La vacuna llegará custodiada a 50 puntos de España desde el 27-D y se enviarán más a las regiones con más residencias

Una persona recibe la vacuna de Pfizer/BioNTech contra la COVID-19, en un hospital de San Juan (Puerto Rico).
Una persona recibe la vacuna de Pfizer/BioNTech.
THAIS LLORCA / EFE

El proceso hacia la vacunación entrará el lunes en su recta final con el estudio por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) de la vacuna de Pfizer, que previsiblemente será autorizada en la UE el 23 de diciembre. A partir de ahí, aún no está decidido qué día empezará la vacunación contra la Covid en España, pero será entre el 27 y el 29 de diciembre. Antes, el Gobierno central se compromete a llevar a los 50 puntos repartidos entre todas las comunidades las dosis que lleguen en la primera remesa.

Llegarán a todas el mismo día pero en la primera fase no se repartirán de forma proporcional entre las autonomías, porque no se tendrá en cuenta su población total, sino el número de personas mayores que viven en residencias y el de grandes dependientes. Cabría así pensar que recibirán más las comunidades más envejecidas, siempre que esta población viva en mayor medida en residencias, no es sus casas.

Mayores residentes y grandes dependientes son los dos grupos prioritarios para iniciar la vacunación –después, sus cuidadores y sanitarios en "primera línea" contra el virus– y a ellos se dirigirán las primeras vacunas que llegarán a España.

Lo harán entre medidas de seguridad y con un recorrido y un lugar de almacenamiento que Sanidad no revela. El transporte correrá a cargo de empresas especializadas, acompañadas por un dispositivo organizado por el Ministerio del Interior.

Llegarán a unos 50 puntos de distribución por todo el país y fuentes de Sanidad indicaron este jueves que aún tiene que acordarse con las comunidades la fecha exacta en la que se darán los primeros pinchazos. No tienen por qué empezar el mismo día, aunque todas han mostrado su intención de hacerlo así.

Ante los primeros pasos de la vacunación, hay de momento más interrogantes que certezas. Sanidad espera que para agosto se haya inmunizado al 60% de la población, aunque no puede descartar retrasos por el proceso de producción o por que la creación de las vacunas sufra interrupciones. Por ejemplo, Sanofi va a repetir sus ensayos de fase 2, lo que descarta sea autorizada en junio, como se preveía. Supone que España no contará en el tiempo previsto con unos 30 millones de dosis.

En lo más inmediato, Sanidad tampoco puede precisar cuántas dosis llegarán a España en la primera remesa, aunque espera que el flujo sea continuo a lo largo de los meses. Esto lleva a otro interrogante sobre el que todavía no ha hallado la conclusión. Al tratarse de una vacuna de doble dosis, Sanidad se debate entre inocular todas las que lleguen en distintas personas o solo la mitad para asegurar que 21 días después pueden completar la inmunización.

Lo que está claro es que las vacunas sólo se pondrán en "centros sanitarios o sociosanitarios", es decir, residencias. Esto plantea la cuestión, no resuelta, de qué pasará con los mayores que pasen la Navidad en casa de sus familias, si se empieza durante las fiestas. Sanidad dio este jueves también por seguro que la vacuna provocará reacciones adversas como las observadas en los ensayos clínicos y son comunes a las demás, como fiebre o dolor en el lugar del pinchazo. Si hay reacciones que no se hayan detectado hasta ahora, apuntaron que solo podrá saberse a medida que avance e proceso de vacunación

Mostrar comentarios

Códigos Descuento