Ariana Grande sorprende con un vestido espectacular de Vera Wang para el día de su boda con Dalton Gomez

Ariana Grande en la alfombra roja de los Premios Grammy 2020.
Ariana Grande en la alfombra roja de los Premios Grammy 2020.
GTRES

Ariana Grande sorprendió al mundo entero cuando decidió dar el "sí quiero" en una ceremonia íntima el pasado sábado en su casa de Montecito, en California, con su hasta entonces prometido, Dalton Gómez. 

La encargada de diseñar y confeccionar el vestido ha sido la firma Vera Wang Haute, la creadora de moda nupcial más famosa de Estados Unidos, que cumple así la promesa que le hizo a la cantante en la última gala del MET celebrada con público en 2019.

Desde que la noticia de su boda salió a la luz, se creó una gran expectación alrededor de su vestido y, como era de esperar, de su peinado. La cantante no defraudó y nos sorprendió con un look espectacular, digno de una diva del antiguo Hollywood.

"Ariana ha apostado por la elegancia atemporal con un vestido en seda charmeuse recto con escote corazón en forma de lirio y un gran escote en la espalda hasta más allá de la cintura. La gran abertura posterior era interrumpida por una tira de sujetador que recogía el escote, lo que lo hacía aún más original. El vestido llevaba otra abertura en las piernas para consolidar un diseño sugerente y elegante. Escogió unos zapatos de plataforma en satén de Giuseppe Zanotti. Un total look muy acertado en el que los volúmenes están equilibrados tanto por el recogido y el velo como por las líneas rectas del vestido", explica Charo García, de Ilitia Beauty & Science.

La cantante siguió siendo fiel a su pelo recogido y no dudó en llevarlo así en un día tan especial, confiando en el peluquero Josh Liu. "En el cabello la artista ha escogido un semirrecogido tirante sobre el que ha colocado un velo corto plisado rematado por un precioso lazo de satén. La parte de la melena que quedaba suelta caía con unas ondas muy suaves", afirma Mayte Garrote, de Different Estilistas.

En cuanto al maquillaje, Grande se puso en manos de Ash Kohlm y optó por un glamuroso y afilado eyeliner, mientras que para el resto del rostro prefirió un estilo más natural con tonos rosáceos, parecidos a su piel. Para rematar el look, se decantó por un labial nude muy elegante.

Sin duda, la artista hizo alarde de su gran gusto de la mano de grandes profesionales sin renunciar ni un ápice de su estilo tan característico y personal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento