De diseñar el Gobierno a elegir la Mesa de la Asamblea: las intensas semanas que se avecinan en la política madrileña

El gobierno madrileño está formado por la presidenta y siete consejeros en la actualidad.
El gobierno madrileño está formado por la presidenta y siete consejeros en la actualidad.
20M

La política madrileña está al borde de unas semanas frenéticas. La celebración de elecciones -en las que los populares cosecharon una abultada mayoría gracias a más de 1,6 millones votos que se tradujeron en 65 escaños- implica el diseño de un nuevo Ejecutivo autonómico y la constitución de una nueva Asamblea. Ambos órganos van a cambiar con respecto a los que han estado funcionando hasta ahora, en parte por la fuerza que adquieren los populares y también por la desaparición de Ciudadanos (Cs), que el 4-M se quedó sin representación parlamentaria.

Sobre Isabel Díaz Ayuso recaen algunas de las decisiones más relevantes por tomar. La presidenta en funciones anda estos días dándole vueltas al que será su gabinete hasta la primavera de 2023, pero ya ha dado algunas pistas. Será un Gobierno por debajo de las 13 consejerías que pactó con Cs en 2019. De momento, Díaz Ayuso se inclina por 10 departamentos que tendría ya definidos a grandes rasgos, aunque no asignados. La líder del PP madrileño aseguró esta semana que no tenía aún decididos los “nombres” por los que optaría, aunque todo parece indicar que no hará muchos cambios.

Díaz Ayuso siempre ha cerrado filas con sus consejeros. Tras cesar a los responsables de Ciudadanos, les repartió las carteras que ocupaban los naranjas y después les colocó en los primeros puestos de su lista electoral. Lo más probable es que, si no todos, el grueso de ellos continúe ocupando cargos en el Ejecutivo por nombrar, aunque está por ver si mantienen sus actuales funciones.

También habrá que esperar para saber cuáles son los nombres elegidos para completar el Gobierno, porque actualmente son siete consejeros. Entre los nombres que se barajan aparece el de Marta Rivera de la Cruz, exconsejera de Cultura de Cs. En no pocas ocasiones, la presidenta en funciones ha alabado su gestión y se ha inclinado a repescarla como independiente. En la misma calidad se barajaría incluir a Toni Cantó, otro ex naranja, al Ejecutivo madrileño. Iba en las listas pero el Tribunal Constitucional le dejó fuera por no cumplir los requisitos de la ley electoral. Ha hecho campaña por el PP y cuenta con el respaldo de Génova, por lo que es probable que se le dé alguna responsabilidad.

En lo que respecta a la Asamblea, la ausencia de Cs cambiará la configuración actual. El partido era la tercera fuerza con 26 diputados y ostentaba la presidencia en la figura de Juan Trinidad, gracias al acuerdo que sellaron en junio de 2019 con PP y Vox al conformar la Mesa de la Asamblea. A tenor de la mayoría resultante de las urnas, serán estos partidos los que ocuparán una parte importante de los siete asientos (además de la presidencia, hay tres vicepresidencias y tres secretarías) del principal órgano de gobierno de la cámara.

Fuentes populares calculan que podrían acceder a entre tres y cuatro puestos de la Mesa, aunque inciden que aún es pronto para saber cuál será la configuración y emplazan a las conversaciones que en las próximas semanas entablarán los grupos parlamentarios. Además de las relativas a la Mesa, los partidos tendrán que resolver otras cuestiones tan diversas como el reparto de los espacios de trabajo de la cámara, las o la designación de los siete senadores que corresponden a la Comunidad de Madrid.

En la Asamblea, el PP madrileño tiene cargos que han adquirido gran relevancia en los últimos tiempos y podrían ser elegidos para puestos de responsabilidad. Entre ellos destaca Alfonso Serrano, hasta ahora portavoz del grupo popular y uno de los artífices de la victoria de Díaz Ayuso, porque ha dirigido su campaña electoral. En esta legislatura corta en el parlamento también ha tenido un papel relevante Ana Camins, secretaria general del PP de Madrid.

En todo caso, los populares tendrán dónde elegir para todos los cargos que han de designar: con 65 diputados, tienen el grupo parlamentario más grande de la última década y el mayor del hemiciclo, que con 136 escaños se convierte por primera vez en el parlamento más grande de España al superar en un diputado al de Cataluña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento