ETA ha respondido a la anulación de las listas de Askatasuna y D3M con la colocación de una furgoneta bomba en el Campo de las Naciones de Madrid.

A las 9 de la mañana, aproximadamente una hora y media después de que se recibiera un aviso de su colocación en Cruz Roja, hacía explosión una furgoneta bomba, a la altura del número 42 de la calle de la Ribera del Loira, frente a la sede de la constructora Ferrovial Agromán, junto a la puerta por la que entran los trabajadores que vienen del metro.

La furgoneta ha explosionado frente a la sede de la constructora Ferrovial

En la zona, en la que hay numerosas oficinas que han tenido que ser desalojadas tras recibir Cruz Roja, Bomberos y Samur el aviso de bomba.

Ferrovial es adjudicataria de un tramo de las obras de la 'Y vasca', en concreto, un tramo que unirá las localidades de Legutiano y Escoriatza. La alta velocidad vasca está en el punto de mira de ETA. En diciembre, los terroristas asesinaron en Azpeitia al constructor Ignacio Uría.

En el centro de Coordinación de Cruz Roja se recibió una llamada anónima a las 07.37 horas anunciando la colocación de un coche bomba en la calle Ribera del Loira, en el Campo de las Naciones. Cruz Roja dio aviso a la Policía Nacional y envió una ambulancia, que llegó al lugar junto a otra del SUMMA.

Poco después, sobre las 8 de la mañana, todos los trabajadores de los edificios de la zona eran desalojados, aunque no se les informó del aviso de bomba.

"Sobre las ocho ha entrado la Policía en el edificio gritándonos, correr, correr", así contaba a 20minutos un trabajador de Ferrovial cómo había sido el desalojo. Con tranquilidad, pero con rapidez, los trabajadores abandonaron sus puestos, dejando todas sus pertenencias dentro. En el edificio de Ferrovial trabajan unas 400 personas.

A las ocho entró la Policía gritándonos, correr, correr

"Estamos esperando cerca, en la calle, para ver si podemos regresar a nuestros puestos de trabajo", comentaba un trabajador de Endesa, compañía que se encuentra en el número 60 de la misma calle Ribera de Loira.

La Policía había acordonado toda la zona y los accesos al Campo de las Naciones e IFEMA, en las proximidades de la M-40, lo que ha ocasionado grandes atascos en la zona este de la ciudad. Varios helicópteros policiales sobrevuelan la zona, mientras los bomberos sacan los escombros del edificio de Ferrovial.

Técnicos del cuerpo de bomberos se encuentran valorando si la estructura del edificio de 10 plantas ha resultado dañada por la explosión. Como consecuencia de la onda expansiva, más de 50 vehículos han resultado dañados, según informa el servicio de emergencias 112.

Una furgoneta robada anoche

Según ha confirmado la Policía, la furgoneta utilizada para el atentado fue robada la pasada noche en la localidad madrileña de Valdemorillo. El vehículo, una furgoneta Peugeot Partner, fue localizado por los agentes a las 8:13 horas estacionado debajo de un puente por donde pasa el tráfico ferroviario.

La explosión ha causado un cráter en el suelo de tres metros de diámetro

La explosión ha causado un cráter en el suelo de tres metros de diámetro por un metro de profundidad.

A pesar de estos destrozos, fuentes de la investigación han explicado que la carga explosiva ha explotado sólo parcialmente, ya que una parte de la misma se ha quemado y no ha incrementado el efecto devastador esperado por los terroristas.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, han visitado la zona. En declaraciones a la prensa, Rubalcaba hacía la conexión del atentado con la prohibición de listas radicales en las próximas elecciones vascas.

Segundo atentado de ETA en la zona

Campo de las Naciones ya ha sufrido el zarpazo de ETA. Tal día como hoy, 9 de febrero, pero de 2005 un coche bomba de ETA explotó sólo unas horas antes de que el Rey Juan Carlos acudiera a inaugurar la feria ARCO.