¿Es buen momento para comprar una vivienda? Factores a tener en cuenta antes de la adquisición

Con un contrato de reserva o de arras nos aseguramos de que la compraventa se finalizará.
Con un contrato de reserva o de arras nos aseguramos de que la compraventa se finalizará.
ARCHIVO

La emergencia sanitaria del coronavirus ha generado un profundo impacto económico y social en multitud de sectores pero, ¿cuál es la situación del mercado inmobiliario? A pesar de la recesión económica actual, "el escenario es positivo para los que quieran adquirir un inmueble", destacan desde el comparador financiero HelpMyCash

Los precios de las viviendas han bajado y las entidades bancarias han reducido los intereses hipotecarios. Por ello, los expertos de HelpMyCash han elaborado un manual con las principales claves para valorar si es conveniente o no adquirir una vivienda y si se dispone de suficiente solvencia.

Tener solvencia económica y una cantidad ahorrada

En primer lugar, hay que valorar si existe una cantidad considerable de ahorros para embarcarte en la compra de un inmueble. "Lo primero que hay que saber es que los bancos suelen prestar un máximo del 80% de lo que costará la adquisición", aclaran. 

Hay que disponer de, al menos, un 20% ahorrado del coste total de la vivienda.

Por tanto, la persona que desee comprar la vivienda deberá tener ahorrado, al menos, el 20% del coste total. "Además, debe contar también con los fondos propios suficientes para pagar los gastos asociados a la compraventa, como impuestos, aranceles notariales y registrales", advierten.

Si por ejemplo un potencial comprador estuviese interesado en una vivienda que tiene un coste de 100.000 euros, para adquirirla necesitaría tener 30.000 euros de ahorro, esto es, 20.000 para la parte no financiada por el banco y 10.000 para gastos asociados.

Los gastos al tener una vivienda en propiedad

Por otra parte, hay que tener en cuenta los gastos periódicos que supone comprar una casa, además de pagar la cuota mensual del préstamo al banco. Algunos de los más comunes son los siguientes: seguro de la vivienda, recibo del IBI, productos asociados al préstamo o tasas municipales. 

Otra recomendación principal es tener una situación laboral estable para buscar financiación.

Asimismo, los analistas del comparador únicamente recomiendan comprar una vivienda "si se cuenta con una situación laboral estable, buen salario, contrato indefinido, etc.". En caso contrario, la búsqueda de financiación sería más compleja y existiría "un mayor riesgo de no poder pagar la hipoteca e incluso de perder la casa".

Calcular a cuánto asciende la cuota mensual del préstamo

En el caso de contar con los ahorros suficientes y de tener una posición económica y laboral estable, el segundo paso es calcular si se podrán abonar las cuotas mensuales de la hipoteca. "Lo ideal es consultar las condiciones de varios préstamos hipotecarios y asegurarse de que la mensualidad no supere el 35% de los ingresos mensuales netos de los titulares", indican.

Si se trata de una hipoteca variable, desde HelpMyCash aconsejan preguntar a la entidad a cuánto ascenderían las cuotas en varios escenarios posibles. Además, "el banco podría aplicar rebajas sobre el tipo de interés a cambio de contratar varios de sus productos". 

El comparador financiero ha preparado esta calculadora online para que cualquier usuario interesado en comprar una casa pueda comprobar si podría hacer frente a las cuotas de un posible préstamo hipotecario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento