¿Qué ha ocurrido con Wikileaks desde que Julian Assange fue encarcelado?

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, saluda a los fotógrafos mientras abandona en un vehículo policial el tribunal de Southwark, en Londres (Reino Unido).
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, saluda a los fotógrafos mientras abandona en un vehículo policial el tribunal de Southwark, en Londres (Reino Unido).
Neil Hall / EFE

La justicia británica ha rechazado en la mañana del lunes la petición de Estados Unidos de extraditar al fundador y director de WikiLeaks, Julian Assange, al considerar que existe riesgo de suicidio. Según la magistrada, Assange “sufriría un deterioro que lo llevaría a suicidarse, dada la determinación que le provocan sus trastornos autistas”.

La justicia estadounidense le acusa de delitos de espionaje por filtrar secretos diplomáticos y militares en 2010 a través de su portal web WikiLeaks. Son 17 los cargos relacionados con la Ley de Espionaje por la que se le acusa, además de uno por fraude y abuso informático, lo que sumarían un total de 175 años de prisión.

Assange pasó casi 7 años recluido en la embajada de Ecuador en Reino Unido, hasta que en abril de 2019 el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, decidió entregarlo a las autoridades por “violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolos de convivencia”, según manifestó en su cuenta de Twitter.

En ese momento fue arrestado y puesto en manos de la justicia británica, y así, las mediáticas filtraciones dejaron de copar las páginas de los medios en todo el mundo.

¿Qué ha sido de WikiLeaks?

Pese a que WikiLeaks hace una defensa casi mesiánica de la transparencia y la verdad, acceder a su información financiera o conocer cómo funciona la empresa es complicado, alegando motivos de protección para sus informadores.

WikiLeaks continúa teniendo operativo su portal online, donde todavía se puede acceder a las filtraciones que han hecho durante los últimos años. Sin embargo, el control de Assange sobre lo que se publica se ha notado en el número de filtraciones que ha hecho la web desde que está detenido. La última publicación fue una filtración en diciembre de 2019 sobre la investigación del supuesto ataque químico ocurrido en abril de 2018 en Duma, Siria. 

Tanto la gestión actual de WikiLeaks como su financiación no son públicas, aunque alegan que su mayor fuente de ingresos son las donaciones privadas, además de contar con la de la venta de ropa y artículos en su página web. A lo largo de los años han encontrado por parte de muchos países -que veían en el trabajo de Assange un peligro para sus intereses-, grandes trabajas para financiarse. 

Sin embargo, desde WikiLeaks siempre han encontrado una forma de sortear estos obstáculos, un ejemplo fue el llamamiento a donarles a través de bitcoins cuando en 2017 el Gobierno de Estados Unidos impidió que se les donara por la banca tradicional. Además, WikiLeaks trabaja con medios asociados en prácticamente todo el mundo, con quienes colabora para publicar filtraciones.

Por otro lado, los gastos de la estancia de Assange en la embajada ecuatoriana fueron sufragados por Ecuador, que habría desembolsado hasta 6 millones de euros. En cuanto a los gastos de defensa, los abogados de Assange han alegado trabajar para él de forma gratuita, ya que consideran su caso una clara violación de los derechos humanos. 

Assange, un villano para Estados Unidos

La filtración que puso a WikiLeaks en el mapa fue el video del asesinato de militares estadounidenses a 11 civiles en Bagdad, entre los que se encontraba el reportero de la agencia de noticias Reuters y su ayudante.

En el año 2010, Assange, junto con algunos medios como el New York Times o The Guardian, publicaron miles de documentos confidenciales del Gobierno de Estados Unidos, convirtiéndose en la mayor filtración de la historia. En estos documentos se encontraba información que abarcaba desde la guerra de Afganistán e Irak hasta torturas de Guantánamo.

Otra filtración que provocó la irá de los estadounidenses fue el llamado Celebgate, la filtración de papeles entre el Departamento de Estado de Estados Unidos y sus embajadas, donde se podían leer comentarios personales de políticos y diplomáticos estadounidenses acerca de mandatarios de todo el mundo.

WikiLeaks ha publicado durante los últimos 10 años información confidencial de países de todo el mundo, aunque especialmente de Estados Unidos. Durante la campaña electoral de 2016, una filtración de correos electrónicos hizo que Hillary Clinton bajara en las encuestas y acabara perdiendo la presidencia ante Donald Trump.

El próximo 6 de enero la justicia británica decidirá si le otorga o no la libertad bajo fianza. Mientras tanto, Julian Assange seguirá generando controversia entre los que consideran su labor un peligro para los Gobiernos y quienes lo ven como un defensor del derecho a conocer la verdad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento