El PSOE, descabezado en Madrid: Franco dimite, Gabilondo renuncia a ser diputado y una gestora toma las riendas

  • El secretario general del PSOE-M dimite para que no se emplee el mal resultado "para atacar" al Gobierno y al partido
  • Gabilondo no recogerá su acta en la Asamblea y los socialistas tendrán que elegir a un portavoz parlamentario
  • Una comisión gestora, cuya composición aún no se conoce, se hace cargo de la federación madrileña
  • Ángel Gabilondo, ingresado de urgencia por un problema cardíaco leve
Ángel Gabilondo junto al secretario general del PSOE-M José Manuel Franco
Ángel Gabilondo y José Manuel Franco
PSOE-M
El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha decidido no recoger su acta de diputado.
Europa Press

La debacle socialista en las elecciones del 4-M ha dejado al partido descabezado en la Comunidad de Madrid: en la tarde de este jueves, su secretario general, José Manuel Franco, presentó su dimisión, y su candidato, Ángel Gabilondo, anunció que no recogerá su acta en la Asamblea. Con este panorama, una comisión gestora asumirá las riendas del partido y el grupo parlamentario tendrá que elegir a un portavoz capaz de hacer frente tanto a Isabel Díaz Ayuso (PP) como al ascenso de Más Madrid, que liderará la oposición en la Cámara.

El primer movimiento fue la renuncia de Franco, líder de los socialistas madrileños desde 2017, que presentó su dimisión para que "no se utilice el mal resultado en los comicios de la Comunidad de Madrid para atacar al Partido Socialista y al Gobierno de España", según informó el partido en una nota. Su dimisión llegó tras acumularse las voces críticas que exigían que alguien asumiera responsabilidades y apenas 24 horas después de que, ante la Ejecutiva del partido en Madrid, Franco rechazara dar un paso atrás.

En una rueda de prensa en Ferraz, el secretario de Organización federal, José Luis Ábalos, agradeció a Franco "su lealtad, su compromiso y su trabajo", y argumentó que dimite para "no condicionar" el "nuevo tiempo" que se abre para el PSOE en Madrid. El partido queda ahora en manos de una comisión gestora, cuya composición se conocerá próximamente, y que dirigirá la federación madrileña hasta la convocatoria del siguiente Congreso.

El secretario de Organización también confirmó que Gabilondo –ingresado este jueves por un problema cardíaco leve– no recogerá su acta de diputado en la Asamblea, y elogió al candidato, que "asumió la candidatura en un momento muy complicado en 2015", que ganó en 2019 y que "volvió a asumir" el reto de concurrir a un proceso electoral cuando Ayuso decisión adelantar los comicios. 

Un clima de odio y un Madrid "singular"

Ábalos también esbozó un primer diagnóstico de los motivos que han llevado al PSOE a marcar su mínimo histórico, dejándose 13 diputados y más de diez puntos de voto en la Comunidad, hasta el punto de verse sorpassado por Mónica García. A juicio del partido, el "clima de crispación" y "odio" ha marcado la campaña y ha dificultado articular el debate en torno a propuestas programáticas.

También aludió a la "fatiga" generada por las restricciones derivadas de la pandemia y a las "características singulares" de Madrid, que definió como una "gran ciudad acostumbrada al bullicio, al ocio, con mucho tránsito" y un importante peso del sector servicios. "Se valoran otras cuestiones que en otras ciudades no tienen el mismo impacto", sostuvo.

Preguntado por el tono de la oposición socialista a Ayuso, dado que muchas voces en el seno del partido han reclamado en los últimos tiempos más contundencia contra la presidenta madrileña, Ábalos replicó que la oposición del PSOE fue "leal", como correspondía en un contexto de pandemia. "El PSOE no ha hecho una oposición de desgaste del PP porque nos sentíamos corresponsables de la gestión de la lucha contra la pandemia. No podíamos pedir una oposición leal [a nivel estatal, al PP] y hacer eso en la Comunidad de Madrid", justificó.

El Gobierno no se da por aludido

El PSOE, en cualquier caso, rechaza "extrapolar los resultados al resto de España", algo que a su juicio supondría "confundir los deseos" de la derecha "con la realidad" del país. Los socialistas consideran que los comicios estaban claramente "circunscritos" al ámbito madrileño, que tiene una "estructura singular", e insisten en que el batacazo de la candidatura liderada por Gabilondo "no va a condicionar la política del Gobierno de España". Sí creen los socialistas, en cambio, que se ha certificado la "liquidación del proyecto político" de Ciudadanos, "propiciado" por la estrategia del PP de "engullir" a la formación de Inés Arrimadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento