La enemistad entre los príncipes Guillermo y Harry fue "muy fea e increíblemente intensa"

El príncipe Guillermo y el príncipe Harry, en abril de 2018.
El príncipe Guillermo y el príncipe Harry, en abril de 2018.
Toby Melville / GTRES

No solo quieren, sino que casi lo necesitan. Al fin y al cabo son hermanos, ambos se apoyaron mutuamente tras la muerte de su madre, han vivido siempre bajo los mismos focos, y ahora, además, los dos son padres: el príncipe Guillermo y su hermano pequeño, el príncipe Harry, están buscando retomar y reparar su deteriorada relación.

Ya ha pasado un año del Sussexit y la vida de ambos ha cambiado drásticamente, tanto la del esposo de Meghan Markle, con su mudanza a Estados Unidos, su fundación, su cese de actividades para la familia real y hasta un aborto de su mujer, como la del duque de Cambridge, que se ha erigido junto a Kate Middleton como una opción admirada por sus compatriotas para ser el heredero de Isabel II, sobre todo por su actuación en la crisis por el coronavirus.

Por ello ya era menester que los hijos de Lady Di y Carlos de Inglaterra aparcasen sus diferencias, que provienen deun intento de Guillermo por retrasar la boda de los duques de Sussex y se fue acrecentando poco a poco con gestos que no gustaban a una u otra parte (como el cabreo de Harry en el Día del Armisticio) y ha acabado con la mediación de sus esposas en las últimas fiestas navideñas.

De hecho, tal y como una fuente ha revelado este miércoles al diario US Weekly, los miembros de la realeza británica ha conseguido limar asperezas y están dispuestos a enterrar el hacha de guerra, aunque hay un matiz importante: aún les queda un largo camino por recorrer.

"La discordia e incompatibilidad entre Guillermo y Harry fue muy real, muy fea e increíblemente intensa", ha asegurado el informante al medio. "Habían llegado a un punto muerto, había tanto barro debajo del puente [expresión que alude a problemas del pasado que no se trataron en su momento y que con el paso del tiempo se han engrandecido] que mucha gente llegó a pensar que su enemistad era ya irreparable", ha continuado.

No hay que olvidar que fue el propio príncipe Harry quien en 2019 admitió que él y su hermano mayor estaban "en caminos diferentes", algo que agravó el Sussexit y las formas en las que se llevó acabo. Pero la misma fuente incide en que lo importante es que ambos están por la labor de revertir esta situación.

"Es innegable [que 2020] ha sido una montaña rusa para todos los involucrados, especialmente para los hermanos, que han prometido no dejar que las cosas se les vayan de las manos en el futuro y han aprendido mucho de esta complicada experiencia", ha agregado.

La fuente, cercana a la familia real, ha explicado que dentro de esta existe "una enorme alegría" ante la noticia, en especial por parte de la abuela de ambos, la reina Isabel II, que además ya ha recibido la noticia de que tanto Guillermo como Harry "tienen ganas de pasar un tiempo juntos, en persona, en el momento en que sea por fin seguro viajar". Con toda probabilidad este encuentro se daría en Reino Unido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento