EE UU promete no ingresar a Assange en la cárcel 'supermax' si es extraditado

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al que acusan en Estados Unidos de varios delitos de espionaje y para el que le piden 175 años de prisión, acumula ya varios años en búsqueda por parte del país norteamericano. Se había solicitado una orden de extradición a Reino Unido, donde está detenido actualmente, para juzgarlo en Estados Unidos, pero la jueza británica encargada ha anunciado que no aprueba la solicitud.
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al que acusan en Estados Unidos de varios delitos de espionaje y para el que le piden 175 años de prisión.

Julian Assange no será detenido en una prisión federal 'supermax' si es extraditado a los Estados Unidos para ser juzgado por cargos de piratería y espionaje, ha prometido la administración Biden.

Según ha publicado el medio británico The Times, el fundador de Wikileaks podrá cumplir cualquier sentencia en su Australia natal si es declarado culpable, según el Tribunal Superior del Reino Unido.

Así lo aseguraron las autoridades estadounidenses, después de que un juez de distrito dictaminara en enero que sería "opresivo" extraditar a Assange porque corría el riesgo de suicidio si lo mantenían en condiciones "duras" y de máxima seguridad.

Este nuevo compromiso se produce durante una lucha de un año para llevar a Assange a juicio por cargos de espionaje. Assange se enfrenta a una acusación federal estadounidense de 17 cargos de espionaje y un cargo de uso indebido de ordenadores por su implicación en la publicación de documentos militares y diplomáticos clasificados en 2010.

Cada cargo conlleva una sentencia máxima de diez años, o que supone enfrentarse hasta a 175 años de prisión. No obstante, Estados Unidos ofrece garantías de no retener a Assange, lo que podría despejar el principal obstáculo a su extradición.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento