Cómo funciona el sorteo de la Lotería de Navidad: la pedrea, los dos bombos y otras curiosidades

Pruebas en los bombos antes del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad.
Pruebas en los bombos antes del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad.
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Como cada año, cada 22 de diciembre tiene lugar el Sorteo Extraordinario de Navidad, una tradición ya muy consolidada y arraigada en España durante estas fechas, donde los participantes tratan de llevarse el famoso Premio Gordo de Navidad.

Aunque el sorteo es seguido en directo año tras año y siempre es igual, hay muchas partes del proceso que pasan desapercibidas o son más desconocidas para el público como, por ejemplo, las cuatro fases en las que se divide el sorteo, tal y como indican desde la web corporativa de Loterías y Apuestas del Estado.

La primera fases comienza un día antes de la celebración, el 21 de diciembre, fecha en la que también se pueden comprar los últimos décimos de Navidad, hasta las 23:45 horas. Esta fase se denomina recuento de bolas y se realiza públicamente, examinando y contando todas las bolas con los números y con los premios que se utilizan en el sorteo. 

Después, se desaloja toda la sala y se aseguran los cerrojos interiores de todos los accesos, quedando las llaves en manos de tres diferentes claveros, cada uno con una llave diferente.

La segunda fase es la celebración del sorteo. El salón del Teatro Real abre sus puertas a las 08:00 horas, donde puede acudir el público que desee ver en vivo y en directo el sorteo. A las 08:30 horas se constituye la mesa que preside y autoriza el Sorteo. 

Las bolas pueden ser comprobadas por los asistentes que lo soliciten, previa autorización del Presidente. Después, son transportadas mecánicamente en la tolva, el recipiente se introducen previamente, hasta el bombo. En el sorteo hay dos bombos, uno más grande donde están todos los número y otro más pequeño donde se introducen las bolas. Los bombos se cierran y a la señal del Presidente se voltean simultáneamente.

Así, da comienzo el sorteo, con los niños de San Ildefonso que cantan los números y premios mientras insertan las bolas en los alambres de la tabla. El sorteo finaliza cuando no hay ninguna bola en el bombo de los premios. 

Una tercera fase tiene que ver con la lista de los premios. Un equipo anónimo de más de cuarenta personas hace posible la obtención de la lista de premios del sorteo y de las poblaciones agraciadas mediante un proceso informático controlado en todos sus extremos. Así, 45 minutos después de terminar el sorteo se envía el fichero de números y premios a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que se encarga de imprimir la lista oficial, la cual se distribuye a las Administraciones y a los medios de comunicación. 

Finalmente tiene lugar la cuarta fase, donde las tablas de los números premiados son expuestas durante siete días al público. Después se abren, se cuentan y se examinan las bolas de nuevo y se dejan listas para otro sorteo.

Entre los premios más importantes está el Gordo, con el que se reparten 4 millones de euros. También el segundo y tercer premio, así como los dos cuartos premios y los ocho quintos premios. También es importante la pedrea que, aunque se define como el menor de los premios, es el más cuantioso, ya que se reparten 1.794 premios de 1.000 euros, lo que supone 100 euros por cada décimo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento