Bob Dylan cumple 80 años: 12+1 versiones en castellano de sus canciones más icónicas

Bob Dylan, en un concierto en Los Ángeles en 2012.
Bob Dylan, en un concierto en Los Ángeles en 2012.
GTRES
Una guitarra y una armónica. Con eso Bob Dylan ha construido toda una leyenda a sus 80 años. Cantautor esquivo, de letras crípticas, lleno de desplantes y cambios que sólo él entiende.
Atlas

Robert Allen Zimmerman nacía un día como hoy hace 80 años. En ese tiempo, la genio de Minesota le ha dado tiempo a escribir algunas de las canciones más famosas de la historia, a ser inspiración continua de Martin Scorsese y a no asistir a recoger hasta tres meses más tarde su Premio Nobel de Literatura. Pero, además, Bob Dylan ha servido de bases para miles y miles de nuevos artistas que no se han podido contener a la hora de versionar algunos de sus temas. Repasamos algunos de los más sonados cover en español que ha recibido el cantautor y poeta norteamericano.

Comenzamos con, quizá, una de las primeras personas que recogió el testigo de Dylan en España: Joaquín Sabina. El de Úbeda, aunque nunca ha llegado a grabar en ningún álbum una versión, sí que ha dado rienda suelta a su admiración profunda por el hoy cumpleañero con versiones de Man gave names to animals [El hombre que puso nombre a los animales], en su etapa en La Mandrágora y recogida en un disco no autorizado llamado Piratas en La Mandrágora, o el It Ain't Me Babe en un Ese no soy yo.

Pasamos ahora al trío Los Payos, que le puso rumba a una canción, Farewell, Angelina, que el estadounidense inicialmente compuso para su cuarto o quinto disco, pero que nunca pasó el corte, siendo finalmente popularizada por Joan Baez a mediados de los 60 en un disco homónimo. Sin embargo, como explica el experto musical Juan Puchades, el grupo formado por el humorista Josele o Eduardo Rodríguez Rodway, que más tarde sería guitarrista de Triana, grabaron su versión en 1968, pocos años después de que la acabase Dylan

Loquillo fue otro de los que le rindió pleitesía a quien considera un maestro en sus primeros compases. En su debut, el autor de Cadillac solitario o Feo, fuerte y formal adaptó la conocidísima The Times They Are A-Changin' por un rockabilly (Los tiempos están cambiando) que le cambiaba el ritmo pausado por punk cuando aún estaba acompañado por Los Intocables.

Y de una de sus canciones más famosas, a otra que no se queda atrás. Blowin' In The Wind ha sido mil y una veces adaptada al castellano, por ser una letra de tono revolucionario que cambió el rumbo musical para siempre y que entroncaba a la perfección con los años 60 y sus cambios en el panorama social y político. Desde Los 007 a Joan Boix, muchos la han versionado, pero nos quedamos con esta La respuesta está en el viento de Hermanos Carrión.

En el Festival Folk, un álbum de 1967 editado por EDIGSA, se encuentra una de los cover de Dylan más celebrados en catalán. La noia del país del Nord (The girl from the North country en su original) era una letra traducida por Pau Riba y a quien le puso voz y guitarra Albert Batiste i Triadó, uno de los fundadores de Grup de Folk.

Kiko Veneno participó de la fiebre dylanesca en 1995, en su disco Está muy bien eso del cariño. Aunque no fue bien recibida en su momento debido a las libertades musicales que se tomaba, el tema Memphis blues again ha perdurado en la memoria de los más acérrimos del del Figueres (aunque solo sea por un videoclip donde aparece Santiago Segura, que ese mismo año estrenaba El día de la bestia).

En los años 80, la cantante argentina de rock María José Cantilo decidió adaptar al español los más de 8 minutos de Hurricane, la unión de Bob Dylan con el deporte en la figura del boxeador Huracán Carter, que años más tarde sería interpretado por Denzel Washington. Su auge y caída es uno de los ejemplos más notables de la capacidad narrativa y poética del músico estadounidense.

2006 fue el año en el que los hermanos Auserón, Santiago y Luis, exfundadores de Radio Futura, grabaron un álbum en el que versionaban algunos de los clásicos del rock anglosajón. Entre los temas, Balada de un tipo flaco, traducción casi literal del Ballad of a thin man.

Para la Expo de Zaragoza de 2008, cuyo motivo principal era el agua, se alinearon Amaral y una de las canciones más pasadas por ídem de Bob Dylan. Nos referimos a A Hard Rain's a-Gonna Fall,  un diluvio que el dúo aragonés decidió adaptar con un Llegará la tormenta por laque los más fanáticos del cantautor judío pusieron el grito en el cielo. El tiempo no les ha dado la razón.

Desde Jerez de la Frontera también se ha admirado largamente al Dylan. Prueba de ello: Los Delinqüentes. En su disco de 2010 Los hombres de las praderas y sus bordones calientes, grabado con Tomasito, los garrapateros se atrevieron con el The man in me y el resultado, El hombre que hay en mí, se mantiene en el estilo de la banda sin dejar de lado el mensaje original.

Que Bob Dylan ha influido en Nacho Vegas es de perogrullo, de ahí que el asturiano le rindiese un homenaje en 2011, precisamente, por sus 70º cumpleaños. En aquel momento, el cantautor utilizó su guitarra y su voz para cantar Un simple giro del destino, versión de Simple Twist of Fate que acto seguido cantó Christina Rosenvinge.

Por último, cómo no, la canción que cerró el álbum Delantera Mítica de Quique González, publicado en 2013 y cuyo videoclip fue un stop-motion de plastilina. El cantautor madrileño no se pudo resistir a entonar aquello de ¿Es tu amor en vano?, una versión del clásico Is your love in vain? que comenzaba la cara B del vinilo del Street Legal de Dylan

Acabamos con el propio Dylan cantando, al menos, una palabra en español. Maestro de la lengua inglesa, utilizó este Señor como forma de denunciar la esclavitud y la incidencia estadounidense en Sudamérica en una Historia del poder yankee, que fue el sobrenombre de su canción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento