctimas mandos de los Mossos d'Esquadra, encabezados por el comisario Miquel Esquius, de la Guardia Urbana, la Policía Nacional y la Guardia Civil, así como de los equipos de emergencias, como el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y los Bomberos.

Primer aniversario con una condena judicial 

El cuarto aniversario de los atentados ha sido el primero que se conmemora con una condena, aún no firme -ya que está pendiente de que se resuelvan los recursos- con que la Audiencia Nacional impuso en mayo pasado penas de entre 8 y 53 años de cárcel a los tres únicos supervivientes de la célula yihadista que perpetró los atentados.

Por su lado, el Ayuntamiento de Cambrils ha hecho este martes un llamamiento a trabajar "para extender la concordia, la dignidad y la tolerancia entre las personas”, y ha reivindicado la actitud responsable, cívica y solidaria de la sociedad para erradicar cualquier expresión de violencia.

El manifiesto pone en valor la respuesta cívica de la sociedad para hacer fracasar a los violentos y hace un llamamiento a mantener la misma actitud para aislar todas las formas del odio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento