Halima Aden se retira de la moda y de las pasarelas: "No me arriesgaría a comprometer mi hiyab nunca más"

Halima Aden desfilando en Florencia.
Halima Aden desfilando en Florencia.
GTRES

La supermodelo somalí-estadounidense fue la primera en desfilar con hiyab en Milán e Nueva York y posar en burkini para Sports Illustrated, con lo que se convirtió en un referente de la moda para las mujeres musulmanas.

Con solo 23 años, Halima Aden ha anunciado su retirada del mundo de la moda y de las pasarelas después de que la pandemia le haya permitido ver que en este tiempo ha habido momentos en los que la moda no ha respetado sus creencias religiosas: "Solo puedo culparme a mí misma por preocuparme por las oportunidades que por lo que realmente estaba en juego".

Así lo ha contado la mujer a través de sus stories de Instagram donde, además, ha culpado a la industria por no contratar a más estilistas musulmanas y, así, no dejar de lado su religión.

Además, ha explicado que las súplicas de su madre le han hecho "abrir los ojos": "Mi mamá me pidió que dejara de desfilar hace mucho tiempo. Ojalá no hubiera estado a la defensiva con ella. Gracias a la Covid y a la ruptura de la industria, finalmente me he dado cuenta de dónde me equivoqué en mi viaje con el hiyab".

La joven, que siente que ha traicionado a sus creencias, ha añadido: "Podrían llamarme mañana y ni siquiera por diez millones de dólares me arriesgaría a comprometer mi hiyab nunca mas". También ha expresado su descontento con algunas de las campañas en las que participó, como la promoción de 2017 para American Eagle: "¿Por qué les permití ponerme jeans cuando en ese momento solo había usado faldas y vestidos largos? Estaba tan desesperada en ese entonces por cualquier representación que perdí el contacto con quien era".

La modelo también ha recordado que en ese mismo año, durante una sesión de fotos para la revista Glamour, lució emocionada su hiyab, decorado con tela verde y plumas, y ahora se arrepiente: "Regresé a mi habitación del hotel y lloré después de esa sesión porque en el fondo sabía que no era así. Pero estaba demasiado asustada para hablar".

Halima Aden es hija de padres somalíes que huyeron de la guerra en su país. Nació en un campo de refugiados en Kenia y, cuando ella tenía siete años, la familia recibió asilo en Estados Unidos, donde acabaron instalándose en Minnesota. En 2016 se presentó al concurso de belleza Miss Minnesota, convirtiéndose en la primera mujer con hiyab y burkini que lo hacía.

A pesar de que no ganó, el certamen le sirvió para que Carine Roitfeld se fijara en ella y la incluyese en su primer editorial de moda, con Mario Sorrenti tras el objetivo. La musulmana también rompió esquemas al firmar con IMG, la poderosa agencia que representa a Gisele Bündchen, las hermanas Hadid o Karlie Kloss y negoció que no vestiría nada que revelase piel y, además, tendría su propio vestuario para cambiarse de ropa.

Durante su trayectoria, Halima se ha convertido en todo un referente para las nuevas generaciones de modelos. "Estoy orgullosa de ti por mantenerte fiel a tu integridad. Eres una verdadera luz y alegría desde que te conocí. Espero que nuestros caminos se crucen en otras capacidades para seguir subiendo y brillando", escribía Naomi Campbell en una de sus publicaciones de Instagram.

"No tuve a nadie antes que yo para allanar el camino, así que los errores son parte de la experiencia de aprendizaje. Lo hice, pero eso no es suficiente. Debemos tener estas conversaciones para cambiar el sistema de verdad", manifestaba la joven.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento