El papa llega a Irak en una visita histórica para apoyar a la comunidad cristiana, masacrada desde 2003 por los yihadistas

El papa Francisco saluda antes de subirse al avión que le ha llevado a Irak desde Roma.
El papa Francisco saluda antes de subirse al avión que le ha llevado a Irak desde Roma.
EFE/EPA/TELENEWS

El papa Francisco llegó este viernes a Bagdad en la primera visita de un pontífice a Irak, donde se acercará a la castigada comunidad cristiana del país, que fue brutalmente perseguida por los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) tras ocupar partes del territorio durante tres años. Se calcula que en el país quedan cerca de 300.000 cristianos de los aproximadamente 1.500.000 que había en 2003, época en la que se exacerbó la violencia sectaria.

Tal y como estaba previsto, el vuelo de la compañía Alitalia aterrizó en el aeropuerto de Bagdad sobre las 14.00 hora local (11.00 GMT) para iniciar una visita que durará tres días. Se trata el primer viaje internacional del pontífice en 15 meses debido a la pandemia. 

A su llegada al aeropuerto de Bagdad, el papa ha sido recibido por el primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, y dos niños con trajes tradicionales le han ofrecido flores. 

Su primer acto oficial será la reunión con el presidente del país, el kurdo Barham Saleh, y el discurso que pronunciará en el palacio presidencial ante las autoridades y miembros del cuerpo diplomático.

En solo tres días, el pontífice irá al sur a Ur de los Caldeos y al norte, a la llanura de Ninive y las ciudades de Mosul y Qaraqosh, destrozadas por el EI y donde se concentraba la población cristiana que ha quedado reducida a la mitad, además de a Erbil, la capital del Kurdistán, que dio cobijo a los que huían de los yihadistas.

Le acompaña el cardenal español Miguel Ángel Ayuso

De la delegación vaticana forman parte, además del secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, el prefecto de la congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal argentino Leonardo Sandri, y el cardenal español Miguel Ángel Ayuso, a la cabeza del Pontifico Consejo para el Dialogo religioso, entre otros.

También el cardenal Fernando Filoni, quien fue nuncio en Bagdad desde 2001 a 2006 y que ayudará al papa después de que el actual embajador, Metja Leskovar, contrajera el coronavirus y haya tenido que guardar cuarentena.

En el vuelo viajan con el papa 75 periodistas, fotógrafos y operadores de cámara. Todos los que acompañan en este viaje al pontífice han sido vacunados para evitar contagios. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento