Podemos cifra en 4.100 millones al año los "privilegios fiscales" que el PP otorga a las rentas altas en Madrid

  • Iglesias dice que no confía en las encuestas y vaticina una participación masiva que traerá un Gobierno progresista
Pablo Iglesias, en La Sexta,
Pablo Iglesias, en La Sexta,
LA SEXTA

Podemos ha criticado que los "privilegios fiscales" a las rentas altas aplicados por el PP en la Comunidad de Madrid suponen una merma de ingresos superior a los 4.100 millones de euros anuales y que ese "paraíso fiscal" ha generado que, pese a tener la mayor renta per cápita del país, los servicios públicos se hayan visto "erosionados", sobre todo en lo referido al gasto sanitario.

El área económica de Podemos sostiene que esos beneficios fiscales aplicados por los populares en Madrid se concentran en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (2.663 millones de euros), Patrimonio (996 millones) e IRPF (504 millones) que se acumulan "en manos de la población que más recursos tiene".

Cantidades que, para Podemos, "lastran el desarrollo de los servicios públicos de todos los madrileños" mediante unas rebajas fiscales "fuertemente regresivas. 

La formación morada destaca que ello conlleva un "recorte" de partidas a servicios públicos y alude a que los indicadores de gasto público en sanidad de Madrid revelan la "erosión de los servicios públicos madrileños", al situarse a la "cola del gasto público en sanidad en relación con su PIB y la segunda comunidad con menor gasto sanitario por habitante.

En consecuencia, el sistema madrileño consiste en servicios "infradotados" por un modelo tributario de "fuertes privilegios fiscales para las rentas más altas y los grandes patrimonios". En este sentido, descarta que la situación responda al sistema de financiación autonómica, que en términos de recursos por habitante ajustado se coloca "ligeramente por encima de la media" de las autonomías de régimen común en 2017.

Frente a esta deriva, Podemos defiende una reforma fiscal progresiva para mejorar los servicios públicos y "afrontar una recuperación económica que permita reducir las desigualdades entre los madrileños", eliminando los privilegios fiscales a las rentas y patrimonios más altos.

Concretamente, aspira a aumentar en cuatro puntos porcentuales el tramo autonómico del IRPF a quienes cobren de 60.000 a 150.000 euros, y elevar a seis el tipo impositivo a partir de 150.000 euros. Por otro lado, defiende reducir del 9 al 8,5% en el primer tramo (hasta 12.450 euros) para todas las declaraciones y recuperar los impuestos de sucesiones y patrimonio para fortunas superiores al millón de euros, incrementando la exención del valor de la vivienda habitual hasta los 500.000 euros. 

No se fía de las encuestas

Su candidato, Pablo Iglesias, aseguró por su parte este miércoles que no confía en las últimas encuestas recordando lo que ocurrió en las elecciones andaluzas de 2018. En una entrevista en 'La Sexta' recogida por Europa Press, Iglesias ha señalado que en dichas elecciones andaluzas "no lo predijo ninguna encuesta y que el cambio democrático va a llegar a Madrid frente al fascismo, el cinismo y para defender a la democracia".

Iglesias vaticinó "una participación masiva" que en sus predicciones traerá un Gobierno progresista. Para el líder de Podemos, conseguirlo requiere que el 70% de los barrios y ciudades donde gana la izquierda se movilice en el misma medida que se moviliza del otro 30%. "Se ha producido una preocupación social en términos democráticos sobre una formación ultra que puede entrar en un Gobierno en la zona euro y lo que eso significa", ha alertado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento