¿Qué es el impuesto sobre la electricidad que aparece en el recibo de la luz?

No supone un coste excesivamente alto en la factura en términos generales, pero es conveniente conocerlo
No supone un coste excesivamente alto en la factura en términos generales, pero es conveniente conocerlo
Freepik

El Impuesto sobre la electricidad es uno de los impuestos especiales de fabricación marcados por el Ministerio de Industria, que también se aplican a la gasolina o el tabaco.

Este concepto, que aparece en todos los recibos de la luz independientemente de tu tarifa eléctrica o compañía, se aplica sobre el total del importe del término de potencia y del término de consumo eléctrico.

La tasa entró en vigor el 1 de enero de 1998 con la normativa recogida en el artículo 7 de la Ley 66/1997. El objetivo inicial era obtener los ingresos necesarios destinados a cubrir las ayudas a la minería del carbón; en otras palabras, era una forma de financiar esta fuente de producción de electricidad impuesta por la Comunidad Europea. Sin embargo, a pesar de este inicio, lo que en la actualidad se consigue recaudar a través de este impuesto, va destinado a los fondos públicos, encargados de sectores como son la sanidad o la educación.

Esto significa que, al ser un impuesto regulado por el Gobierno, cada comercializadora eléctrica lo recauda en su nombre pero todas tienen que calcular igual y, por lo tanto, te cobrarán lo mismo.

¿Quién y para qué se paga este impuesto?

Si tienes luz en casa debes pagar este impuesto, ya que se aplica a las personas que han contratado un suministro eléctrico independientemente de si estás consumiendo electricidad en ese domicilio o no. Es un gasto fijo.

Uno de los objetivos de este gravamen es garantizar el consumo responsable de los recursos limitados ofrecidos por la naturaleza, aunque también es cierto que su afán recaudatorio permite aumentar los fondos públicos, encargados de sectores como son la sanidad o la educación.

¿Dónde aparece este impuesto en la factura?

El impuesto eléctrico en la factura de la luz debe figurar de forma clara y detallada en la factura que recibas,  junto a otros datos como tu consumo  o la potencia contratada. Debe aparecer la cantidad exacta que estás pagando para que tengas claro qué dinero estás abonando sobre el impuesto especial sobre la electricidad.

La cifra definitiva se aplica sobre la suma del total de la energía consumida y de la potencia contratada. No supone un coste muy alto en el cómputo total de la factura, pero es conveniente conocerlo para saber exactamente qué estás pagando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento