El príncipe Guillermo pierde a quien ha sido su mano derecha en el convulso 2020: Christian Jones dejará su cargo

El príncipe Guillermo de Inglaterra, en el pasado mes de febrero.
El príncipe Guillermo de Inglaterra, en el pasado mes de febrero.
GTRES

Ha sido como si acabara un ciclo. De hecho ha durado casi un año: el 2020. El convulso 2020 habría que decir, porque fue el año del Sussexit y el año del coronavirus si nos atenemos a los dos grandes acontecimientos que han marcado la vida del príncipe Guillermo.

Sobre la pandemia del Covid-19 poco más se puede decir, porque afectó (y afecta) a todos por igual, pero como ahora parece que se han reconciliado los duques de Cambridge con Meghan Markle y el príncipe Harry, sobre todo teniendo en cuenta la enemistad que había entre los hermanos, da la sensación de que Christian Jones poco más tenía que hacer.

Jones se incorporó en marzo del año pasado al equipo del heredero al trono para reemplazar a Simon Case —quien se marchó a trabajar en una importante empresa de inversión de capital privado, Bridgepoint—, por lo que se convertía casi instantáneamente en su mano derecha.

Fue él quien se colocó delante (metafóricamente hablando) del príncipe durante las semanas más críticas, como escudo y segunda persona más importante en su círculo íntimo... aunque parece que a esa situación le quedan apenas unas semanas por delante.

Por lo que ha adelantado el propio Jones, confirmándoles su propia exclusiva al diario Telegraph, en unos meses dejará de trabajar para la familia real británica y comenzará su andadura en el sector privado, aunque ello no será óbice para poder asesorar en lo que sea menester a la pareja real, que por ahora ni han hecho la declaración oficial ni se han pronunciado al respecto fuera del protocolo.

"Mientras que Simon [Case] convirtió al duque en un estadista, Christian Jones ha buscado guiarles en sus roles de cara al público durante la pandemia. Les ha ayudado a tener más confianza en ellos mismos, presionándolos suavemente para que salieran de su zona de confort", ha revelado una fuente al susodicho medio.

Jones comenzó su andadura en la casa real británica entrando en 2018 en la sección Unidad de Europa de la Oficina del Gabinete del palacio de Kensington, por lo que su desempeño era ayudar tanto a los duques de Cambridge como a los de Sussex en sus relaciones públicas.

Su buena función y sus migas con Guillermo de Inglaterra hicieron que pronto pasase a ser secretario de prensa y, apenas tres meses después, secretario privado —cuando quedó vacante el puesto— y que le ha granjeado los elogios de y halagos tanto desde dentro de palacio como desde los medios especializados en la realeza, como su idea del Royal Tour, un viaje exprés de 48 horas por todo Reino Unido que los duques de Cambridge hicieron para agradecer su labor al personal sanitario.

Como curiosidad, se ha dado el caso de que el príncipe Carlos y Camila de Cornualles también han perdido a un miembro importante de su equipo, Julian Payne, su jefe de comunicación, quien después de 5 años trabajando para ellos ha decidido firmar con una empresa privada. Estas dos salidas han provocado una oleada de sospechas por si suponen una "limpieza" debido a ciertas filtraciones, como dejó caer el periodista de ITV Chris Ship antes de borrar su publicación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento