El pleno de Diputación pide IVA reducido para la factura de la luz y ayudas a los desfavorecidos para su pago

El pleno de la Diputación de Sevilla, celebrado este jueves por vía telemática, ha rechazado una moción del PP en demanda de rebajar el tipo de gravamen del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica del siete al cero por ciento, aprobando no obstante una de Cs que solicita al Gobierno central un "plan de garantía de suministros básicos" con ayudas directas para el abono de la electricidad, el agua o el gas de las familias vulnerables, un IVA reducido del 10% en las facturas de luz y gas y una reforma de la tarifa eléctrica, entre otros aspectos.
Bombilla, bombillas, luz, electricidad, energía
Bombilla, bombillas, luz, electricidad, energía
EUROPA PRESS - Archivo

En primer lugar, ha sido debatida una moción del PP, defendida por la diputada María Eugenia Moreno como portavoz popular, en demanda de rebajar el tipo de gravamen del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica del siete al cero por ciento, así como modificar la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico para que determinados costes regulatorios que se trasladan a la factura eléctrica como la deuda del sistema eléctrico, sean financiados íntegramente con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y no recaigan sobre los consumidores.

Y es que tras alcanzar el precio mayorista de la electricidad máximos históricos para una referencia media diaria, con 94,99 euros por megavatio hora (MWh), en plena ola de frío, los populares avisan de que "en 2019, el precio del kilovatio hora en España era el quinto más alto de la Unión Europea y el país se sitúa entre los 10 primeros países de la Unión que mayor IVA aplica a este producto", fruto de lo cual en España, según el PP, "menos de un 40 por ciento de la factura depende del precio de la electricidad y del mercado", correspondiendo el porcentaje restante a "la gestión política y los impuestos".

En ese contexto, María Eugenia Moreno ha acusado al vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de ser "el mayor cómplice" de dicha situación y de "dar la espalda a los que tanto defendía" antes de incorporarse al Gobierno tras las elecciones generales de noviembre de 2017. Es más, incluso a acusado al Ejecutivo central de "meter la mano en el bolsillo" de los ciudadanos a través de la factura de la electricidad.

Así, ha criticado insistentemente que durante la reciente ola de frío el precio de la electricidad llegase a experimentar un repunte de hasta "el 27 por ciento", extremo que ha reprochado al Gobierno central del PSOE y Unidas Podemos, tras lo cual el diputado de Cs Manuel Benjumea ha criticado también al Ejecutivo central, considerando que el mismo no ha hecho "absolutamente nada" frente al incremento del precio de la luz. Igualmente, ha señalado las iniciativas promovidas al respecto por su partido en las instituciones.

EL PASADO DE PODEMOS

Ello, mientras "Podemos está callado después de todo lo que ha dicho de las eléctricas", según Benjumea, toda vez que el ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU), viene alertando de que el sector energético "está dominado por tres grandes empresas que tienen un gran poder de mercado"; y ha pedido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que investigue posibles "irregularidades" en el mercado eléctrico.

"Si reducimos los impuestos sobre la electricidad, ayudamos a disminuir el impacto sobre la factura", ha indicado Benjumea, asegurando que "el Gobierno tiene margen" para ello.

Por Adelante, Miguel Ángel Márquez ha avisado de que si la electricidad está sujeta a un IVA del 21% es por el alza de dicho impuesto acometida en 2012 por el entonces Gobierno central del PP, al que ha reprochado además el real decreto sobre autoconsumo eléctrico que aprobó el Gobierno del PP en 2015, el conocido como "impuesto al sol" dados sus gravámenes. Según ha dicho, en este conflicto el "gran problema es la privatización del sector eléctrico, que decide un gran porcentaje del precio" que pagan los consumidores, lo que le ha llevado a apostar por lo público.

En el caso del PSOE, la diputada Trinidad Argota ha reprochado a María Eugenia Moreno que esté acusando al Gobierno central de "meter la mano en el bolsillo" de la ciudadanía, caso que ha negado. Además, ha corroborado la línea de argumentación de Miguel Ángel Márquez, acusando al PP de promover una moción "populista" y recordando que desde el pasado 20 de enero, coincidiendo con el declive de la ola de frío, el precio de la electricidad ha caído "un 32 por ciento". Así, ha reconocido la necesidad de buscar soluciones, pero ha acusado al PP de aprovechar políticamente esta "coyuntura", siendo rechazada la moción al votar en contra el PSOE y Adelante y a favor el PP, Cs y Vox.

"OTRO GOLPE MÁS"

La moción de Cs, defendida por Carmen Santa María, versaba sobre lo mismo con el aviso de la diputada de la formación naranja de que el repunte de hasta el 27 por ciento en el precio de la electricidad, coincidiendo con la intensa ola de frío, ha supuesto "otro golpe más a las maltrechas economías de empresas, pymes, autónomos y, como no, a los consumidores finales", con lo que ha acusado al Gobierno de "mala gestión" y de ocultarse tras "cortinas de humo" y ha recriminado igualmente a Pablo Iglesias las posiciones mantenidas por su partido cuando estaba en la oposición respecto al precio de la electricidad.

Así, la moción de Cs reclama que la Diputación manifieste la "necesidad de que se adopten las medidas necesarias para reducir el enorme impacto de la subida del precio de la electricidad en las familias y consumidores vulnerables", instando al Gobierno central a promover un "plan de garantía de suministros básicos" con ayudas directas para el abono de la electricidad, el agua o el gas de las familias vulnerables o acuerdos con las empresas de abastecimiento para preavisos antes del cierre del suministro.

Además, la moción de Cs pide al Gobierno "acabar con la doble imposición en las facturas de luz o gas, sacando los impuestos de electricidad e hidrocarburos de la base imponible del IVA" para reducir el coste final, un IVA reducido del 10% en las facturas de luz y gas y una reforma de la tarifa eléctrica. Finalmente, se demanda a la propia Diputación actuaciones en pro de "paliar" las adversidades sufridas por los consumidores vulnerables por las circunstancias ya descritas.

"LA CLAVE" DEL PROBLEMA

Frente a ello, el diputado de Adelante José Manuel Triguero ha lamentado que ni el PP ni Cs atiendan a "las oscilaciones en el precio" de la energía, extremo "clave" en toda esta situación, pues "el mercado responde a los intereses del oligopolio energético", algo que "funciona así" desde el Gobierno del popular José María Aznar, desde cuando "se traslada" el impacto de tales "oscilaciones" al consumidor final. A tal efecto, ha defendido la necesidad de "reformar el mercado eléctrico" y dar más protagonismo a lo público.

Trinidad Argota, de su lado, ha insistido en que el PP y Cs intentan sacar rendimiento político a una situación "coyuntural" derivada de una "demanda extrema" a cuenta del frío, defendiendo que "desde 2018", el precio de la electricidad ha caído "un 40 por ciento para once millones de habitantes en España. Tras no aceptar Cs una enmienda del PSOE, la moción ha sido aprobada con el voto a favor de Cs, el PP y Vox, la abstención del PSOE y el voto en contra de Adelante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento