Ismael Cuesta, el artista olvidado que vivió, pintó y murió en el corazón de Madrid

  • Este artista crítico y satírico nació, vivió, trabajó y murió en el número 12 de la Puerta del Sol. 
  • Dos exposiciones recuperan ahora su figura y su obra, impulsadas por su hija, Carlota Cuesta, también artista. 
El anticuario, de Ismael Cuesta, de 1935. Acuarela.
'El anticuario', de Ismael Cuesta, de 1935. Acuarela.
Ismael Cuesta

Solo las ciudades son madres capaces de olvidar a un hijo. El pintor Ismael Cuesta nació en el número 12 de la Puerta del Sol de Madrid en 1899. Allí vivió y trabajó (exceptuando diez años que residió en París) hasta su muerte en 1982. Ismael Cuesta presenció cada latido de ese corazón de la ciudad. 

No solo porque viviera y tuviera su estudio en el centro mismo de la ciudad, la plaza a la que apuntan todos los números descendentes de las calles de Madrid y desde donde se miden todas las carreteras radiales, si no porque en sus acuarelas reflejó "un testimonio elocuente de su época, se interesa por todos los personajes que componen los distintos círculos sociales con una incomparable maestría que equilibra los elementos caricaturescos y poéticos", según reza su biografía. 

Quizá la base del olvido de este artista que pintaba "la psicología de los personajes, en sus actitudes y posturas, y los sitúa en un entorno que su espíritu curioso crea con muy pocos detalles", se deba a un problema de marketing. 

Ismael Cuesta nunca expuso su obra personal, ni vendió una sola de sus acuarelas. 

Sí se vio su arte en publicaciones como ABC, Blanco y Negro, La Esfera, El Español, Diez Minutos, Lecturas y en otros medios franceses como Le Rire, Fantasio, Le Journal Amusant o Parisient entre otros muchos. 

Los Sabios, de Ismael Cuesta. Acuarela, 1948.
'Los Sabios', de Ismael Cuesta. Acuarela, 1948.
Ismael Cuesta

Fue uno de los mejores dibujantes e ilustradores españoles del siglo XX y del París de los años 20 y 30, cosa que demuestra que su estudio lo frecuentaran personalidades del arte y el humor como Máximo, Forges, Chumiz Chúmez, Cebrián o que fuera amigo y compartiera tertulias con Romero de Torres, quien fuera además su profesor, Bores, Bartolozzi, Ramón Gómez de la Serna, Sonia Delaunay, Santonja Rosales, Fausto López Romero, Timoteo Pérez Rubio, Henry Strater (que en el museo que lleva su nombre, en Ogunquit, en el Estado de Maine, en EE UU, existen varios dibujos de Ismael Cuesta).

Aficionado al humor y a la caricatura frecuentó los círculos humorísticos y cuando en 1948 nace la Asociación de Dibujantes Españoles (A.D.E.) él es miembro fundador. 

Es con Mingote, José Luís Dávila, Soravilla, Serny, Picó, Lorenzo Goñi, Antonio Casero, Garrido, Esteban, Luís Sánchez Polar (Tip, de Tip y Coll), con los que mantiene más relación por sus encuentros en las exposiciones.

Ahora se ha corregido en parte el olvido al que fue sometido. Actualmente el Museo Municipal de Historia de Madrid, (calle Fuencarral, 78) donde está casi toda su obra, tiene una exposición dedicada a este artista, llamada El lápiz del paseante. Además, en los meses marzo y abril su hija, Carlota Cuesta (que heredó la profesión artística de su padre), va a poner a la venta su colección privada, en la Galería Ra del Rey (calle Reina, 11 de Madrid), donde se puede visitar otra exposición hasta el 3 de abril, con los últimos 40 dibujos que quedan de él. 

'Piel de oso', acuarela de Ismael Cuesta.
'Piel de oso', acuarela de Ismael Cuesta.
Ismael Cuesta
Mostrar comentarios

Códigos Descuento