La escalada de contagios ya afecta al turismo: Bélgica pide no viajar a Cataluña y Alemania la califica de zona de riesgo

Turistas alemanes llegando a su hotel en el primer día del proyecto piloto de reapertura del turismo en Baleares.
Turistas alemanes llegando a su hotel en el primer día del proyecto piloto de reapertura del turismo en Baleares.
Isaac Buj

La escalada de contagios por Covid entre la población más joven sigue sin traducirse directamente en un aumento de presión hospitalaria pero ya se deja notar en el turismo, de momento en las dos comunidades donde la incidencia acumulada está más desbocada: Cataluña y Cantabria superaron el viernes los 1.000 casos por 100.000 habitantes entre la población de 20 a 29 años y los 700 entre la cohorte de 12 a 19. En este escenario, Alemania y Bélgica han anunciado nuevas advertencias en contra de viajar a estas dos comunidades. Berlín ha añadido a estas dos comunidades en la "lista roja" de lugares con más riesgo debido al coronavirus mientras que Bruselas ha pedido a sus ciudadanos que no viajen a Cataluña si no están plenamente vacunados y que empleen el "sentido común" en sus viajes este verano.

Ninguna de estas dos medidas tiene de momento un impacto directo para impedir que alemanes y belgas viajen a Cataluña y Cantabria porque en ambos casos se mantiene la 'vía rápida' que reconoce el 'pasaporte Covid' a quienes acreditan tener pauta completa de la vacuna o haberse recuperado de la Covid. En ausencia de ambos, los países exigen una PCR o una prueba de antígenos negativa realizada 48 horas y esto es lo que, por ejemplo, seguirá exigiendo Alemania a quienes regresen desde Cataluña y Cantabria, como desde cualquier otro lugar. 

En todo caso, sí da muestra de que el rápido empeoramiento de la situación en España llama la atención de otros países europeos, que además son grandes emisores de turistas al mercado español, algo especialmente necesario ante la práctica ausencia de los británicos, a quienes su gobierno sí impone cuarenta a su regreso desde España.

Además de Alemania y Bélgica, Francia también sigue de cerca la evolución de la pandemia en España, aunque de momento no ha querido tomar medidas ni plantear ninguna advertencia a su población. 

El portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, no ha querido contestar este lunes a la posibilidad de que Francia impida la entrada de personas desde España o Portugal -los dos países con peor situación en toda la UE- y se ha limitado a indicar que su situación se debe a que ambos abrieron las fronteras antes que el resto, en particular al Reino Unido, donde se está produciendo una explosión de casos a causa de la variante delta. Precisamente, la circulación de esta variante es el criterio que ha tomado el Instituto Robert Koch para recomendar al Gobierno alemán la nueva clasificación de Cataluña y Cantabria como zonas de riesgo máximo.

Malas noticias

El Gobierno español contempla estas decisiones con preocupación por cómo podrá afectar al turismo europeo este verano, aunque se encomienda principalmente al turismo doméstico. También espera que el progreso de la vacunación y la "responsabilidad" individual corrijan el actual repunte de contagios. Y que el 'pasaporte Covid' no impida que el resto de europeos viajen a España. Fuentes gubernamentales inciden en que, de momento, ni Bélgica ni Alemania han anunciado medidas que supongan una restricción adicional a la necesidad de acreditar estar totalmente vacunado, haber pasado el coronavirus o tener un diagnóstico negativo.

"No son buenas noticias, lo óptimo hubiera sido que todo el territorio español mantuviese su condición de situación verde", ha señalado este lunes el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, en una entrevista en Onda Cero, precisamente desde Cantabria, uno de los puntos negros de la epidemia en estos momentos. 

Valdés se refería al mapa del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), que cada cierto tiempo actualiza la situación de la pandemia por países. Aunque España nunca ha estado en verde, hace unas semanas sí estaban en el nivel más bajo de alerta Galicia y la Comunidad Valenciana. En su última actualización, el 2 de julio, los colores dejan claro que la situación en casi toda la UE es mucho mejor que la de España y Portugal.

En concreto, siete comunidades autónomas españolas están en rojo: Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón, Cantabria, La Rioja y Canarias.

Situación de la pandemia en la UE a fecha del 2 de julio.
Situación de la pandemia en la UE a fecha del 2 de julio.
European Centre for Disease Prevention and Control.

Este lunes, Valdés se ha encomendado a la vacunación, que ha considerado la gran diferencia con respecto al verano del año pasado, también desde el punto de vista turístico. "Hay que insistir en algo que ha cambiado radicalmente con respecto al año pasado", ha dicho. "No solo tenemos la vacuna sino que la UE nos hemos el 'Certificado Covid', que significa que, al margen de estos consejos sobre los flujos turísticos, disponemos de un mecanismo que nos permite mejorar cierta certidumbre de movilidad"

En todo caso, la inclusión de Cataluña y Cantabria en la 'lista roja' de lugares de riesgo para Alemania y la recomendación de Bélgica de no viajar a Cataluña se dirigen a los dos emisores de turismo que mejor se estaban comportando este año, en ausencia del mercado británico, dado que Londres sí impone cuarentenas a la llegada desde España. Según la estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur), en mayo de 2021 los alemanes, los belgas y los franceses ocupan el podio de la llegada de turistas internacionales.

Según dijo el secretario de Estado de Turismo en una reciente comparecencia en el Senado, con lo que se ha observado hasta ahora, el Gobierno espera recibir este año al "77% de los alemanes que nos visitaron en 2019, esto es, unos 3,8 millones".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento